La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Nicanor Pórcel


Nació en Arequipa el 5 de abril de 1839. Fue hijo de Santos Porcel, natural de La Paz (Bolivia), y de María Angélica Rivero y Tristán, de la nobleza local. Estudió en el Seminario de San Jerónimo. Desde muy joven se inició en el magisterio; a él dedico todos los años de su vida. Regento un colegio de instrucción media fundado por él, hasta el año 1881, en que se ordenó de sacerdote, realizando así la aspiración que había tenido siempre.

En un aviso publicado en "La Bolsa" leemos: "Colegio de Nicanor Porcel. El 1° de febrero del presente año (1871) principiarán a funcionar en dicho Colegio todas las clases correspondientes a la instrucción primaria y media, con sujeción al programa que conoce el público".

En mérito a sus conocimientos, mereció del obispo Juan Ambrosio Huerta que lo nombrara Secretario de Cámara y Gobierno de esta diócesis, puesto que desempeño a satisfacción del prelado. Fue racionero del Cabildo metropolitano en 1884, nombrado por el presidente Miguel Iglesias. Dos años después fue ascendido a canónigo de merced, el 30 de enero de 1886, ano en que también file gobernador eclesiástico. Ascendió a la dignidad de tesorero y consiguió igualmente ser nombrado maestre-escuela, chantre; y, finalmente, deán, por fallecimiento del doctor Mariano Lorenzo Bedoya.

Ingreso a la docencia en la Universidad de San Agustín en 1876, donde tuvo a su cargo la cátedra de Metafísica hasta 1883, en que renuncio por haber sido nombrado profesor de Filosofía y Rector del Seminario.

Víctor Andrés Belaunde, discípulo del maestro Porcel en la cátedra de Metafísica, lo recuerda como un curso memorable: "Sus clases de Metafísica eran lo que los ' escolásticos llamaban diputaciones; después de una breve exposición, en términos precisos casi perentorios, el doctor Porcel abra el debate para estimular así el interés de los alumnos. Y este maestro que solía tener fama de intransigente y dogmático, resultaba tener gran amplitud y tolerancia".

En la universidad su labor fue vasta y notable; pues ejerció el cargo de Vicerrector y el de Rector de 1878 a 1879- Y como tal se preocupó de la reorganización de la enseñanza y de la mejora de los haberes de los profesores, con una orientación altamente liberal que abona en su favor, dada su condición de sacerdote.

Debió ser obispo de Arequipa; pero no logró esta última dignidad porque fue designado el señor Manuel Segundo Ballón Manrique que ocupaba la canonjía magistral del coro.

Sus obras son las siguientes : "catecismo y doctrina" , célebre por la claridad y método con que expone la doctrina cristiana ; "Historia Sagrada" , y "Filosofía Descriptiva" (manuscrito desparecido).
Arquipeño ilustre el doctor Porcel era venerado como el maestro de varias generaciones ,  falleció en su ciudad natal el 2 de julio de 1907.