La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Samuel Pastor Caballero


Esta biografía la he extraído de la monografía de don José María Morante, quien a su vez la expuso en su ilustre trabajo de manera peculiar, ya que este conversó con su hijo Don Jacinto Pastor Larrea quien dio datos nunca antes sabidos de su padre y también mostró el titulo de abogado con el cual contaba su padre, con lo cual queda demostrado que esta bien el hecho de llamarlo Dr. Lo cual fue desconocido por muchos paisanos nuestros, este titulo fue obtenido en la Universidad de San Agustín de Arequipa en 1850; el Dr. Samuel Pastor también tenía títulos de doctorado en filosofía, letras y jurisprudencia entre otros acontecimientos importantes de su vida que procedo a transcribir.El doctor Samuel Pastor nació en nuestro valle de Camaná, el 14 de enero de 1829, del matrimonio de Don Jacinto Pastor y de Doña Petronila Caballero siendo el único hijo y como tal el heredero universal de sus progenitores. 

Hombre de bien como todos los de su raza, el doctor fue continuador de la filantropía de sus mayores. Así su señora madre, Doña Petronila Caballero, en su testamento celebrado en 1846, deja un rosario de granates con perlas finas y cruz de oro para la virgen de la Asunta de la otra banda (hoy San José), que ignoro la suerte que haya corrido y su señor padre don Jacinto Pastor, fue un importante hombre que jugó un importante papel en las revoluciones de Castilla, que el historiador Jorge Basadre consigno su nombre en las paginas de la historia de la república. También esta íntimamente vinculado a la cuestión de los terrenos enfiteutas de La Deheza. Antes el cauce solo llegaba hasta el matadero y de ahí las aguas se habrían paso como podían hasta llegar al mar, lo que permitió durante las avenidas de las aguas que estas dejaron un limo que formaron con el tiempo un banco de buenos terrenos que en nada se parecen a los de la Boya y los de la Calderona que los limitan por oriente y poniente respectivamente.

Fue entonces que salió alcalde de Camaná Don Manuel Córdova, llamado cariñosamente “tata Córdova” quien propuso al gobierno la continuación del cause de “el Brazo” desde el matadero hasta el mar a condición de aprovechar los terrenos. El gobierno accedió pero limito el aprovechamiento de las nuevas tierras a solo por una vida y pagándose un pequeño canon a favor del hospital de la localidad que había sido creado por ley de 18 noviembre de 1839. Pasó el tiempo, se cumplió la vida de usufructo de los terrenos de la Deheza siendo alcalde Don Jacinto Pastor quien porque si y atribuyéndose facultades del ejecutivo prorroga la enfiteusis por tres vidas mas un 30 de abril de 1859.

Otros de sus relacionados, el Alférez Real de Camaná don Diego Pastor, legó tres hacienditas, entre ellas llamada hasta hoy del obispo o del Seminario, para que con su producto se sostuvieran dos becas en el seminario, de San Jerónimo de Arequipa a favor de dos hijos de Camaná. Otras donaciones a favor también del hospital de dicha ciudad, cuyos documentos nos demuestran el empeño de esta gente a favor de nuestro valle.

El Dr. Samuel Pastor Caballero fue el heredero de todas estas virtudes y de toda esa filantropía. En su semblante apacible se destaca su frente amplia sus pequeñas barbas a la española, su nariz aguileña y sus ojos negros de mirar profundo protegidos por pobladas cejas.

Por tradición oral todos sabemos en Camaná, que el Dr. Samuel Pastor fue el continuador de los empeños de su señor padre para trasladar la población a La Pampa, a cuyo efecto obsequió solares, madera y caña para que los habitantes del pueblo no tuvieran que alegar la falta de facilidades para el traslado. El por su parte sacó el agua a su costo para la nueva población y en lo que hoy es pampa desértica, florecieron, jardines y los naranjos dieron sus dorados frutos. Muchos hemos conocido ya en ruinas el hermoso templo que hacia construir, la pila de hierro que instalo en el centro de la gran plaza y que los vecinos de la Pampa hacen bien en defender, porque haciéndolo así respetan su pasado glorioso y hacen honor a la tradición que se conserva. Desgraciadamente , Pastor no coronó su gran obra filántropa de urbanismo y de abanderado de amor por su tierra. La mano criminal de un resentido anormal cegó su vida el 1º de noviembre de 1879; pero el también, de buena cepa española hirió mortalmente a su agresor. El pueblo indignado vengó la muerte de su benefactor cometiendo otro delito al linchar a Rodolfo Quimper.

 La muerte del doctor Pastor atrasó un siglo el progreso urbano y sanitario de Camaná y desvió su porvenir de ser población seca, ventilada y salubre en el distrito de La Pampa que hoy lleva su nombre ¿no creen que al colocar su retrato en esta galería se hace justicia al perennizar su memoria en pago de los esfuerzos de él y de los suyos por el bienestar de nuestra tierra? Este homenaje al Dr. Samuel Pastor Caballero tiene un carácter colectivo, porque es en honor de toda su progenie. 

Fuente: http://atimicamana.blogspot.pe/2009/09/homenaje-al-dr-samuel-pastor-caballero.html