La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Pedro Pablo Díaz Cornejo


Hijo de Martín Díaz Salas y de Narcisa Cornejo Cervantes, nació Pedro Pablo Díaz Cornejo el 29 de junio de 1893 en una casita rural del pago de Tingo, Arequipa. Hizo sus estudios primarios en una escuelita de su pueblo natal y cuando tuvo doce años de edad, viajó acompañando a sus padres "a las salitreras del Sur", que sólo hacía veinticinco años habían sido arrebatadas por Chile al Perú. Trabaja como ayudante de herrería y mecánica, al mismo tiempo que estudia en el Colegio de Iquique. Cuando concluyó sus estudios secundarios, regresó al Perú, para cumplir con su servicio militar. Dos años estuvo enrolado al batallón de los Húsares de Junín en Lima. Al cabo de los cuales volvió a Chile, donde trabaja para ahorrar dinero. En 1915 regresa a Arequipa, con el propósito de hacer algún negocio con sus ahorros. Se dedicó a importar productos de Chile, especialmente cueros curtidos, cuya demanda le hizo ver que podía expandir su actividad comercial, llegando a formar con César Bustamante la curtiembre y charolería "América" el año de 1923.

Cinco años después se disolvió la sociedad y Pedro P. Díaz quedó como único dueño de la empresa que, en 1928, tomó el nombre de Fábricas América Pedro P. Díaz S.A. De este tiempo datan las primeras máquinas que él diseñó para su curtiduría y que se fabricaron en Arequipa.

En 1931, estuvo entre quienes suscribieron acciones de cien soles cada una, para formar una Sociedad Anónima que editaría un periódico: El Sur. "Hay que hacer ver a los comerciantes, fabricantes e industriales de todo género de Arequipa, la conveniencia de que haya un periódico que defienda los intereses regionales y la descentralización económica del departamento".

En 1932 las Fábricas América comenzaron a producir carteras, guantes, maletas, bolsos, cinturones, es decir, se dedican a la producción de artículos de cuero. En el mismo año fue incorporado, como nuevo socio, a la Cámara de Comercio de Arequipa. También fue miembro de la Asociación de Comercio e Industria de Arequipa, que se fundó en 1923.

Los comerciantes minoristas de Arequipa estaban organizados, junto a los pocos industriales de la época y a otros pequeños empresarios de servicios, en la Asociación de Comercio e Industria de Arequipa, expresión del sector definidamente ligado al mercado regional cuyo objetivo declarado fue "dar forma a una institución que se ocupe del desenvolvimiento del comercio de esta región y de la amplia defensa de sus intereses”.

Fue elegido Presidente de la Asociación de Comercio e Industria para el periodo 1944-1945. En este último año, el Colegio de Abogados de Arequipa le rindió un homenaje,

"considerando (...) que este destacado industrial se hacía merecedor al aplauso público, no sólo por haber creado un gran centro de trabajo cuyos productos hacían honor al Perú, y especialmente a Arequipa, sino también por el trato que daba a sus servidores, con estímulos y recompensas, a los cuales él no estaba obligado por ley, pero que los cumplía merced a su generosidad y comprensión (...) ".

En las elecciones de 1945, la lista parlamentaria del Frente Democrático Nacional (FDN) contó en Arequipa con el apoyo abierto de comerciantes e industriales, como Jaime Cartig, José A. Portugal, Pedro P. Díaz, Carlos y Percy Ricketts.

En Arequipa, paralelamente y en apoyo del FDN, surgió un movimiento llamado de la Unificación Nacional de las Fuerzas de la Producción y el Trabajo (UNFPT), presidido por Pedro P. Díaz, que luchaba por la tecnificación del Parlamento. Su interés (como ha dicho Baltazar Caravedo Molinari, en su libro "Desarrollo desigual y lucha política en el Perú, 1948-1956. La burguesía arequipeña y el Estado peruano") era convertir al Parlamento en una instancia eficiente, capaz de legislar con rapidez el conjunto de reformas preconizadas por el FDN.

Entre 1945 y 1947, fue Alcalde de Arequipa, nombrado por el presidente José Luis Bustamante y Rivero, y trabajó con el siguiente personal: Emilio Suárez Galdos, síndico de gastos; Alberto Llosa García, síndico de rentas; y Carlos A. Ricketts, Javier de Taboada y Bustamante, Ricardo Phillips, J. Enrique Cárdenas, Clodomiro Chirinos Manrique, José Luis Russo, Lizardo Berríos, Eva Morales, Agapito Pacheco, Luis F. Ponce, Roberto Chocano, Eduardo Belaunde, como inspectores. Entre otras, fueron sus obras la remodelación integral del balneario de Tingo con la construcción de dos piscinas y la apertura de la Avenida La Paz.

Para ese entonces, Fábricas América era una de las más importantes empresas del Perú. Contaba con sucursales en Lima y Miraflores, Tacna y Cusco. Sus productos se vendían en todo el Perú, Argentina, Chile, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, Canadá, y diversos países de Europa. Paseó con orgullo su lema: "Es bueno porque es peruano y es mejor porque es arequipeño". Él mismo viajó por Estados Unidos, Europa y Sudamérica, estudiando y adquiriendo conocimientos sobre los adelantos para mejorar su industria.

Fue insigne benefactor de sus empleados y obreros que trabajaban en las Fábricas. Los llevaba anualmente a Mollendo para que se bañen y recreen descansando de las labores ordinarias en las Fábricas. Auspició varias giras deportivas de equipos arequipeños al exterior y Lima.

Fue socio activo de Rotary Club de Arequipa, del cual llegó a ser Presidente en 1953-1954. Perteneció, además, al "Jockey Club" y "Club de Arequipa".

Estuvo casado con Aurelia Leopolda Castillo Rivera. Ya viudo, se casó con Angélica Palacios. No dejó hijos. Pionero de la industria arequipeña, falleció el 31 de diciembre de 1974.


Predecesor:
Alberto de Rivero y Rivero
1944
Alcalde de Arequipa
03/10/1945- 1947
Sucesor:
Alfredo Roberts Valcárcel
1948

Consúltese:

Baltazar Caravedo Molinari. Desarrollo desigual y lucha política en el Perú, ¡948-1956. La burguesía Arequipeña y el Estado peruano.

Santiago Martínez. Alcaldes de Arequipa. Desde 1539 a 1946. Arequipa, lro de febrero de 1946.