La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Manuel Gómez-Sánchez Rey de Castro



Nacido en 1835 en Arequipa.

Sus Padres fueron:

José María Luis Gómez-Sánchez y Rivero, Abogado y Magistrado 1799-1881
María Manuela Felipa Francisca Xavier Rey de Castro y Arce.

Coronel de Caballería del Ejército del Perú, Benemérito de la Patria como vencedor calificado del Combate del 2 de mayo de 1866 contra la escuadra española en el Callao.

Fallecido el 31 de agosto 1918 , a la edad de 83 años.




Juan Meneses

La batalla de Tarapacá el 27 de noviembre de 1879- tiene un especial significado para los peruanos. Demostró que el valor, el sa­crificio y el espíritu de lucha, podían más que la superioridad mate­rial, la fatiga y el derrotismo.

En la opinión de historiadores peruanos y chilenos "Tarapacá era una tumba", por las condiciones del territorio, por el plan de sorpresa del ejército chileno, y porque las tropas peruanas no tenían base de operaciones ni líneas de comunicación ni retirada. Un ejército en estado lastimoso, sin caballos, sin alimento y sin cañones llevó a cabo una hazaña el 27 de noviembre de 1879, derrotó y persiguió al enemigo. Entre los vencedores de Tarapacá estuvo el coronel arequipeño don Juan Rosa Meneses.

Meneses, según información familiar, era hombre alto y muy delgado, de pequeños ojos vivaces de color azul, mentón pronunciado, nariz fina y anguloso rostro. Era un hombre ágil, que demostró su valor en la legendaria acción de Tarapacá, al lado de Cáceres.

Era subteniente entonces y hubo de asumir el mando de la co­lumna que comandaba Zubiaga, una de las tres en que se dividió el batallón Zepita que dirigía el Brujo de los Andes. Por su parte, Me­neses el arequipeño, tenía apenas diecinueve años, cumple a cabalidad su cometido, reemplaza en el comando al capitán Cruzado y culmina la acción de tomar los cañones chilenos marca Krupp que diezmaban a las fuerzas peruanas.

En Tarapacá se cubrió de gloria el batallón Guardias de Arequi­pa, al mando del coronel Ríos, que rechazó dos veces la acometida chilena; allí el valeroso Mariano de los Santos, nacido en Lucre, capturó el estandarte chileno. Es el primer héroe de la Guardia Civil del Perú.

Juan Rosa Meneses del Pino, nació en Tiabaya —no en vano de­cimos en Arequipa: "Tiabayas semos, chauchas trayemos", el 30 de agosto de 1860. Hijo de don Melchor Meneses y de doña Luisa del Pino; nieto de uno de los fundadores de Tiabaya don Narciso Mene­ses, una de las calles del pintoresco distrito lleva el nombre de ese fundador.

Fue el menor de nueve hermanos, uno de ellos don Andrés Me­neses del Pino estuvo entre los fundadores de la Academia Lauretana de Artes y Ciencias, era médico, abogado, filósofo y teólogo. Con justicia figura en la galería de Arequipeños Ilustres. Juan Rosa Meneses destacó como militar en una familia que no tenía antece­dentes de tales servicios.

No puede precisarse si hizo una carrera en el ejército o si se en­roló en él por motivo de la Guerra del Pacífico, pero terminada la guerra continuó en el ejército llegando a obtener el grado de coronel con el que se retiró.

Luego de Tarapacá en donde tuvo tan valerosa actuación, el sub­teniente Meneses, llegó con las tropas de Cáceres a Arica, habiéndo­se salvado de los horrores de tan doloroso viaje, cuyo detallado relato puede recogerse en las Memorias del mismo Cáceres. Tres mil ochocientos vencedores en Tarapacá emprendieron viaje hacia Arica con el desierto de por medio, muchos se quedaron en el camino; otros, los heridos, quedaron en la Iglesia de Tarapacá donde fallecieron antes del 29 de noviembre.

Es poco lo que conocemos de Juan Rosa Meneses, pero no cabe duda que su heroísmo fue reconocido en los partes de batalla por sus jefes, años más tarde es galardonado por el Congreso de la Repú­blica como "Defensor Calificado de la Patria", y oportunamente fue incorporado a la Sociedad de Fundadores de la Independencia, cuando ya estaba en retiro con el grado de coronel.

En 1940, cuando frisaba ya los ochenta años, regresó a su tierra y visitó la casita de campo en Tiabaya en donde vio la luz. No lució en tal oportunidad su añoso uniforme ni sus condecoraciones, pues vino para asistir al II Congreso Eucarístico Nacional. Antes había colaborado como Prefecto de Ayacucho durante el gobierno de Le- guía; poco sabemos de su desempeño en el ejército a partir de las gloriosas acciones en que tomó parte y en las que su heroísmo hizo brillar su recio temple arequipeño.

En noviembre de 1978, dos estudiantes Oscar Valencia y Héctor Arredondo Valenzuela prepararon algunas páginas sobre Juan Rosa Meneses como asignación del curso de Historia del Perú, de ellas he­mos tomado la noticia principal de la acción de Meneses la que he­mos confrontado con las Memorias de Cáceres, publicadas por Car­los Milla Batres, en la Biblioteca de la Guerra del Pacífico.

Nuestro coterráneo casó en Lima con doña Emilia del Carpió, en su hogar crecieron sus hijas María Luisa y Laura; la primera de ellas acompañó al anciano vencedor de Tarapacá, cuando visitó Arequipa en 1940.

Juan Rosa Meneses, representa, junto con muchos otros hom­bres, el heroico aporte de los arequipeños en la guerra de 1879.



Fuente: En torno a Mi ciudad : Arequipa   Eusebio Quiroz Paz Soldán 

Jaime Díaz Orihuela


Nació en la ciudad de Arequipa en 1927, inicia sus estudios de piano a temprana edad bajo la dirección de su padre Aurelio Díaz Espinoza, maestro de prestigio ex director del Conservatorio Nacional de Música de Arequipa. Posteriormente ingresa al Conservatorio Nacional de Música de Lima, donde estudia composición y Dirección de Orquesta con los maestros Andrés Sas y Jean Costantinescu. A los 21 años de edad compone su primera obra musical a nivel sinfónico ”Rapsodia Arequipeña”, para piano y orquesta que le valiera un Primer Premio Nacional. Fue estrenada por la Orquesta Sinfónica Nacional bajo la conducción del maestro Theo Buchwald, actuando como solista de piano el propio compositor.
En el año 1958 fue designado Director de la Escuela Regional de Música de Huanuco. Por su infatigable labor en la enseñanza y difusión musical, el gobierno peruano le concede una beca para realizar y ampliar sus estudios musicales en Europa. En España se dedica al estudio de Contrapunto y fuga, en Italia toma contacto con los maestros Virgilio Mortal, Herman Scherchen y Miguel Angel Benedetti al asistir al Curso de Perfeccionamiento en el campo de la composición, Dirección de Orquesta y Piano respectivamente, en la famosa Academia Chigiana en Siena.
Al regresar a su patria actuó con la Orquesta Sinfónica Nacional y la Orquesta Sinfónica de Arequipa. Recientemente ha actuado como solista del piano con la orquesta Latinoamericana de Miami EEUU, interpretando su propia obra sinfónica: Rapsodia Arequipeña para piano y orquesta.


Obras:

1) MISA JUBILAR (Jubilee Mass) for Orchestra and Choir. Winner of Peruvian national prize.
2) RAPSODIA AREQUIPENA (Arequipa Rhapsody) for Piano and Orchestra
3) CANTATA A LA CIUDAD CAUDILLO (Cantata for Choir and Orchestra)
4) SEQUENCIAS (Work commissioned by Peruvian radio and television)
5) ESTUDIO PENTAFONICO (Work for Piano)
6) SUITE GEOMETRICA (Work for Piano)
7) COMMEMORATIVE ANTHEM, PROVINCE OF HUANUCO, PERU
8) SESQUICENTENNIAL MARCH (Winner of Peruvian national prize)
10) MARCH OF THE “CHORRILLOS” MILITARY SCHOOL.
11.) MACCHU PICCHU CONCERTO FOR KENA AND SYMPHONY ORCHESTRA (2006)

- See more at: http://www.filarmonia.org/page/Jaime-Diaz-Orihuela.aspx#sthash.W4rw8PkG.dpuf

http://www.filarmonia.org/page/Jaime-Diaz-Orihuela.aspx





José Simeón Tejeda Mares


José Simeón Tejeda Mares (Andaray-Provincia de Consesuyos, Arequipa, Perú, 1826 - Lima, 23 de agosto de 1873) fue un político y abogado peruano. Fue Ministro de Justicia e Instrucción del Perú en 1864 y Secretario del mismo portafolio entre 1865 y 1867, integrando el llamado “Gabinete de los Talentos”, bajo la dictadura de Mariano Ignacio Prado y en pleno conflicto con España. Se contó entre los fundadores del Partido Civil. Presidió la Cámara de Diputados en 1872 y fue Alcalde de Lima en 1873.

Sus padres fueron José Santos Tejeda y María Juliana Mares. Cursó sus estudios escolares en el Colegio Nacional de la Independencia Americana de Arequipa, pasando luego a la Universidad Nacional de San Agustín de dicha ciudad, donde se recibió de abogado el 8 de marzo de 1851. Fue admitido como socio de número en la Academia Lauretana de Ciencias y Artes el 6 de agosto de 1852, ocasión en que leyó una memoria sobre la emancipación de la industria. Simultáneamente se dedicó al periodismo, colaborando en el diario El Republicano.

Su carrera política la inició en 1854, cuando se sumó a la revolución liberal que estalló en Arequipa contra el gobierno de José Rufino Echenique y que fue encabezada por el general Ramón Castilla. Tras el triunfo de esta revolución, ingresó a Lima junto a las fuerzas victoriosas, en enero de 1855.
Elegido diputado por la provincia de Condesuyos, se integró a la Convención Nacional en 1855, cuya secretaria ejerció, así como su vicepresidencia. Dicho cuerpo legislativo fue disuelto en 1857, luego de dar la Constitución Liberal de 1856.

Integró la comisión encargada de redactar los proyectos de Código Penal y de Procedimientos Penales, promulgados en 1863. En 1864 fue elegido decano del Colegio de Abogados de Lima.

Durante el gobierno del general Juan Antonio Pezet se le encomendó el Ministerio de Justicia e Instrucción, conformando el gabinete presidido por Manuel Costas, del11 de agosto al 16 de octubre de 1864. Eran los días de la crisis internacional desatada por la agresión de la Escuadra Española del Pacífico. Al organizarse el gobierno dictatorial del coronel Mariano Ignacio Prado, fue nuevamente convocado para hacerse cargo del portafolio de Justicia e Instrucción, esta vez bajo el título de Secretario, cargo que ejerció del 28 de noviembre de 1865 al 15 de febrero de1867, cuando finalizó la dictadura al ser elegido Prado como presidente provisorio. Bajo dicho función, Tejeda planteó la reforma de la enseñanza universitaria e intentó otras innovaciones importantes.

En 1871 participó en la asamblea ciudadana en donde se fundó el Partido Civil, que lanzó la candidatura presidencial de Manuel Pardo y Lavalle, la misma que triunfó. En 1872 fue nuevamente elegido diputado por la provincia de Condesuyos, siendo designado presidente de su cámara. En esa circunstancia tuvo que enfrentar la grave crisis política provocada por el rebelión de los coroneles Gutiérrez, que desembocó en el asesinato del presidente José Balta.

Mediante el voto ciudadano llegó a ser alcalde de Lima en 1873. Y en su calidad de prominente líder del Partido Civil, se le voceaba como sucesor de Manuel Pardo en la presidencia, cuando falleció ese mismo año, con apenas 47 años de edad.

Obra

Emancipación de la Industria (1852), en donde se declara resueltamente partidario del libre ejercicio de la industria, defendiendo la separación entre el poder industrial y el poder político, pues consideraba a éste incompetente para dirigir a aquél. Según su punto de vista, era perjudicial la tendencia que buscaba reglamentar la industria.


Predecesor:
Mariano Santos Álvarez Villegas
Ministro de Justicia, Instrucción y Beneficencia del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

11 de agosto de 1864 a 16 de octubre de 1864
Sucesor:
Manuel Antonio Zárate
Predecesor:
José Luis Quiñones
Secretario de Justicia, Instrucción y Beneficencia del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

28 de noviembre de 1865 a 15 de febrero de 1867
Sucesor:
Pedro José Tordoya
Predecesor:
Manuel Benjamín Cisneros
Presidente de la Cámara de Diputados del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

1872 a 1873
Sucesor:
Mariano Ignacio Prado
Predecesor:
Federico Marriot y Rivero
Alcalde Metropolitano de Lima
Escudomunlima.png

1873
Sucesor:
Aurelio Denegri

Bibliografía

  • Basadre, Jorge: Historia de la República del Perú. 1822 - 1933, Octava Edición, corregida y aumentada. Tomos 5 y 6. Editada por el Diario "La República" de Lima y la Universidad "Ricardo Palma". Impreso en Santiago de Chile, 1998.
  • Tauro del Pino, Alberto: Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 16, TAB/UYU. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-165-0
  • Vargas Ugarte, Rubén: Historia General del Perú. Tomo IX. Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú, 1971.

Manuel Lorenzo Aguirre de la Fuente


(Arequipa, 10 de agosto de 1863 - Arequipa, 6 de febrero de 1951)

El caso de don Manuel Aguirre es el de un grupo de sinceros aficionados a la música, que a fines del siglo pasado y principios del presente sostuvieron de manera exclusiva la vida musical en las más importantes ciudades del país.

Con Duncker Lavalle, Polar y otros conformaron una generación de autodidactas que, a pesar de las dificultades derivadas de la ausencia de academias y conservatorios, llegaron a adquirir una sorprendente cultura musical, gracias principalmente a su fervor y afición indesmayable.

Aunque nunca se ocupó profesionalmente en su arte, su influencia alcanzó a muchos de los que posteriormente fueron destacados músicos; en una oportunidad y con motivo de una visita que hizo a Lima, recibió el homenaje de los músicos limeños en una actuación durante la cual los esposos Sas – Rosay interpretaron varias de sus obras.

Al decir del fallecido crítico Carlos Raygada “… la visita a don Manuel era el eje afectivo del itinerario que cumplían los músicos que llegaban a Arequipa…”

Su obra comprende más de 50 títulos, muchos de los cuales están inéditos; sin embargo, algunos han sido interpretados y editados, así como arreglados especialmente para orquesta, cuarteto, etc.

Para la discografía, dejó en 1924 dos temas de su repertorio: "Doris" y "Vals lento". 

Destacan sus piezas: “De mis montañas”, Suite; “Sombras”, Interludio; “Emblema”, para coro femenino.

En 1945, el Gobierno lo nombró Director Honorario Vitalicio de la Escuela Regional de Música del Sur, en homenaje a sus méritos.





- Ver más:  http://www.filarmonia.org/page/Manuel-Aguirre.aspx#sthash.1uW1PnpO.dpuf

Javier Pardo Belaunde





Javier Pardo Belaunde (1914-2013) , declarado “Hijo Ilustre de Arequipa” por la Municipalidad Provincial de Arequipa, recibió sus credenciales como Senador y Consejero Diplomático del Parlamento Mundial para la Seguridad y la Paz un 29 de mayo del 2002, día de su onomástico, ante una concurrencia nutrida de amigos y familiares.


En efecto, el Excmo. Senador Don Javier, toda su vida ha dedicado a la causa de los valores morales de las familias, siendo él mismo “el ejemplo de trabajo y dedicación al deber”. Fundó muchas instituciones en el Perú como el Club de Leones de Arequipa, construyó con toda su Directiva sin que le cueste al gobierno peruano un solo céntimo, la Comisaría Modelo de Yanahuara de Arequipa. Recuperó el Buque Insignia BAP “Miguel Grau” (1980) que los gobiernos de turno lo dieron por perdido y no se interesaron, y fue el gestor del Proyecto Majes durante el gobierno del Gral. Manuel A. Odría (24 junio 1949) proyecto olvidado por decenios, y cuyo costo se estimaba 300 millones de soles con un área de 50 a 70 mil hectáreas de Majes, Siguas y Víctor, ahora frontera agrícola más importante del Perú. El 15 de julio de 1950 Don Javier Pardo Belaunde asume el cargo de Presidente del Club de Leones de Arequipa y dijo: “con quienes me acompañan, seguiré empeñado en hacer realidad las irrigaciones de las pampas de Majes, Siguas y Vítor” según anotara, Luzgardo Medina Egoávil, un amigo poeta arequipeño.




Ha recibido innumerables distinciones y reconocimientos por su labor social y humano.