La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados


lunes, 27 de septiembre de 2010

Edmundo Escomel Hervé

El Dr. Edmundo Escomel Hervé, hijo ilustre de la tierra arequipeña nació un 31 de julio de 1880, no habiendo publicaciones que detallen su educación escolar.

El Dr. Escomel cursó sus estudios superiores en la Universidad de San Agustín y se graduó en el año 1902, de médico, en la Escuela de Medicina de San Fernando, su tema de tesis fue “El Verrucoma de la Enfermedad de Carrión”. Realizó estudios en Francia, y de regreso al país realizó una fecunda labor científica, principalmente en su tierra natal, Arequipa, no solamente como médico sino como observador minucioso de la flora, fauna y ambiente natural, así como de los agentes productores de diversas enfermedades prevalentes en el país, observaciones que han dado lugar a múltiples publicaciones en libros, revistas naciones y extranjeras , reflejando la rigurosidad científica y la importancia para la salud y el avance en el conocimiento del país y de Arequipa en especial.

Su actividad como médico y educador fue sumamente fructífera destacando sus actividades como médico de los Asilos de San Juan de Dios (1913) y Víctor Lira de Arequipa (1923), En 1928 asume el cargo de Rector de la Universidad de San Agustín de Arequipa. Desde 1934, es profesor de Bacteriología y Parasitología del Instituto de Farmacia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima y luego en 1936 , designado Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima. El Dr. Edmundo Escomel fallece el año de 1959.

Una de las principales instituciones extranjeras a la que perteneció fue la Société de Pathologie Exotique desde el año 1909, siendo en el órgano de publicación de dicha sociedad, el Bulletin de la Société de Pathologie Exotique que publicara muchas de sus investigaciones, estudios y observaciones.

En el Hospital Goyeneche contribuyó con su experiencia en la atención de pacientes, aunando esfuerzos con los médicos Dr. Jacobo Hunter, Ladislao Corrales entre otros. En Lima, contribuyó al desarrollo de las actividades de la Clínica Maison de Santé.

La importancia de las contribuciones del Dr. Edmundo Escomel a la ciencia y medicina peruanas va cobrando mayor valor, ya que muchos de sus estudios pioneros en los diversos campos que exploró sirven de guía para el mejor conocimiento de nuestra realidad, por ello es necesario hacer un breve y aún incompleto relato de las principales contribuciones del Dr. Escomel a la medicina y ciencia del Perú.

En el año 1909, el Dr. Carlos Chagas da a conocer al mundo científico una nueva enfermedad, la trypanosomiosis americana, producida por un hemoflagelado, el Trypanosoma cruzi y transmitida por un insecto hematófago conocido como ¨barbeiro¨. En 1917, el Dr. Escomel reporta la presencia de la ¨chirimacha¨, insecto hematófago, de la misma subfamilia del ¨barbeiro¨ (Triatominae) en los valles del departamento de Arequipa, y en 1919, la presencia de Trypanosoma en el frotís sanguíneo de un paciente procedente de Tahuamanú del departamento de Madre de Dios que se considera el primer caso diagnosticado en el país y cuyo dibujo forma parte de la publicación. Este dibujo, es examinado porYorke, parasitólogo inglés, quien considera que no corresponde al T. cruzi y que es similar o igual al descrito en el año 1920 por Tejeda, en VenezuelacomoT.rangeliyqueporprecedenciaenelhallazgo y descripción debe llamarse T. escomeli y no T. rangeli. Posteriormente, el Dr. Alberto Cornejo-Donayre reporta la presencia de un vector y su infección por T. cruzi en la zona de Tahuamanú.

Es el mismo Escomel quien reporta el primer caso de fasciolosis humana en el Perú, interesándose ampliamente por esta patología. Sin embargo su interés científico también se expande a otros procesos mórbidos como la enfermedad de Carrión, publicando en francés durante su estadía en París una artículo sobre La anatomía patológica del verrucoma de Carrión en los Anales de Dermatosifilografía de París en 1902.

Durante inicios del siglo XX el Dr. Escomel realiza importantes estudios clínicos y experimentales de los venenos de Glyptocranium gasteracantoides en 1918 y Latrodectus mactans (viuda negra) en 1919 especies de arácnidos presentes en zonas agrícolas de Arequipa. En 1936 estudia la mordedura de una escolopendra.

En 1920 también estudia y contribuye a señalar el rol terapéutico de las trepanaciones realizadas en el antiguo Perú, rescatando el valor ancestral de esta práctica en la medicina del antiguo Perú como lo habían señalado otros varios investigadores como Daniel Laboreira en 1901, Adolf Bandelier en 1904, Julio C. Tello en 1912.

Edmundo Escomel y la leishmaniosis

Es conocida, en nuestro país, la presencia de la leishmaniosis tegumentaria, este conocimiento data desde la época preincaica, demostrada por los huacos antropomorfos que reprodujeron las lesiones de ¨ uta ¨ y ¨espundia¨, las formas cutáneas y cutáneo-mucosas respectivamente. En 1911, el Dr. Escomel estudia las lesiones, principalmente de la espundia con sus lesiones mucosas y describe lo que se conoce como la cruz de Escomel o sea una lesión de la mucosa palatina que presenta esa similitud morfológica y considerada como un signo patognomónico de la enfermedad.

El estudio de estas lesiones destructivas de mucosas le llevó a estudiar los problemas de las micosis profundas, siendo importante sus observaciones sobre la paracoccidiodes micosis y la sífilis.

Contribuyó en señalar que la sífilis no tenía un origen en los camélidos como era una hipótesis muy difundida por aquellos tiempos sino por la presencia del Treponema pallidum.

Edmundo Escomel fue un productivo y prolijo escritor de sus observaciones y estudios en las ciencias medicas, entre las diversas y mas importantes publicaciones figuran:

* París (1911). Espundia. Bull Soc Pathol Exot., 4: 489-92.
* Argentina (1914). La blastomicosis humana en el Perú y Bolivia Arequipa: [s.n.], 1917.Leishmaniosis [Enfermedad endémica]. Buenos Aires: Imprenta Flaiban&Camilloni
* Perú (1917). Insectos hemípteros, heterópteros, hematófagos en nuestros valles del sur del Perú. La Reforma Méd. 38:121-122.
* París (1919). La tripanosomiase humaine existe dans les forets orientales du Perou. Bull. Soc. Pathol. Exot, 12:723-726.
* París (1918). Le Glyptocranium gastera-cantoides, araigneé venimeuse du Peru. Etude clinique et experimentale de l’action du venin. Bull Soc. Pathol Exot, 11: 136-150.
* París (1919). Le Latrodecuts mactans ou Lucacha, du Perou. Etude clinique et experimentale de la action du venin Bull. Soc. Path. Exot. 12: 702-720.
* Lima (1919). La uta y la espundia. Actas y trabajos del VCongreso de Medicina Latinoamericana, tomoV: 256- 260.
* Lima (1920). La uta y la espundia en la alfarería del Perú prehistórico. Ciencia y Arte de la prehistoria peruana,An Fac Med, no 2 : 185-204.
* Lima (1922). La leishmaniosis y blatomicosis en América.
* París (1923). A propos de deux cas de Sporotrichose pharingae observads. Arequipa (Perou).
* Perú (1929). Escomel E. El Triatoma infestans en algunos valles del Perú (Chirimachas). En: Obras científicas del Dr. Edmundo Escomel.Tomo I. Talleres gráficos Torres Aguirre - Lima. p. 775-80.
* Arequipa (1929). La Mastophora gasteracanthoides o araña podadora y el Latrodectus mactans o lucacha en el Perú: su venenosidad clínica y experimental: Rev Univer, n°especial: 1: 6-23.
* Perú (1935). Localización geográfica de la enfermedad de Carrión. La Crónica Méd; Dic.Año 52 (870): 486. París (1936). Envenimation neuro-myopatique par la morsure d’une Scolopendre. Bull Soc. Path. 39: (3).

El Dr. Edmundo Escomel tampoco fue ajeno al estudio de la flora y la fauna, asi, junto a Carlos Ochoa, Arnaldo López Miranda, Abundio Sagástegui, Oscar Tovar, entre otros, contribuyó al desarrollo de la botánica sistemática. Sus principales observaciones se encuentran en la publicación sobre flora y fauna que hizo el Ministerio de Fomento (1938). En el campo de la fauna describió la especie de Tenebrionidae (Coleóptera) Philorea escomeli. La importancia de Tyroglyphus farinae en la clínica médica, y la importancia de insectos del género Pseudomelve en el antiguo Perú, así en:

* Perú (1921). Demostración de los insectos del género Pseudomelve los emplearon en el antiguo Perú. An Fac de Med.TomoVII(21):79-94.170-175.
* París (1926). Un nouveau pseudo-meloide, insecte medicinal du Pérou. “vaquita”. Bull Soc Pathol Exot, 29 (3).
* Perú (1929). Fauna de Arequipa. Obras Científicas. Lima. Bol Soc Geogr de Lima, No. especial. Lima. 37- 38 (1-4):57-69.
* París (1935). Gastroenterocolitis producida por la ingestión del Tyroglyphus farinae. Bull Soc Pathol Exot, 28 (8).
* Perú (1935). Un nuevo pthyrius parásito de las pestañas del hombre. Cron Med, 52:335-339.
* 1939. La edificación urbana y la defensa contra los dípteros hematófagos en la época precolonial. En: XXVIICongreso Internacional deAmericanistas, tomo I:129-132.Lima. Las aguas termales y su rol con la salud

Son muy importantes los trabajos sobre las aguas termales deYura y Jesús, así como de los manantiales de los ríos de Arequipa, contribuyendo al desarrollo de los balnearios termales en el país. Estudió las características químicas, biológicas de dichas aguas, así como las recomendaciones para afecciones consideradas en esa época.

* Perú (1921). Las termas de Yura. Lima : La Opinión Nacional.
* Perú (1918). Escomel E,Velásquez M.A. y Maldonado A. 1918. Existencia de boratos en las aguas de los manantiales de los ríos de los alrededores de la ciudad de Arequipa.An Fac Med. Tomo II (2): 165-172.
* Perú (1935).Algunos balnearios medicinales del Perú. Lima Concejo Municipal de Lima. 204 páginas

Pinturas rupestres

El hallazgo de pinturas rupestres en el Arequipa (Majes), llevó al Dr. Escomel en 1932 a plantear la posibilidad de que se tratara de escritura hecha con el propósito de cálculos aritméticos

Argentina (1932). Tejas peruanas precolombinas destinadas a fines aritméticos. Actas del XXV Congreso Internacional de Americanistas, pp. 45-50. La Plata.

Finalmente entre otras muchas contribuciones del Dr. Edmundo Escomel figuran aquellas realizadas en el campo de la endocrinología con el estudio y descripción detallada en la Presse Medicale 1939 del caso de pubertad precoz, conocido en el mundo como el ¨caso Lina Medina” la madre más joven de la historia de la medicina .