La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Neptali Valderrama Ampuero



Fue en la ciudad de Arequipa llena de luz y color, donde nació nuestro héroe el 22 de enero de 1912. En la pila bautismal le pusieron el nombre de Neptali por decisión de sus padres don Manuel Valderrama Linares , natural de Characato y doña Martina Ampuero Paredes, natural de Tambo.

Los años infantiles transcurrieroncomo lo e cualquier niño de entonces ; con los juegos populares, aprendiendo los rezos de labios de su madre, recibiendo lecciones de respeto , moralidad y dignindad en el ejemplo cotidiano de sus padres y mayores, sintiendo muy dentro el amor a la tierra natal al captar con sus grandes ojos el hermozo paisaje de la campiña arequipeña, la belleza de sus volcanes tutelares, apacibles y dominantes .

Luego concurriria al colegio, al centro escolar N- 952 de varones, las lecciones de sus profesores se matizariancon los bulliciosos juegos y la participacion en la vida tranquila, salpicadade fiestas patrioticas y religiosas de la epoca. Su vida de joven estudiante quedaria señalada por la huella dejada en el por sus maestros, que luego se manifestaría en sus conducta disciplinada, sentido del deber, amor por la justicia y un entrañable cariño a su patria.

Posteriormente, ya mozo, trabajaba como mecanico de profesión por cierto tiempo; se incorpora a la reserva del Ejercito Permanente en 1935. En Lima 01 de Abril de 1937; egresa el 01 de Diciembre del mismo año. En esa epoca se anotaran en la Foja de Neptali , además del lugar de nacimiento, los siguientes datos: Estatura 1.70 mts, raza mestiza, trigueño, cabello castaño, nombre de sus padres y el de su padrino.

Formara luego un hogar con su esposa Yolanda Zuliga Jimenez, el que despues se alegrara con la llegada de una hija. Vienen años dificiles, en 1941 Ecuador pretende nuestros territorios de Tumbes, Jaen y Maynas, surge el conflicto de limites y es necesario el concurso de las Fuerzas Armadas y Policiales; entre ellas la Guardia Civil para defender nuestro patrimonio territorial.

Neptali Valderrama Ampuero presta servicios en la 5ta. Comandancia, asignado destacamento de la frontera norte, a la provinciade Zaramulilla, se lejos de su territorio, pero el amor a la Patria esta siempre presente en él y sabe; siente que debe defenderla aún a costa de la propia vida.
Habia dos destacamentosde la Guardia Civil frente a los objetivos ecuatorianos; el Destacamento Zarumilla frente a Huaquillas, incluía los puestos GC:"El Salto", "Algarrobo", "Aguas Verdes", "Cuhareta" y "Una de Garó". El destacamento Papayal frente a Chacras incluía los puestos GC: "Porvenir", "Las Palmas" y "Lechugal".

El 5 de Julio se inician las hostilidades en Zarumilla, con el ataque sorpresivo de los ecuatorianos, el sector al que pertenece Neptali les hace frente, alli combate valerosamente como anota un documento oficial con el ardor de sus años juveniles, con el entusiasmo imbuido en los valores de us Institutcion. Repelido el ataque retornando al campamento; la vida es muy dura allí, ademas del peligro por la presencia del enemigo, están las molestias ocasionadas por lo inhóspito del lugar, region de manglares y bosques, la temperatura es elevadisima, pero nuestros combatientes saben sobreproponerse a las dificultades.

Es el mes de la patria, y Neptali la siente muy dentro, mas aún con el dolor de verla invadida; los sufrimientos lo afirman en la causa peruana, que tenía por objeto recuperar Huaquilla y Chacras.

El Guardia Civil Neptali Valderrama Ampuero, la noche del 21 de Julio de 1941 llevando consigo la Bandera Peruana y una cantidad considerable de granadas de mano, cruza en horas de la noche el río Púa Púa de Puyungo, llegando hasta Máchala donde quedaba el cuartel Santa Rosa; el sólo, sin mas compañia que su bravura y amor patriotico,comienza a lanzar las granadas que portaba, con la intencion que el enemigo crea, se trataba de un asalto masivo a su cuartel, huyendo despavoridos, es entonces que Neptali Valderrama aprovecha para arriar la bandera ecuatoriana e izar el mástil la Santa Insignia del Bicolor Peruano, cuando el enemigo nota ha cesado el fuego, vuelve a la carga y con una rafaga de ametralladora, el 22 de Julio de 1941, abate al Guardia Civil Neptali Valderrama Ampuero.

Así, la figura de este valeroso arequipeño toma una luminosa dimensión pues el espiritu de sus mayores, el ideal de justicia del deber y el amor a la patria se conjugan en esta acción suprema y Postrera; lejos, muy lejos de su Arequipa Natal, evocaria el cielo luminosos que vio por vez primera, los padres queridos, la esposa, su pqueña Sabina Estela que seguiría extrañando sus caricias...
En justo homenaje fue ascendido a Cabo, a título póstumo por R.S. Del 31 de Agosto de 1941, y en la ciudad lo viera nacer fue creado una Institutcion Educativa G.C que ostenta con orgullo el nomnbre de este valeroso Guardia Civil, paradigma de la juventud por su patriotismo, lealtad institutcional y valentía en el cumplimiento del deber y posteriormente declarado con justicia Héroe Nacional del Perú.

Fuente: http://ienva.galeon.com/aficiones1977236.html

Alberto Guillén Paredes


Alberto Guillén Paredes (n. Arequipa, 20 de enero de 1897 - m. Mollendo, 20 de octubre de 1935) fue un poeta peruano. Junto con Alberto Hidalgo fue el más representativo poeta arequipeño de inicios del siglo XX. «Fue un poeta de talento poco común y de una gran fecundidad al que frustraron en parte una desmedida egolatría y la enfermedad que tempranamente segó su vida. No obstante alcanzó a componer obra importante».

Sus padres fueron Manuel M. Guillén Amat y Zoila Victoria Paredes. Cursó estudios en el Colegio Nacional de la Independencia Americana de su ciudad natal (1909 - 1912). Trasladado a Puno, concluyó la secundaria en el Colegio Nacional San Carlos.

De retorno en Arequipa, estudió Letras y Derecho en la Universidad Nacional de San Agustín. En 1917 ganó un premio en un concurso poético promovido por el diario El Heraldo, lo que alentó su temprana vocación de poeta. En 1918 publicó su primer poemario, titulado Prometeo. En sus inicios poéticos quiso sin duda emular a Alberto Hidalgo, coterráneo y coetáneo suyo, y probablemente seguir los pasos de Abraham Valdelomar, el «poeta de moda» de entonces.
Físicamente era de estatura menos que mediana, ancho de hombros, de nariz aguileña, sonrisa fácil, cabello abundante, los ojos burlones tras unos quevedos innecesarios.

En 1920 se trasladó a Lima, llevado por los miembros del Primer Congreso de Estudiantes reunido en el Cuzco. Según Luis Alberto Sánchez, «llegó decidido a conquistar la capital». Frecuentó las redacciones de diarios y Palacio de Gobierno. Con el auspicio del presidente Augusto B. Leguía obtuvo una beca a España; allí publicó un libro, titulado La linterna de Diógenes(Madrid, 1922), construido a base de entrevistas a escritores peruanos y españoles que vivían entonces en la capital española. De estilo punzante y corrosivo, dicha obra le dio una efímera popularidad en los medios literarios hispanohablantes.

De vuelta en el Perú, obtuvo el primer premio en los Juegos Florales Universitarios (1923). Nuevamente partió al extranjero con la misión de hacer propaganda a su país. Pasó por México y Cuba (1924), pero imbuido de nostalgia, volvió a Lima. Su definitiva consagración poética en las letras hispanoamericanas llegó gracias a su «Oda a Bolívar», con el que ganó un concurso continental promovido en homenaje al centenario de la batalla de Ayacucho.
En 1926 se retiró a la tranquilidad hogareña, pero poco después recorrió Cuzco y Puno. En 1929 emprendió nuevamente viaje al exterior, al ser nombrado secretario de la legación en Río de Janeiro, en Brasil, cargo en el que no duró mucho pues al año siguiente se produjo la caída del presidente Leguía (1930).

Pasó a Chile y residió por breve tiempo en Santiago. En 1932 retornó al Perú, donde falleció víctima de una enfermedad.

Obras

  • Poemarios
  • Prometeo (1917).
  • Deucalión (1920 y 1921).
  • La imitación de nuestro señor Yo (1921).
  • Laureles (1925), poesías eglógicas.
  • Epigramas (1929).
  • Cancionero (1935), escritos poco antes de la muerte del poeta, y en el que son de destacar las poesías de corte moralista.


Otras obras
  • La linterna de Diógenes (1920), reportajes irreverentes a escritores peruanos y españoles.
  • El libro de las parábolas (1921), reunión de aforismos y versos breves, inspirados en las greguerías de Ramón Gómez de la Serna y los haikais japoneses.
  • Corazón infante (1923), novela corta.
  • Leyenda patria (1935), apologías en torno a tres momentos críticos de la historia peruana.
  • También redactó dos antologías de poetas peruanos y americanos.


Crítica

Alberto Guillén heredó de la generación "colónida" el espíritu iconoclasta y ególatra. Extremó en su poesía la exaltación paranoica del yo. Pero, a tono con el nuevo estado de ánimo que maduraba ya, tuvo su poesía un acento viril. Extraño a los venenos de la urbe, Guillén discurrió, con rústico y pánico sentimiento, por los caminos del agro y la égloga. Enfermo de individualismo y nietzscheanismo, se sintió un superhombre. En Guillén la poesía peruana renegaba, un poco desgarbada pero oportuna y definitivamente, sus surtidores y sus fontanas.

José Carlos Mariátegui


Fue el suyo un parpadeo luminoso, gloria demasiado perecedera. No trajo nuevos elementos a la lírica peruana, excepto subrayar el desplante egotístico y poner en circulación, con profusa insistencia, el “prosaísmo deliberado”. En el fondo Guillén nunca dejó de ser provinciano y campesino. Todo su esfuerzo de diez años (1919-1929) consistió en parecer cosmopolita y despreocupado. A pesar del ruido que promovía en vida, a su muerte se apagó su nombre como el brillo de una estrella fugaz.

Luis Alberto Sánchez



José Gabriel Chariarse Llosa

El Héroe desconocido. Coronel arequipeño, sus padres fueron Juan Ignacio Chariarse  Mogrovejo doña Ana María  Llosa, sus hermanos fueron , José Manuel, Antonia, Juan Miguel, Juana, Eduardo, María Josefa y Enriqueta Chariarse Llosa. Se caso con Enriqueta Valcárcel con quien tuvo dos hijos, Adolfo y Guillermo Chariarse Valcárcel.

Se incorporó al ejército como soldado distinguido, desde raso en 1854, era militar de buena escuela, activo y pundonoroso, progresista y amante del trabajo, estudioso y subordinado. Ganó uno a uno sus ascensos hasta llegar a Coronel. A fines de 1856 ascendió a  al lado del Mariscal Ramón Castilla (en la batalla de Los Pueblos, La Palma, y Pachacámac), más tarde (1858) en el sitio de Arequipa contra Vivanco y otras jornadas de nuestras guerras civiles en las que fue "oficial distinguido" lo que le valió para ser nombrado en el cuadro de Honor y ascendido a la clase de mayor efectivo, tambiénn actuó con Castilla en el conflicto con el Ecuador (1859- 1860) dos años después este bravo oficial arequipeño conquisto la clase de teniente coronel a los 28 años de edad; por esos antecedentes y por sus "conocimientos teóricos" tal como lo expresan los documentos oficiales, era Chariarse un militar valeroso y un técnico tenía además los arrebatos del héroe y parece que para el criterio del Gobierno de entonces era muy capacitado para las finanzas, peto profano en el arte de la estrategia militar, fue éste un defecto y se negaron escuchar la voz del joven comandante en jefe del Batallón "Paucarpata" que acampaba en tierras de San Juan. Quería Chariarse que se hiciera el ataque antes que desembarcará todo el efectivo invasor a fin de aminorar la desventaja numérica y de armamento.

 La crítica militar de algunos historiadores que han compartido de esa misma opinión, justifican así la actitud de Chariarse que puso su fuerza y su valor al servicio de su bandera y la patria. La Batalla de San Juan y Miraflores fueron los últimos reductos de la guerra formal, en donde nuestras huestes defendieron con el sacrificio de sus vidas el honor nacional, sabían que lo único que podían alcanzar era una derrota honrosa o la muerte heroica. 

Cuando el ejército chileno apareció en las alturas de San Juan, coincidiendo con el centro de la línea peruana la 4o división mandada por el general Aguirre avanzó para reforzarla, tomando la vanguardia en esta maniobra, el batallón "Huánuco". Luchó en la batalla de "San Juan" del 13 de enero de 1881, encabezando al "Batallón Paucarpata" digno representante de Arequipa por ser uno de los batallones más instruidos, en el instante que con su cuerpo sostenía el centro de nuestra línea que ya había sido forzada, muere en la pampa Gramadal. Rindió heroicamente su vida contra las fuerzas superiores del enemigo. El batallón mostró su viril extracción arequipeña derrotando a los chilenos y arrebatarle» cuatro cañones, logrando poner en fuga a los batallones atacantes, pero la superioridad numérica del enemigo hizo que se voltease el fin de la batalla. 

Cayó al frente de su batallón, en la que Chariarse fue protagonista central. Tuvo una vida gloriosa y heroica sacrificada como otras que sucumbieron por la patria. Chariarse, merece la gratitud nacional y en su recuerdo debió estar esculpido siquiera en una placa o en la esquina de una calle su nombre, pero nada de eso se ha hecho para inmortalizar su nombre y hacer imperecedera su  memoria. Ni sus restos fueron recogidos y colocados junto a los valientes que como él, dejaron su vida en plena juventud por atacar con las armas al invasor.

Fuente: Arturo Santos Mendoza, "Arequipa Héroes de l aguerra del ]Pacífico del Guano del Salitre", Tomo 6 parte "A "2013.

Juan Manuel Moscoso y Peralta



Juan Manuel Moscoso y Peralta (Arequipa6 de enero de 1723 - Granada24 de julio de 1811) fue un eclesiástico peruano, quien llegó a ser obispo de Córdoba del Tucumán, Cuzco y arzobispo de Granada (España).

Hijo de Manuel José de Moscoso y Zegarra, y Antonia de Peralta y Arancibia. En 1739 pasó a Lima donde estudió en el Colegio Real de San Martín y, a mérito de sus estudios, se graduó en el Cuzco de doctor en Teología. En su ciudad natal asumió las funciones de alférez real en 1748 y contrajo matrimonio al año siguiente con Nicolasa de Rivero y Salazar, en quien tuvo un hijo que falleció después de la muerte de dicha señora (1751). Viudo, logró la autorización canónica para hacer profesión religiosa.
Fue designado cura de Moquegua en 1755, siendo ordenado sacerdote por Fernando Pérez Oblitas, obispo de Santa Cruz de la Sierra. A mérito de un concurso, fue designado Canónigo Magistral en el Cabildo Diocesano de Arequipa, y sucesivamente fue promovido a tesorero (1764), maestrescuela (1766) y arcediano (1767). El ya anciano obispo de Arequipa, Diego de Salguero y Cabrera, lo propuso como obispo auxiliar de su sede, siendo nombrado bajo el título de obispo titular de Tricomi en Cesárea (1769).

Luego fue nombrado obispo de Córdoba del Tucumán (17 de junio de 1771), tomando posesión de su sede el 22 de agosto de1773. Asistió al Concilio platense de 1774 y obsequió a su catedral una custodia de oro con muchas piedras preciosas.
Trasladado a la sede episcopal del Cuzco en 1778, tomó posesión de la misma el 24 de diciembre de 1779. Hizo la visita pastoral de su diócesis, formó nuevos aranceles y la regla consueta en 1780. Por entonces realizó valiosas donaciones que se elevaban a 50,000 pesos, estableciendo rentas para dotes-limosnas y mantención de presos en Moquegua.

Tuvo una polémica participación en los hechos que desencadenaron la rebelión de Túpac Amaru II, debido a su público enfrentamiento con el corregidor de Tinta, Antonio de Arriaga, el mismo que fue ahorcado por los rebeldes, episodio que marcó el inicio de la sublevación. Además, actuó como consejero de Túpac Amaru II, aunque luego no dudó en alentar la movilización de la población a favor de los realistas.


En 1784 fue llamado a Lima para que explicase su conducta ambigua. Luego de muchas discusiones, la autoridad virreinal juzgó conveniente que pasara a España para que atendiera personalmente su justificación, por lo que se embarcó el 5 de abril de1786. En la península se sinceró y logró su plena rehabilitación, y más aún, se le premió con el arzobispado de Granada (3 de agosto de 1789), y la gran cruz de la Orden de Carlos III (30 de marzo de 1794).

Este prelado costeó la magnífica custodia de la catedral de Granada, que tenía una rica y abundante pedrería la cual le importó 80,000 pesos. Y en las difíciles circunstancias en que se halló España por la guerra de Francia erogó 200,000 reales de su patrimonio, y además la renta del Arzobispado deducidas de sus pensiones, y los gastos propios de su dignidad. En Lima se le hicieron solemnes exequias en 13 de Agosto de 1812 para los cuales convidó su sobrino político el Marqués de Fuente-hermosa.

Predecesor:
Manuel Abad Yllana
Obispo de Córdoba del Tucumán
Obispo

1770 – 1778
Sucesor:
José Antonio de San Alberto
Predecesor:
Agustín Gorrichátegui
Obispo del Cuzco
Obispo

1778 – 1783
Sucesor:
Bartolomé María de las Heras
Predecesor:
Basilio Tomás Sancho Hernando
Arzobispo de Granada
Arzobispo

1789 – 1811
Sucesor:
Blas Joaquín Álvarez de Palma

Alberto de Rivero y Rivero


El doctor Eduardo Gutiérrez Ballón nació en Arequipa el 6 de enero de 1874. Fueron sus padres el coronel eusebio de Rivero y Fontanales, y doña enriqueta de Rivero y díaz. Hizó sus estudios en la ciudad de Lima, cursando parte de la instrucción secundaria en el colegio guadalupe. De regreso a Arequipa se dedicó a profundizar sus estudios matemáticos, por los que sentía especial afición.

EL CENSO DE AREQUIPA DE 1917

Trabajó como agrimensor civil y en varias ocasiones fue inspector de la municipalidad. Justamente, como Inspector de Estadística en el periodo 1916 – 1917, se propuso levantar el censo del núcleo urbano Arequipa – Miraflores – Yanahuara, lo que logró realizar el 30 de junio de 1917 con la cooperación de los estudiantes de la Universidad de Arequipa, que efectuaron labores de empadronamiento. Como obras preparatorias indispensables para llevar a cabo el censo con arreglo a las normas entonces vigentes, redactó la Ordenanza Municipal de 1º de agosto de 1916 sobre nomenclatura de calles y numeración de casas; ordenanza que obedecía a poner fin al desorden existente, ya que la mayoría de las casas carecían de placas indicadoras de sus nombres y las casas del número correspondiente, y emprendió el arduo trabajo de levantar el Plano Topográfico del núcleo urbano antes citado, porque no existían sino croquis y dibujos incompletos, inaparentes para que sirvieran de base a una labor censal técnica. Dicho trabajo demandó casi un año y lo realizó el señor Rivero con su propio peculio, haciéndolo imprimir en Lima en 1917.

TRES VECES ALCALDE DE AREQUIPA

Fue alcalde de Arequipa en 1944, nombrado por el gobierno del doctor Manuel Prado. El 21 de noviembre de 1949 fue nuevamente nombrado alcalde de la ciudad. En entrevista realizada por el diario “Noticias”, dijo refiriéndose a su plan de obras públicas: “Especial preocupación mía será el embellecimiento de las plazas, parques y jardines, que constituyen los pulmones de las ciudades y los lugares de esparcimiento y de belleza”.  En este segundo periodo realizó la edificación del Parque Infantil de Selva Alegre, hizo el mejoramiento de la primera sección del Parque del mismo nombre que comprende la rotonda de la entrada y reformó en forma magnífica el Salón de Actos de la Casa Consistorial. Cabe destacar un hecho importante: el movimiento popular de junio de 1950.  Con fecha 14 de setiembre de 1950, se efectuó en el salón de sesiones del Concejo Provincial de Arequipa, la sesión de clausura de la corporación edilicia que presidió el doctor Alberto de Rivero.  Entre diciembre de 1952 y febrero de 1954 ocupa por tercera vez el sillón municipal. “El Deber” del 18 de febrero de 1954, decía respecto a la gestión de Alberto de Rivero: “Consideramos que la obra realizada por la comuna cesante se reduce a dos aspectos bastante definidos: el embellecimiento de Arequipa y el mejoramiento de algunos servicios públicos, entre los que merecen especial mención los Mercados, sin que ello signifique que olvidemos las mejoras realizadas en algunas calles de la ciudad”.

Cuando fue alcalde de la ciudad en 1944, gestionó con el gobierno nacional la construcción del Barrio Obrero Manuel Prado. Se decidió hacer casas a precios cómodos, destinadas a los obreros en el barrio IV Centenario. Con ese fin, se compró el terreno de las Madres de Clausura del Convento de Santa Rosa. Se lograron edificar dos pabellones.

Aporte suyo muy valioso, en el aspecto documental, constituyó la publicación que hizo con motivo del IV Centenario de Arequipa: “Guía Histórico – Monográfica de Arequipa” (editada en 1940).

Fue condecorado por el Municipio de Arequipa (1951) con la Medalla de Oro de la Ciudad, que es la máxima recompensa que otorga el Concejo Provincial, y por el gobierno con la Orden Nacional del Mérito en el grado de Comendador por servicios distinguidos.  Falleció el 8 de mayo de 1967, a las 10 de la noche. Al día siguiente, dijo el diario “El Pueblo”: “El Dr. de Rivero fue tres veces Alcalde de Arequipa y dinámico concejal. Confeccionó la nomenclatura de las calles de la ciudad hace medio siglo y levantó dos planos formales de Arequipa. Durante varios años fue tesorero de la Sociedad de Beneficencia Pública, cargo del cual se jubiló”.  Su gestión municipal también es recordada por haber ordenado quitar las palmeras de la plaza de armas, “que parece eran muy queridas por el pueblo (como afirma Virginia Vargas Tizón), lo que le trajo muchas desavenencias”.


Predecesor:
Juan Luis Moscoso Melgar
1941-1943

Alcalde de Arequipa
Tres periodos: (1944); (1949-1950); (1952-1954)
Sucesor:
1er periodo: Pedro P Díaz (1946)
2do periodo: Luis García Ureta (1950- 1951)
3er periodo : Eduardo Gutierréz Ballón (1954-1955)

Fuente: 
 Mario Rommel Arce, "Alcaldes de Arequipa Republicana"

Jorge Campos Rey de Castro


Jorge Campos Rey de Castro (* Arequipa, Perú, 3 de enero de 1921 - Lima, Perú, 3 de marzo de 2014), fue un médico y académico peruano. Ha realizado importantes investigaciones en el área de patología. Fue rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Biografía

Hijo de Abraham Campos Brust y Rosa Rey de Castro. Hizo sus estudios en el Colegio Independencia Americana, terminando en 1936 e iniciando sus estudios superiores en la Universidad Nacional de San Agustín (1937), para luego trasladarse a la Universidad de San Marcos (1938-1945). 

En 1946 se graduó como Bachiller en medicina y en 1947 obtiene el titulo como Medico Cirujano
Los estudios de postgrado en la especialidad de Anatomía Patológica los realiza primero en la ciudad de Rosario,Argentina y posteriormente en E.E.U.U becado por la fundación Kellogg.Becado para seguir estudios de Anatomía Patológica en Rosario (1944), y a su regreso se graduó como Bachiller en Medicina (1946), titulándose como médico al año siguiente.

Viajó a EE. UU. por la Fundación Kellogg para seguir estudios de su especialidad (1947-1948). A su retorno obtuvo el grado de Doctor en Medicina (1953) con la tesis “Patología de la tuberculosis primaria pulmonar”. A partir de ahí el doctor Campos Rey de Castro se dedicó intensamente a la investigación, fueron objeto principal de sus investigaciones la lepra, la tuberculosis y el cáncer.
Ejerció la docencia universitaria en su Universidad dictando la cátedra de Medicina (1962-1969, 1980-1984), al mismo tiempo que se distinguió como investigador y patólogo.

Su principal aporte en el estudio de la lepra lo realizó en el periodo comprendido entre los años 1947-1949 con la investigación y preparación de su lepromina bacilar ex cadavere extraída del hígado y bazo de personas fallecidas por lepra lepromatosa.

El doctor Jorge Campos Rey de Castro,fue jefe del laboratorio central de patología del departamento de lepra del Ministerio de Salud.

Debido a su ardua investigación de la lepra en el año de 1950 le es entregado el Premio Nacional a la investigación médica Daniel Alcides Carrión.

Desde el año de 1948 hasta el año 1953 se desempeño como Jefe de Practicas de Anatomía Patológica de la cátedra de tisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Marcos.Ademas en el periodo de 1949 a 1952 fue medico anatomopatólogo del hospital sanatorio Nro. 1 para tuberculosos,hoy en día hospital Hipolito Unanue.

Debido a su trabajo y publicaciones acerca de la tuberculosis el año de 1953 es reconocido con el premio anual Anibal Corvetto.

Sin embargo fue en la cancerología en donde realizo sus mayores aportes.La gran mayoría de sus publicaciones tuvieron que ver con sus investigaciones en tumores y cáncer llevadas a cabo cuando entre los años 1952-1965, fue jefe del Departamento de Patología del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas y jefe del departamento de Patología del Hospital Central del Empleado (hoy hospital Edgardo Rebagliati Martins)

Es incorporado en 1958 al comité de detección de la Unión Internacional contra el cáncer.

Fue presidente de la Sociedad Peruana de Patología (1959-1960), En 1960 ante el incremento de la enfermedad en el Perú propuso un Plan Nacional de lucha contra el cáncer. Ese mismo año es integrado a los comités de expertos en Cáncer y al de tumores de tejidos blandos, ambos de la OMS. de la Sociedad Peruana de Cancerología en 1961,de la Sociedad Latinoamericana de Citología (1964-1966), y de la Academia Internacional de Citología de 1968 a 1971.

Además perteneció a otras destacadas sociedad científicas tanto nacionales como internacionales como la Inter Society Cytology Council, la American Association for the advancement of the science y la New York Academy of Sciences.

Dirigió en 1966 el II Congreso Latinoamericano de Citología Exfoliativa.

En mayo de 1971 se realizó en Londres,el IV Congreso Internacional de Citologia y el doctor Campos Rey de Castro fue elegido presidente del certamen,por la academia internacional de Citología.

Paralelamente a su labor de investigación,se desempeñó también como profesor universitario ,empezando como jefe instructor y asistente de practicas,hasta que en 1962 obtuvo por concurso el cargo de profesor de Histología en la Universidad de San Marcos.

Fue decano de la facultad de medicina de dicha universidad en el periodo 1965-1968 y Director del Programa Académico de Medicina entre 1980 y 1984.

En 1967 se realiza en Lima la VII Conferencia de Facultades y Escuelas de Medicina,este evento fue organizado por la Unión de Universidades de América Latina,quienes nombraron al destacado medico arequipeño para que presida el evento.En la XI edición de la misma conferencia realizada en 1979 en la ciudad mexicana de Puebla fue ponente oficial en donde diserto el tema: La salud pública y la enseñanza de la medicina.

En 1986 asumió el rectorado de la Universidad San Marcos sucediendo en el cargo a Antonio Cornejo Polar otro ilustre arequipeño.A fines de 1989 renuncio,pues las disputas de los movimientos políticos dentro de la universidad,la situación en la que se encontraba el país, como la hiperinflación del primero gobierno de Alan García, y la presencia de integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso en la universidad, hacían insostenible el manejo del centro de estudios.
En 1990 fue reconocido como profesor Emérito de la facultad de medicina San Fernando de la Universidad Mayor de San Marcos.

Después de algunos años de penosa enfermedad,el doctor arequipeño Jorge Campos Rey de Castro falleció en la ciudad de Lima, el 3 de marzo del 2014.

El 16 de abril del 2014,fue reconocido póstumamente con la medalla y diploma “Maestro doctor Eduardo Cáceres Graziani",en la categoría excelencia académica.

En el Perú, la citología diagnóstica fue promovida e impulsada a inicios de los anos cincuenta por el profesor Jorge Campos Rey de Castro, quien con perseverancia y tenacidad pudo superar el escepticismo de muchos patólogos y ginecólogos que se resistían, como lo acontecido en otras partes, a aceptar el diagnóstico basado en la morfología celular. Los discípulos patólogos que formó el profesor Campos llevaron la novedosa técnica citológica a diversos ámbitos del país.
Asumió la dirección del Hospital del Empleado (1976) y finalmente, asumió el rectorado sanmarquino en 1986.

En los primeros días de marzo del 2014 falleció el maestro Dr. Jorge Campos Rey de Castro, profesor principal de Histología, ex decano de San Fernando y ex rector de San Marcos. En el diario El Comercio, el domingo 9 de marzo del 2014 salió un aviso de su familia, el sepelio fue en privado.

Distinciones

  • Premio Nacional de Medicina "Daniel Alcides Carrión" (1950).
  • Premio Anual "Aníbal Corvetto" (1953).
  • Premio "Hipólito Unanue" (1982).
  • Gran Oficial de la Orden Daniel A. Carrión (1982).
  • Profesor Emérito de la UNMSM (1990).
  • Medalla al Mérito Extraordinario por el Colegio Médico del Perú (1997).
  • Medalla al Mérito de Salud por la Academia Peruana de la Salud (1999).


Obra

  • Patología de la próstata (tesis de licenciatura, 1947).
  • Patología de la tuberculosis primaria pulmonar (tesis doctoral, 1953).
  • Handbook of Tropical Dermatology and Medical Mycology (1953).
  • Ilustrated Tumor Nomenclature (1965).
  • Histología (1982).

Predecesor:
Ernesto Melgar Salmón
Rector de la Universidad de San Marcos
UNMSM coatofarms seal.svg

1987 - 1989
Sucesor:
José Amiel Pérez

Referencias

  • Entrevista por el aniversario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos
  • Alberto Tauro del Pino. Enciclopedia Ilustrada del Perú. Lima: PEISA, 2001.
  • Página en Facebook, Hijos del Misti, Manuel Torres Castillo.