La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

José Manuel de Goyeneche y Gamio

(Arequipa, 28 de mayo de 1831 - Madrid, 8 de febrero de 1893). Conde de Guaqui, Duque de Villahermosa, Grande de España. Político español.

 José Manuel de Goyeneche nació en la ciudad de Arequipa (antiguo Virreinato del Perú) y fue bautizado el mismo día en la Iglesia Catedral de dicha ciudad peruana por su tío José Sebastián de Goyeneche, Obispo de Arequipa, Arzobispo de Lima y primado del Perú.

 Pasó su infancia en su ciudad natal, y al término de sus estudios primarios fue enviado por sus padres, junto con su hermano Juan Mariano, a proseguir sus estudios en la península.

 El Conde de Guaqui fue Senador del Reino por derecho propio en 1887, formando en las filas conservadoras, y se distinguió mucho por la convicción y el entusiasmo con que defendió en repetidas ocasiones los intereses católicos. Asimismo fue Consejero del Consejo de Agricultura, Industria y Comercio.

 En 1858 fue nombrado Gentihombre de Cámara con Ejercicio.

 Fundó la Asociación Protectora de Artesanos Pobres y fue cofundador del diario católico "El Universo".

 Fue Caballero Profeso de la Orden Militar de Santiago, Caballero de Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta, Caballero de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza y Gran Cruz de la Real Orden de Carlos III y de la Pontificia de San Gregorio Magno.

 Casó en Zarauz (Guipúzcoa) en 1862 con María del Carmen Azlor de Aragón e Idiáquez, Duquesa de Villahermosa y de Luna, Dama de las Reinas Isabel II, María de las Mercedes y María Cristina.

 Junto con sus hermanos aportó los fondos necesarios para la restauración del Castillo de Javier (Navarra), propiedad de su mujer, y la edificación de la Basílica adosada al mismo.

 Los condes de Guaqui fueron muy conocidos mecenas de la cultura y las artes a través de la Fundación Villahermosa-Guaqui y los protectores más conocidos del gran escritor José Zorrilla.

 José Manuel falleció en su Palacio de Villahermosa (Madrid) en 1893 y fue enterrado primeramente en el panteón familiar de Pedrola (Zaragoza) y posteriormente trasladado a la cripta del Castillo de Javier (Navarra).