La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Mario Cavagnaro Llerena



El 16 de febrero de 1926, nació en la ciudad de Arequipa el gran compositor peruano Don Mario Cavagnaro. Entre las composiciones de Don Mario Cavagnaro, destacan: "Historia de mi Vida", "Afane otro estofao", "Barranco en el ayer", "Barrio mío, barrio añejo", "Cántame ese vals, patita", "Canto a Trujillo", "Carretas, aquí es el tono", "Cuando un criollo se muere", "Cutato ¿Por qué te baten?", "Debemos separarnos", "Destino sin amor", "Dos extraños", "El Regreso", "El Rosario de mi Madre", "Gracias por haberte conocido", "Hoy te quiero más", "La noche de tu ausencia", "Lima de novia", "Lima de octubre", "Los días que me quedan", "Mala mujer", "Todos los peruanos somos el Perú", "Yo la quería, patita", "Osito de felpa" y muchos más.


Un Gran Señor y Caballero fue Don Mario Cavagnaro quien debido a su enorme cultura y su facilidad de palabra se convirtió en creador y conductor de programas de radio y TV, además de maestro de ceremonias. Don Mario Cavagnaro no componía música criolla en sus inicios ya que él se dedicaba a componer boleros. En el bolero, género que le trajo muchos gratos momentos, debemos citar "Osito de Felpa", un bolero que ha hecho y sigue haciendo latir más rápido el corazón a muchos, que dio la vuelta al mundo interpretado por el trío "Los Panchos". Como una demostración de la gran capacidad para componer que tenía él, años después, compuso también un twist, "La Primera Piedra", que fue un "hit" en la voz de Pepe Miranda.

Los valses criollos estaban de moda en Lima y Don Mario Cavagnaro no los componía. Sus amigos lo fastidiaban y le empezaron a decir que él no era capaz de poder componer valses ni música criolla. Fue así que Don Mario, tomándolo como un reto, compuso "Historia de mi Vida" y desde allí nadie pudo pararlo en su gran ascendencia y riqueza con que llenó el pentagrama criollo de nuestro Perú.
Gonzalo Toledo, en su artículo "Lima de Octubre" publicado el 23 de noviembre de 1993 en el diario El Comercio, relata que muchas de las composiciones de Mario Cavagnaro están inspiradas en el programa hit que tuvo Radio El Sol, "Dibujos Animados de la Radio". Los temas de Mario Cavagnaro trataban de los personajes tan singulares que tenían esta serie como el oso, el lobo feroz, la cucarachita Martina y otros. Sin embargo, el vals "Lima de Octubre", dice Gonzalo Toledo, no está incluido en esa secuencia. Aquel hermoso y alegre vals de Mario Cavagnaro, que el conjunto "Fiesta Criolla" hizo popular, fue inspirado en los recuerdos que tenía Mario Cavagnaro de sus años juveniles cuando vivía en una casa de altos de la céntrica calle de Velaochaga, desde cuyo balcón solía presenciar el procesional paso de las andas del Señor de los Milagros.

Don Mario Cavagnaro falleció el 29 de setiembre de 1998 a consecuencia de un paro cardíaco. Sufría de arritmia cardíaca y de diabetes. Casualmente, antes de su muerte, había salido publicada en la Revista "Viviendo con Diabetes", la historia de "Osito de Felpa" contada por el propio Don Mario Cavagnaro: "De chico tuve un osito de felpa que, para mí, era el hermano que nunca tuve. En mi adolescencia y en mi juventud también lo conservaba, nunca a nadie le conté la relación que tenía con mi osito. Un día, llegué de la universidad y no vi al osito sentado en un sillón de la sala, lo busqué y no lo encontré. Pregunté y me dijeron que habían pasado unas señoras pidiendo juguetes para los niños pobres y sin saber su importancia lo regalaron. Cuando me lo contaron se me cayó el alma".

El movimiento "Avanzada Criolla", que ha reunido a Ronny Zuzunaga, Claudia Aguirre, Marco Romero y muchas otras figuras más, fue una de las últimas obras que nos dejó Don Mario Cavagnaro.
Don Mario Cavagnaro triunfó incorporando la replana a sus composiciones. Recurrió mucho al uso de metáforas a través de frases cargadas de picardía e ingenio. Su viuda, la Sra. Belsa Badaracco de Cavagnaro, publicó, en el 2002, un libro en homenaje a tan magnífico compositor, "Historia de mi Vida".