La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Mariano Alejo Álvarez


Mariano Alejo Álvarez Vera (n. Arequipa17 de julio de 1781 - m. Lima15 de febrero de1855), fue un abogadomagistrado y político peruano. Precursor ideológico de laIndependencia del Perú, escribió un Discurso sobre la preferencia que deben tener los americanos en los empleos de América, que debió leer en el Colegio de Abogados de Lima en 1811, pero que ante la prohibición del acto se publicó posteriormente, en 1820. Dicho discurso es un alegato vibrante y erudito donde reclama la preferencia para los americanos o criollos en el reempeño de los puestos públicos. Proclamada la independencia e instalada la República, sirvió a su patria en diversos cargos públicos. Fue presidente de la Cámara de Diputados en 1827; ministro de Relaciones Exteriores en 1829; vocal y presidente de la Corte Suprema de Justicia en dos períodos: 1834-35 y 1845-47.

Hijo de Blas Álvarez y María Ignacia Vera. A temprana edad se trasladó a Chuquisaca, donde ingresó al Real Colegio de San Juan Bautista; optó allí el grado de doctor en Teología (1 de diciembre de 1800). Luego de optar en la Universidad de Chuquisaca el grado de bachiller en Derecho Civil y Canónico, se recibió como abogado ante la Real Audiencia de aquella ciudad(9 de julio de 1806).
Se consagró de inmediato al ejercicio profesional y, adherido desde entonces a las tendencias liberales, se vinculó a los promotores del movimiento patriótico que se produjo en Chuquisaca el 25 de mayo de 1809, pero la adversa suerte de aquella intentona lo obligó a buscar seguridad en Lima, donde la Real Audiencia acordó su recepción como abogado. Para incorporarse al respectivo colegio preparó un alegato en favor de la preferencia a que tenían derecho los americanos en el otorgamiento de los empleos públicos, pero el decano, Manuel Herrera y Sentmanat, acatando sin duda alguna orden superior, impidió la lectura del alegato y dispuso que fuera archivado (1811). No obstante, dicho documento circuló clandestinamente y su autor se convirtió así en un precursor ideológico de la Independencia. Fue publicado en 1820.
Establecido el gobierno protectoral de don José de San Martín (1821), fue nombrado fiscal de la Alta Cámara de Justicia. Fue asociado a la Orden del Sol; incorporado a la Sociedad Patriótica para «discutir todas las cuestiones que tengan un influjo directo o indirecto sobre el bien público»; e incluido en la comisión que debía preparar un proyecto de Constitución (1822).
Al retirarse San Martín del país, le otorgó poder para que lo representara en el Perú y en cumplimiento de tal encargo años después gestionó ante el gobierno del general Ramón Castilla, el pago de las pensiones que por sus servicios se debían al Libertador. Luego pasó a ser vocal de la Corte Superior de Lima (1825) y ejerció como auditor de guerra. Mereció lamedalla cívica con el busto del Libertador (10 de octubre de 1825).
Elegido diputado por Lima al frustrado Congreso de 1826), se opuso a la presidencia vitalicia de Bolívar. Alejado del país, con la investidura de ministro plenipotenciario en Chile (agosto de 1826 a abril de 1827), a su regreso fue nuevamente elegido diputado por Lima, esta vez ante el Congreso Constituyente de 1827 y mereció ser exaltado a la presidencia de su cámara (1828).
Nombrado ministro de Relaciones Exteriores (7 de junio a 15 de octubre de 1829) durante la administración provisoria del general Antonio Gutiérrez de la Fuente, llevó a cabo el arreglo del conflicto con la Gran Colombia y obtuvo la aprobación legislativa de aquel arreglo. Nombrado ministro plenipotenciario en Bolivia, llegó a La Paz el 10 de febrero de 1830 y dio por terminada su misión el 19 de septiembre de ese año debido a las tensiones motivadas por la interferencia santacrucista en el sur.
Promovido luego a una vocalía de la Corte Suprema de Justicia (1831), ejerció la presidencia de aquel tribunal en dos períodos: 1834-35 y 1845-47. Obtuvo su jubilación en 1852, con una pensión de 4,800 pesos al año y falleció tres años después.
Obra escrita
  • Discurso sobre la preferencia que deben tener los americanos en los empleos de América (Lima, 1820). Se apoya en textos de la Biblia, del Derecho romano, de los clásicos; cita a Solórzano, al Derecho canónico. Subraya que los americanos tienen un derecho que viene de naturaleza y otro que se desprende de los servicios y de los méritos.

Bibliografía

  • Basadre, JorgeHistoria de la República del Perú. 1822 - 1933, Octava Edición, corregida y aumentada. Tomos 1 y 2. Editada por el Diario "La República" de Lima y la Universidad "Ricardo Palma". Impreso en Santiago de Chile, 1998.
  • De la Puente Candamo, José AgustínHistoria General del Perú. Tomo VI. La Independencia. Lima, Editorial BRASA S.A., 1993.
  • Tauro del Pino, AlbertoEnciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 1. AAA-ANG. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-150-2
  • Vargas Ugarte, RubénHistoria General del Perú. Tomo VII. La República (1825-1833). Segunda Edición. Lima - Perú, Editorial Milla Batres, 1984.
  • Varios autores: Historia del Perú. Lima, Lexus Editores, 2000. ISBN 9972-625-35-4

Predecesor:
Manuel Lorenzo de Vidaurre
Pdte. Corte Suprema
Presidente de la Corte Suprema del Perú
1834 - 1835
Escudo nacional del Perú.svg
Sucesor:
Nicolás de Araníbar
Pdte. Corte Suprema
Predecesor:
Manuel Pérez de Tudela
Pdte. Corte Suprema
Presidente de la Corte Suprema del Perú
1845 - 1847
Escudo nacional del Perú.svg
Sucesor:
Matías León
Pdte. Corte Suprema