La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Luis Alejandro ("Alex") Olmedo




Olmedo fue un jugador de tenis peruano y posteriormente nacionalizado estadounidense. Fue número uno de Estados Unidos y segundo del mundo en 1959. Hasta la fecha 2010 es el único sur Americano que ha logrado ganar el torneo más prestigioso del tenis, Wimbledon. Es considerado el tenista mas exitoso de su país.

Nació en Arequipa el 24 de marzo de 1936. Tiene 74 años. Su padre era entrenador del Club Internacional de Arequipa en Perú por lo que Olmedo estuvo en contacto con este deporte desde muy pequeño. Empezó ayudando a recoger las bolas y pronto aprendió los secretos del juego.

Su gran dedicación y el gran talento que mostró en los partidos fue observado por la Universidad de Southern, California, que le otorgó una beca para estudiar finanzas y administración de negocios. Olmedo arribó a los Estados Unidos en 1954. A la par de sus estudios siguió jugando tenis, representando a su Universidad en los campeonatos nacionales interuniversitarios (NCAA). Es así que ganó los títulos de individuales y dobles de la NCAA en 1956 y en 1958 (no participó el año 1957). En 1958 ganó el torneo Indoor de los Estados Unidos al batir en una apasionante y maratoniana final a Dick Savitt por 7-9; 6-3; 6-4; 5-7 y 12-10.

El juego de Olmedo se basaba en un potente saque y una gran variedad de golpes y variantes que lo hacían un jugador muy agresivo y certero. Sus compañeros universitarios comenzaron a llamarlo "The Chief" (el Jefe) por su indiscutido liderazgo en los equipos que formaba.

1958 fue también su debut en un torneo de Grand Slam. Éste debut tuvo lugar en el US National Doubles en el que participó haciendo pareja con Ham Richardson, con el que finalmente consiguió llevarse el torneo. De igual forma hizo pareja con la tenista brasileña Maria Bueno con la que consiguió llegar a la final de los dobles mixtos en el que cayeron ajustadamente contra la pareja de Margaret Osborne y Neale Fraser.

 La Copa Davis de 1958

Durante los distintos campeonatos, Olmedo fue observado por Perry Jones que era el capitán del Equipo estadounidense de Copa Davis.

En esos años el predominio en la Copa Davis lo tenía Australia y el reto de Jones era terminar con ese reinado. Contaba con un jugador de buenos recursos técnicos como Barry McKay, pero hacía falta un jugador de individuales de calidad que pudiera afianzar las posibilidades de victoria, pero en esos momentos ese jugador parecía no existir. Así era casi imposible vencer a Australia que contaba con excelentes jugadores como Malcolm Anderson, Neale Fraser, Ashley Cooper, Rod Laver, Roy Emerson, entre otros.

El gran juego mostrado por Olmedo entusiasmó tanto a Jones, que llegó a proponerlo al Comité de Copa Davis de su país para que formara parte del equipo estadounidense. No fue tarea fácil convencer al Comité pues el aceptar a Olmedo en el equipo significaba el reconocer que a pesar de los miles jugadores estadounidenses no había alguno capaz de vencer a los australianos.

Finalmente el Comité dio el visto bueno. Para permitir la participación de Olmedo se alegó que éste era residente en los Estados Unidos y que Perú no presentaba equipo propio ese año.

En el partido inicial Olmedo venció con facilidad a Malcolm Anderson, mostrando un juego muy vistoso. De ésta forma puso la cuenta 1-0 a favor de Estados Unidos. En el segundo encuentro de individuales Barry Mckay no pudo superar a Ashley Cooper, que emparejó la serie.

El marcador era de 1-1 y estaba claro que el partido de dobles podía ser decisivo. El encuentro de dobles se jugó al día siguiente y fue un partido para la historia. La dupla estadounidense formada por Alex Olmedo y Ham Richardson batió a la australiana que estaba conformada por Mal Anderson y Neale Fraser, por un marcador de 10-12, 3-6, 16-14, 6-3, 7-5. Fueron necesarios 82 juegos para vencer a los australianos y ese partido es hasta ahora el más largo que se registra en la historia de la Copa Davis.

En el encuentro decisivo Alex Olmedo derrotó a Ashley Cooper con un juego devastador imponiéndose con un 6-3, 6-4 y 8-6. Estados Unidos había roto el predominio australiano.

El Perú vibró con ésta victoria y el presidente Manuel Prado Ugarteche le concedió a Alex Olmedo los “Laureles del Deporte” la más alta condecoración para un deportista peruano. Olmedo recibió el premio durante su retorno a Perú y jugó un partido de exhibición en el Estadio Nacional de Lima que se vio abarrotado de espectadores.

 La Consolidación

1959 vio consagrarse a Alex Olmedo como uno de los mejores del Mundo. Su ciclo victorioso empezó en el Abierto de Australia, en el que debutaba en individuales. Consiguió llegar a la final del torneo australiano en el que le tocó enfrentar a Neale Fraser al que venció por 6-1, 6-2, 3-6 y 6-3. Así obtuvo de gran manera su primer torneo de Grand Slam.

En el campeonato de Roland Garros Alex Olmedo fue una sorpresa. Como jugador formado en los Estados Unidos, no estaba acostumbrado a jugar en canchas de arcilla. Pese a todo se las arregló para avanzar en el torneo y llegar a la semifinal en donde le tocó enfrentar al tenista italiano Nicola Pietrangeli. El partido fue durísimo y al final la victoria favoreció al europeo que a la postre sería campeón del Roland Garros. Pese a todo, Olmedo desarrolló un buen juego. Pero aún le faltaba demostrar su predominio en el planeta.

Su predominio en el tenis mundial quedó confirmado al ganar el segundo Grand Slam de su carrera, ésta vez en Wimbledon. En la mítica Catedral del Tenis Alex Olmedo aplastó a Rod Laver por un marcador de 6-4, 6-3 y 6-1 en solo 71 minutos de juego. El Court Real presenció así una de las victorias más arrolladoras en la historia del torneo. Alex Olmedo se mantiene hasta julio de 2010 como el único latinoamericano en haber ganado en la hierba londinense.

En el Abierto de los Estados Unidos consiguió llegar a la final en la que fue vencido por su ya clásico rival Neale Fraser. En ese mismo torneo fue finalista en dobles haciendo pareja con Earl Buchholz Jr. Fue considerado el tenista amateur Nº1 del mundo para el año 1959.

En el año 1960 Alex Olmedo se volvió profesional por lo que dejó de jugar los torneos del Grand Slam. Aun así siguió deleitando al público jugando otros torneos de profesionales y en presentaciones "one nigth-stand".

Como reconocimiento a su gran paso por las canchas. Alex Olmedo fue elevado al Salón Internacional de la Fama del tenis en 1987.

Si bien el triunfo de la Copa Davis le perteneció a Estados Unidos, el resto de títulos ganados por Olmedo fueron representando a la patria que lo vio nacer. Es por eso que luego de su retiro consideró la posibilidad de radicar definitivamente en el Perú. En la actualidad se le puede ver cada cierto tiempo dando el play de honor en los distintos torneos locales realizados en Lima u otras ciudades peruanas.