La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Domingo Gamio y García


Fue hijo legítimo de don Pedro José Gamio y Araníbar, que también fue Prefecto y Alcalde, y de la señora doña María Martina García Pacheco. Nieto Paterno lo fue dé don Bernardo Gamio y García y de la señora doña Antonia Araníbar Fernández Cornejo, y bisnieto de don Martín Gamio y Vicuña, natural de Gástelo en el Reino de Navarra y de la señora doña Catalina García Idiáquez, tronco de la familia Gamio en Arequipa y Lima. 

Nació en Arequipa y fue bautizado en la Parroquia del Sagrario el 4 de Agosto de 1827. Fue el famoso arequipeño, el ídolo del pueblo, que con su voz patriótica, lo cautivaba, lo atraía, lo dominaba, y fomentaba levantamientos en pro de las buenas causas, por la salud de la Patria, por su prosperidad, por su engrandecimiento.

La sirvió en varios puestos públicos, como la Jefatura del batallón "Libres de Arequipa". Y en 1865 fue Prefecto y Comandante General, portándose en estos cargos a satisfacción del público v del Gobierno. Fue también Representante a Congreso y ejerció otros cargos de importancia.

Falleció asesinado juntamente con Herencia Zeballos el 2 de Febrero de 1873 en el pueblo de Chinchao, Huánuco. Cuando Arequipa supo esta victimación de su hijo predilecto, quiso levantarse y revolucionarse contra el Gobierno, pero fue detenido con sagacidad.

Fue casado con doña Aurora Igarba; y en 28 de Mayo de 1853 se bautizó su hijo Pedro José Santos. El Coronel Gamio había sido nombrado Prefecto por el Presidente General don Mariano Ignacio Prado.


Fuente:

ARTEMIO PERALTILLA DIAZ, "Prefectos de Arequipa"