La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Diego Masías y Llosa



Diego Masías y Llosa (*Arequipa, 12 de noviembre 1825 - † Lima, 10 de noviembre de 1889) fue un militar y caudillo civil arequipeño. Personaje importante en las revoluciones de Arequipa de mediados del siglo XIX.

Fue hijo de Don Pedro Domingo Masías y Doña María Anselma Llosa y Benavides, miembros de la alta aristocracia arequipeña. Durante su juventud fue enviado por sus padres a realizar estudios superiores en Europa sin embargo a su regreso demostraría un gran liderazgo como caudillo popular.
En 1851 comandó el levantamiento del pueblo arequipeño contra las autoridades echeniquistas de la ciudad, años más tarde se plegó a la revolución de Ramón Castilla con cuyo ejército entró a Lima en 1855. Al igual que sus hermanos tomo parte luego del levantamiento vivanquista en Arequipa el cual originó una sangrienta guerra civil que culminó en 1858 con la toma de la ciudad. En 1865 se une a la revolución que el general Mariano Ignacio Prado inicia en Arequipa y que culmina con la declaratoria de guerra a España. El ya coronel Diego Masías y Llosa combate en el Callao el 2 de mayo de 1866 frente a la escuadra española.
Fue también diputado a congreso y prefecto de Lima y Arequipa. En 1879, no obstante encontrarse afectado por un avanzado reumatismo, solicita su reincorporación a las filas del ejército con motivo de la guerra con Chile. Asiste a las batallas de San Juan y Miraflores durante la defensa de Lima, sufriendo tras la ocupación la imposición de cupos por parte del ejército invasor.
Falleció en Lima a la edad de 64 años, fue enterrado en el mauselo de su yerno, el general Remigio Morales Bermúdez quien años más tarde llegaría a ser Presidente del Perú.
Bibliografía
  • Gustavo Bacacorzo, "Los Masías de Arequipa", págs. 35, 36 y 37

Lucas Poblete


Nació en Arequipa (año...) y murió el 11 de noviembre de 1876. Se casó con Buenaventura Zegarra quien murió en 1875. Viudo se casó con Manuela Atencio. Realizó los trabajos de construcción de la Catedral en Arequipa tras su incendio de 01 de diciembre de 1844. De acuerdo con la información existente, Poblete botó dos bóvedas que se calcinaron y alargó la Catedral en sus extremos para ubicar en ellos el altar mayor y el coro. Al morir tenía como propiedades dos casas en las calles, El Perú y San Camilo, además de unas canteras de sillar. (Dante Zegarra, Diccionario biográfico de Arequipa).

-Don Lucas Poblete y el maestro Alarife don Manuel Torres quedaron encargados de ejecutar la obra de reparación del Puente Viejo (1836), al que se daría mayor extensión y mejor ornato, como lo dispuso la Junta de Hacienda que presidió el Prefecto General Alselmo Quiróz. (Eusebio Quiroz Paz Soldán. Historia General de Arequipa, pág. 449)

-La Casa Goyeneche empieza con un sólo piso, un patio y dos danzas de arcos, hasta 1840, cuando Lucas Poblete se encargó de reedificar la casona de los diversos cambios que había sufrido por acciones ambientales y sísmicas, aquí le añade la segunda planta y una hermosa escalera caracol. Desde entonces la Casa Goyeneche goza de una fachada con juego de falsas pilastras dóricas y florones, pórtico, zaguán y también balcones de antepecho. (Fuente: http://www.mincetur.gob.pe/TURISMO/).

-El arquitecto que construyó este templo (la Catedral) Lucas Poblete, natural de Arequipa, era hombre de poca ilustración, de poca ciencia, de escasa cultura artística. No había visto, siquiera, en su vida, grandes monumentos, pero tenía, sin duda, un gran talento artístico. Era gran conocedor del sillar. Familiarizado con toda una vida de trabajo, con esta piedra, llegó a conocerla perfectamente, a calcular, instintivamente, su resistencia, su valor estético. (Jorge Polar, en su obra Arequipa).

-Un hombre sencillo, salido de las masas populares, sin mayores conocimientos que los inspirados por su propio talento, sin más maestro que su ingenio y sin más escuela que su vocación fervorosa, Lucas Poblete, el inmortal maestro Lucas, que mientras se mantenga el pie la colosal fábrica que realizó su ingenio, su nombre se repetirá todos los días. (Víctor N. Benavente. La Catedral a través de la Evolución Histórica de su pueblo, revista Mundial, cortesía de sus familiares).

-En los primeros días de junio de 1868 se colocaron "en el primer cuerpo de las torres de la Catedral", los dos medallones que alegóricamente representan al Perú y Arequipa y que, en aquella fecha, hacían doce años que "permanecían en el olvido". El autor de la iniciativa fue José H. Cornejo quien, días después, envió una carta al arquitecto don Lucas Poblete -nada menos que el constructor de la Catedral- quien tuvo a su cargo la colocación de los medallones referidos. Como en la misiva, Cornejo le pedía a Poblete, señalase cual era el costo de la colocación, para pagarle; el constructor de la Catedral le respondió con la siguiente carta.
                                                                              Junio 30 de 1868
Mi respetado Sr.
En su apreciable de esta fecha me exige u. le diga cuanto importa mi trabajo y el de los peones que se emplearon en la colocación de los medallones para mandarme su importe. Como sé, que para esa obra no hay fondo alguno señalado, y como ella  cede en beneficio del templo que construí como su arquitecto, me permitirá U., señor, que no acepte ninguna retribución pecuniaria, y que tenga parte en la realización de su idea; por consiguiente nada debe U., excepto lo que lleve el herrero por los pernos.

                                                                                     Soy su atte. S.S.
Lucas Poblete.

Se ve que Lucas Poblete, además de arquitecto, actuaba con desprendimiento al vil metal (...).   (Guillermo Carpio Muñoz, Texao 1, datos básicos tomados del diario La bolsa).
-En 1842 el obispo José Sebastián de Goyeneche concluye, a sus propias expensas, la Torre del Reloj (de la Catedral) que fue construida por Lucas Poblete. El 10 de diciembre de 1844 se produce un pavoroso incendio en la Catedral, las llamas calcinaron las bóvedas de crucería que construyo Espinoza. Las obras de reconstrucción estuvieron a cargo del obispo José Sebastián de Goyeneche y su hermano don Mariano de Goyeneche, encargando al arquitecto del estado peruano Lucas Poblete la refacción de este templo (...). En la refacción que realizó Lucas Poblete se diseña una nueva traza para la Catedral en la que se conservaron los muros y las pilastras interiores del antiguo templo, se eliminó el coro y la galería que corría a todo el interior de las naves. El estilo de la Catedral fue cambiado al Neoclásico con un aspecto exterior muy similar al que actualmente conocemos (...).
(...) El 13 de agosto de 1868 se produce uno de los terremotos más devastadores en Arequipa que destruyó el frontón, los arcos y las torres de la Catedral. Un año más tarde, en 1869 se consulta a Lucas Poblete para que se hiciese cargo de la reconstrucción de la Catedral, quien el 23 de noviembre de 1869 presenta un expediente para la reconstrucción de sus torres, arcos y frontón (...) (Arq. Álvaro Zúñiga Alfaro, Incendios y sismos convirtieron la iglesia de San Pedro en catedral. Revista La Ciudad, Enero 2008).

-En el mismo año del 68, Don Lucas Poblete, alcanzó contratar para el enlosado de las veredas de la Ciudad con aquella piedra granito que el industrioso Don Vicente Paredes Amado, descubrió para enlosar las veredas, por lo que el Gobierno del Coronel Don Mariano Ignacio Prado, le había asignado el premio de 2,200 soles; pero deseando el Gobierno del segundo Vice-Presidente encargado del Poder Ejecutivo, que la obra se acelerara y se concluyese en el menor tiempo posible, se ordenó que éste contrate otros tres empresarios en las mismas condiciones del contratista Poblete, a fin de acelerar el enlosado. (Monseñor Santiago Martínez, Reminiscencias Históricas de Arequipa, libro Prosistas e Historiadores 1958).

-La antigua Catedral de Arequipa, construida en la época de Carlos V, se quemó en 1844. Lucas Poblete, alarife de Arequipa,  la reedificó,  siendo de notar que este albañil no sabe leer; y es de admirar que no le pervirtieses el gusto los modelos de la decadencia del arte español (...). Poblete fue dirigido por el señor Valdivia, dignísimo Deán de aquella ciudad. (Santiago Estrada, diplomático argentino, del libro Arequipa y los viajeros, página 202, edición del Gobierno Regional de Arequipa, 2010).

-Un mes y tres días habían pasado, y acudió el Gobierno a repararla (la Catedral). Y con este motivo viene el caso hacer notar el error en que están los que publican artículos sobre el incendio de la Catedral, como he visto los publicados en "El Deber" y en "El Álbum" del Congreso Eucarístico, que quieren establecer, que con el incendio la Catedral fue reducida a escombros; y que la construyó el arquitecto don Lucas Poblete (...). La Catedral no es republicana, sino colonial, de estilo toscano -léase mi obra "La Catedral de Arequipa y sus capitulares", página 4- y se convencerán los que escriben esos artículos que no fue reducida a escombros con el incendio, que no fue construcción la que se hizo por Paulete o Poblete, sino reconstrucción (...). (Gobernadores de Arequipa -Coloniaje y República. Mons. Dr. Santiago Martínez, página 188, edición de Artemio Peraltilla Díaz, 1968).
-Mientras tanto Lucas Poblete venía concluyendo las obras de Santa Rosa (Santa Teresa, página 147) y de la Catedral que había presupuestado en 1869 en 45,300  S. y cuya licitación convocara el ingeniero de Estado Teófilo Fioreti. (Ramón Gutiérrez, Evolución Histórica Urbana de Arequipa, página 156).


fuente: http://arequipa.metroblog.com/biografia_de_lucas_poblete_arequipa

Juan Abugattás


Juan Abugattás Abugattás (*Arequipa9 de noviembre de 1948 - †Lima14 de junio de 2005) fue un filósofo peruano.
Juan Abugattás Abugattás nació en ArequipaPerú. Estudió filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Sus estudios de postgrado los realizó en la Universidad de Kansas. Su Tesis de Bachillerato fue “El concepto de análisis en la segunda filosofía de L. Wittgenstein" (1972) y su Tesis de Licenciatura fue “El sistema de las necesidades y la ética" (1976) en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Durante su vida en los Estados Unidos fue docente en la Universidad de Kansas y en la Universidad de Kentucky en Lexington. Desde 1979fue miembro de la American Philosophical Association.
Regresando al Perú, fue docente en el departamento de Filosofía de la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Asimismo, fue docente en la Universidad de Lima y Jefe de la Oficina de Calidad y Acreditación de esa Casa de Estudios.
De manera paralela a su fructífera vida académica, desarrolló una intensa vida pública. Escribió regularmente en diversos medios periodísticos, colaboró con la representación diplomática de la OLP y con AI en la defensa de los derechos humanos. Fue consultor en la Comisión de la Verdad y Reconciliación en el Perú y en el 2001 fue Vice Ministro de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación. Ha escrito los siguientes artículos:
Latinoamérica: el reto de las definiciones. (Actas de Primer Congreso Nacional de Filosofía. Lima, 1984, Lima, San Marcos, 1984); Ideología de la Emancipación, (Alberto Adrianzén [ed.], Pensamiento político peruano, Lima, DESCO, 1987); De lo universal en Habermas, (David Sobrevilla [ed.]); Estudios sobre filosofía alemana reciente, (Lima, Universidad de Lima, 1987); El desmoronamiento del entorno, (BIRA, Lima, Nº 18, 1991); El Perú y los retos del entorno mundial, (Desde el limite, Lima, IDS, 1992); Marco conceptual de la ciencia y la tecnología, (Alma Mater, Lima, Nº 1, 1992); El Perú visto más allá de su coyuntura, (Filosofía y sociedad, Cuzco, CBC, 1995); Platón y el problema de la representación por medio del lenguaje, (Reflexión y critica, Año 2/Nº 2 /abril de 2002) ·En Busca De Un Pensamiento Critico: by Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolome de Las Casas and Juan Abugattas and Instituto de Pastoral Andina