La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Federico Abril y Llosa



Nació en esta ciudad de Arequipa el 16 de Diciembre de 1827 y se bautizó el 17 del mismo mes y año. Fue hijo del matrimonio contraído por el Coronel don José Anselmo Abrill y Olazábal y la Sra. Da. María Encarnación de la Llosa y Benavides, de la misma ciudad de Arequipa.


El Coronel  Federico, contrajo matrimonio en la ciudad de Trujillo el 24 de Abril de 1856 con la Sra. Da. Enriqueta Borgoño y Castañeda, hija del General don Pedro Antonio Borgoño, natural de Chile, prócer de la Independencia del Perú, y de doña Manuela de Castañeda y Madelengoytia Saens de Zárate. 

El Sr. Abril y Llosa, fue nombrado Prefecto de este Departamento de Arequipa, el 7 de Marzo de 1892, y se recibió el 21 de los mismos. El 28 de Marzo del año en que se recibió, reúne en su despacho a los periodistas y les dice que está dispuesto a actuar conforme se lo sugieran, en lo administrativo, y les recomienda la necesidad de dar sana doctrina al pueblo.

El 2 de Abril reunió al Concejo Provincial y pronunció brillante discurso, recomendando la enseñanza primaria, el buen servicio de los preceptores, la traslación de la cárcel, la continuación de la obra de la recova, la mejora y comodidad de los famosos baños de Yura. Tributa efusivo aplauso por la obra de Yumina, recomienda el acrecentamiento de la renta municipal, el ornato de la población, etc., etc. «Arequipeño de nacimiento, les dice, y habiéndome cabido la alta honra de regir los destinos públicos del Departamento, quiero consagrar mis esfuerzos, mis afanes, mis desvelos a la mejora y al bien de esta hermosa ciudad. Por esto vengo a vosotros, más que con el carácter de autoridad, como arequipeño, a ofrecer toda mi colaboración » Hizo lo mismo con la Sociedad de Beneficencia, reunió a sus miembros el 3 de Abril y pronunció tierno discurso, en el que recomendó trabajar con ahincó y tesón para acrecentar sus rentas, y ofreciéndoles su apoyo incondicional para todo lo que signifique el bien y adelanto de la Institución, en el servicio de los pobres enfermos y huérfanos desvalidos.

El Coronel Prefecto fue también Prefecto de Ayacucho, cuya Catedral reconstruyó; de la Libertad y Cajamarca. Fue Director de la Escuela Militar de Chorrillos. Concurrió a la batalla de la Palma, junto con su hermano Bruno Abril, en donde salió herido, y era entonces Comandante y estuvo a las órdenes del General Castilla. Asistió asimismo a la batalla de Miraflores, junto con su hermano el Coronel don Máximo, en cuya batalla murió. Fue este Coronel padre del General don Carlos I. Abril y Galindo, que desempeñó altos puestos en la administración pública.

Sirvió el puesto de prefecto desde 21 de Marzo de 1892, que se hizo cargo, hasta el 10 de Junio del mismo año, que se ausentó a la Capital, y dejó en su lugar al Subprefecto.

Los hijos del matrimonio Abril-Borgoño fueron varios, entre ellos fue uno el Sr. D. Carlos, que ejerció puestos importantes, como Secretario de la Presidencia de la República en 1894, cuando desempeñó esta Magistratura el General don Justiniano Borgoño, hermano de la Sra. Enriqueta; Diputado a Congreso; Prefecto de Apurimac, Moquegua y Tacna; y el que contrajo matrimonio con la distinguida Sra. Da. Amalia de Vivero y Merino, de noble alcurnia, y cuya familia es de suma importancia que sentimos no poder darle cabida en este libro, por razones que no se ocultarán a los lectores.



El Prefecto Coronel don Federico Abril y Llosa falleció en Lima, el 3 de Abril de 1910.