La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Mariano Ambrosio Cateriano





Nació en la Ciudad Blanca, el 11 de diciembre de 1829. Mariano fue hijo legítimo de Teodoro Tadeo Cateriano y Bejarano, y Brígida Rivera de Artieda. El destacado escritor, se casó dos veces: la primera con Josefa Arnillas, y una vez anulado el matrimonio, con Petronila Aguirre. Y dejó este mundo un 29 de julio de 1915.


Como abogado de profesión, ocupó una vocalía de la Corte Superior de Justicia de Arequipa. Ejerció el magisterio en las aulas universitarias agustinas y fue colaborador de la “Revista Histórica” de Lima. Biógrafo y tradicionalista, seguidor del género inventado por Ricardo Palma. Fue un extraordinario colaborador de Mateo Paz Soldán. 


El 29 de noviembre de 1871, fue nombrado director del Colegio de la Independencia Americana, asumiendo el cargo el 1 de enero de 1872. Su vicedirector fue José Pío Alcalá, y el secretario, Manuel M. de La Fuente. Mientras se desempeñaba como director, en marzo de 1874 pidió licencia y le fue concedida por la Junta Departamental, haciéndose cargo de la dirección el vicedirector.



Entre sus obras podemos mencionar: “Tradiciones de Arequipa o Recuerdos de Antaño” (1881 y 1973), “Hojeada sobre la vida de Monseñor Juan Gualberto Valdivia” (1885), “Recuerdos del Ilustrísimo señor D. Pedro José Chávez de la Rosa” (1888), “Memorias de los Ilustrísimos señores Obispos de Arequipa, desde la creación de esta Iglesia hasta nuestros días” (1908), “El ayo del Libertador del Mediodía de América ante la sociedad actual”. Y como trabajos de investigación destacan: “Hospital de San Juan de Dios de Arequipa”, en Revista Histórica (tomo II, 1907); “Don Juan Domingo de Zamácola y Jáuregui”, en Revista Histórica (tomo III, 1908); “Biografía de Juan Gualberto Valdivia, Prelado Doméstico de su Santidad y Asistente a su Sacro Solio Pontificio” (publicada en la edición de 1956 de las “Revoluciones de Arequipa” del Deán Valdivia).




El doctor Cateriano dejó como bienes inmuebles en Arequipa, una casa en la calle Villalba No. 23, en la que habitó. En su segundo matrimonio, tuvo ocho hijos, de los cuales sobrevivieron: María, María Francisca de Mac Donald, Pedro José, María Magdalena y Manuela Cateriano Aguirre. Y en su primer matrimonio, que fue anulado por el Tribunal Eclesiástico, procreó una hija nombrada Damiana Cateriano Arnillas viuda de Febres. Hizo su testamento ante el escribano público José Sebastián Calderón, el 4 de julio de 1910, Fs.1833. [Archivo Regional de Arequipa (ARA)].


CATERIANO: ACUCIOSO INVESTIGADOR 


Gracias a la bibliografía proporcionada por Luis Dávila Fernán-Zegarra, tenemos conocimiento que el Dr. Mariano Ambrosio fue un hombre multifacético, y por lo tanto, podemos abordar sus aportes desde diferentes aspectos. Para el historiador Santiago Martínez, Cateriano fue “periodista, escritor y literato ameno”, además de un “alto orador y destacado historiador” (Francisco Mostajo). El diplomático Germán Leguía y Martínez, afirmó que se trataba de un historiógrafo noble, rígido, opulento de pluma diestra y palabra atrayente. Con Mostajo, lo describen como una persona “docta, proba, virtuosa y religiosa; con ideología liberal, romántica y con personalidad dinámica, vibrante, comprometido profundamente con la causa de Arequipa”.



El investigador Víctor Sánchez-Moreno, lo ubica en la generación de historiógrafos mistianos del siglo XIX y comienzos del XX. Estuardo Núñez, señala que “los estudios que dedicó a la historia local revelan a un investigador cuidadoso, volcado en la investigación de la actividad religiosa y social”. Y, el reconocido historiador Eusebio Quiroz Paz Soldán, afirma que “Cateriano es, por sobre todo, historiador… y su obra en conjunto, resiste el examen de la crítica historiográfica”.

Obras

Tradiciones de Arequipa o recuerdos de antaño. Arequipa. Imprenta de la Municipalidad por Lorenzo Benavides, 1881.
Ojeada sobre la vida de monseñor Juan Gualberto Valdivia. Arequipa. Imp. La Bolsa, 1884.
Recuerdo del ilustrísimo señor don Pedro José Chaves de la Rosa, obispo de Arequipa. Arequipa, 1888.
El ayo del Libertador del mediodía de América ante la sociedad actual. Arequipa. Tipografía Cáceres, 1890.
Memorias de los ilustrísimos señores obispos de Arequipa. Arequipa. Tip. Quiroz, 1908.
“La Catedral de Arequipa”. En: Jorge Polar. Arequipa. Descripción y estudio social. Arequipa, Tipografía Mercantil, 1891.
“Hospital de San Juan de Dios de Arequipa”. En: Revista Histórica, II, Lima, 1907.
“Don Juan Domingo Zamácola”. En: Revista Histórica, III, Lima, 1908.
“Caima”. En: Revista Histórica, IV, Lima, 1909.
Obras. Edición de Eusebio Quiroz Paz Soldán. Arequipa, Universidad Nacional de San Agustín, 1996.


Fuente:
http://www.elpueblo.com.pe/noticia/especiales/mariano-ambrosio-cateriano-el-gran-arequipeno-del-siglo-xix