La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Manuel Lorenzo Aguirre de la Fuente


(Arequipa, 10 de agosto de 1863 - Arequipa, 6 de febrero de 1951)

El caso de don Manuel Aguirre es el de un grupo de sinceros aficionados a la música, que a fines del siglo pasado y principios del presente sostuvieron de manera exclusiva la vida musical en las más importantes ciudades del país.

Con Duncker Lavalle, Polar y otros conformaron una generación de autodidactas que, a pesar de las dificultades derivadas de la ausencia de academias y conservatorios, llegaron a adquirir una sorprendente cultura musical, gracias principalmente a su fervor y afición indesmayable.

Aunque nunca se ocupó profesionalmente en su arte, su influencia alcanzó a muchos de los que posteriormente fueron destacados músicos; en una oportunidad y con motivo de una visita que hizo a Lima, recibió el homenaje de los músicos limeños en una actuación durante la cual los esposos Sas – Rosay interpretaron varias de sus obras.

Al decir del fallecido crítico Carlos Raygada “… la visita a don Manuel era el eje afectivo del itinerario que cumplían los músicos que llegaban a Arequipa…”

Su obra comprende más de 50 títulos, muchos de los cuales están inéditos; sin embargo, algunos han sido interpretados y editados, así como arreglados especialmente para orquesta, cuarteto, etc.

Para la discografía, dejó en 1924 dos temas de su repertorio: "Doris" y "Vals lento". 

Destacan sus piezas: “De mis montañas”, Suite; “Sombras”, Interludio; “Emblema”, para coro femenino.

En 1945, el Gobierno lo nombró Director Honorario Vitalicio de la Escuela Regional de Música del Sur, en homenaje a sus méritos.





- Ver más:  http://www.filarmonia.org/page/Manuel-Aguirre.aspx#sthash.1uW1PnpO.dpuf