La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Leonidas Bernedo Málaga




Nace en Yarabamba, un 15 de junio de 1891, hijo de José Bernedo Arenas y de doña Benita Málaga Vargas, tiene entre sus familiares hombres de raigambre religiosa como Fortunato Bernedo Málaga que llegó a ser Canónigo del Cabildo Metropolitano de la Arquidiócesis de Arequipa, de vieja raigambre española. Después de terminar la secundaria hizo estudios en Santiago de Chile, Colombia y París en mérito del cual aprende el francés y el griego. 

En Europa logra conocer, aprender, las ideas de Einstein, Plank, Bergson y Brandy. Llega a la Paz y se desempeña como profesor de Seminario, llegando a ser Rector del Seminario de Cochabamba, y, en 1922 llega a Lima como Vice Rector de la Escuela Apostólica de la Congregación Lazarista. Es trasladado hacia la ciudad de Arequipa como Párroco de las doctrinas de Pocsi y Quequeña, vicario y párroco de Chuquibamba (1935) por espacio de 10 años. 

Hacia 1945 gana un concurso de Canongia Magistral en el cabildo de Arequipa hasta llegar hasta al alto rango de Dean. Director en dos oportunidades del Diario El Deber, fundador del Museo Arqueológico de la Universidad de San Agustín, Miembro del Instituto Geográfico de Lima, profesor del Colegio Independencia y del Colegio Militar Francisco Bolognesi, donde se desempeña como capellán hasta 1963, dejando de existir un 20 de febrero de 1977, un año después de haber obtenido la Medalla de Oro de la Ciudad, a la edad de 86 años, testigo de una serie de transformaciones en la sociedad peruana. Entre su producción intelectual tenemos: La Cultura Helénica, La Cultura Puquina y Los Collahuas.