La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Juan Manuel Polar Ugarteche


Del tronco de los Polar su rica sabia ha rendido hombres notables en el Magisterio, la Literatura, el Derecho y el Parlamento procede el actual Decano.

Nació Juan Manuel Polar U., el 3 de Septiembre de 1910, en la vieja casona de la calle "Santa Catalina", muy próxima al Monasterio, que, con este nombre, se fundó, con autorización del Virrey Toledo, en los albores de Arequipa. Sus rancios muros, están impregnados de musicales sones y maitines y de un cúmulo de recuerdos, que desde muy lejos vienen, para ensartarse en el dorado hilo de la tradición. Acá se reunían los "pacpacos" (el más antiguo y uno de los más prestigiosos cenáculos intelectuales de Arequipa); los pobres y los "piojos" (granujas) de don Juan Manuel Polar V., el santo laico, cuya vida se extinguió bajo esos mismos muros, con la belleza dulce y serena de un avemaria.

Sus padres fueron: don Miguel Ángel Polar, viva fuente de tradición e historia y doña Esther Ugarteche de Polar.

Juan Manuel Polar Ugarteche cursó estudios en los Colegios de los Sagrados Corazones, Independencia e Instituto Arévalo y en las Universidades de San Agustín, San Antonio y San Marcos.
En la de San Agustín se bachilleró en la Facultad de Letras, en 1931; y, posteriormente, en la de Derecho. Se graduó de Abogado, el 27 de Diciembre de 1934 y de Doctor en Jurisprudencia, Ciencias Políticas, Económicas y Administrativas, el 6 de Enero de 1935, con la importantísima tesis: "Condición Jurídica del Indio Analfabeto".

El 29 de abril de 1942 ganó el título de Profesor de Segunda Enseñanza.

Desde muy joven se ejercitó en la docencia, especialmente en el Colegio de la Independencia, habiendo obtenido el nombramiento de Catedrático de Derecho Civil, en la Universidad de Arequipa, en 1935, cargo que ha seguido ejerciendo hasta la fecha, y en el cual ha alcanzado indiscutible dominio y sentido de autoridad.

Con innata vocación por la abogacía, abrió estudio, apenas se graduó, el cual ostenta hoy indiscutible prestigio, ganado limpiamente con capacidad, notoria buena fe y ponderable hidalguía.

También ha prestado servicios el Dr. Polar al Cuerpo Jurídico de la Zona Judicial del Ejército, como Auditor.

En 1940 concurrió a la transmisión del mando, en Bolivia, como miembro de la Embajada Extraordinaria acreditada por el Perú.

Ejerciendo el cargo de Cónsul Honorario de Bélgica en Arequipa, file elegido Sub-Decano del Cuerpo Consular.

Al Colegio de Abogados le ha prestado sus importantes ser vicios en tres oportunidades: en 1938, en 1960 y en 1961, actuando como Secretario, Primer Diputado y Decano de sus Juntas Directivas.

Su actuación más relevante ha sido, sin duda, en 1961, organizando y presidiendo el III Congreso Nacional de Abogados, en cuyo certamen lució el Dr. Polar indiscutibles condiciones de gran Director. Con ejemplar decisión supo afrontar las dificultades para la realización de este magno Certamen, en el cual jugó el primer papel.

En el Dr. Juan Manuel Polar complace encontrar, con el prestigio del maestro y del abogado, la caballerosidad y la definición. Sus armas son hidalgas porque sabe velarlas en el castillo de su fe religiosa y cívica.

Ha recibido, entre otras distinciones, las Condecoraciones de Caballero y Oficial de la Orden del Gobierno de Bélgica; y la Vice- Presidencia de la Federación Nacional de Abogados, al producirse la renovación de su Cuadro Directivo, en 1961.