La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Los Hermanos Delgado

Los Hermanos Delgado fueron unos de los artistas más representativos del yaraví arequipeño, dueños de una cpacidad interpretativa muy original y tradicional.

Ellos son ,  Isaac (1918-2000), Hermenegildo  (1920-2000), Jorge (1921) y David, llamado Juan de Dios por confusión involuntaria de partidas de nacimiento (1923-2000), nacidos en la calle Chullo del barrio de Antiquilla. (1)

A lo largo de su trayectoria artística han logrado ser reconocidos por su talento y el estilo tan especial con que interpretaron, vals, las pampeñas, y en especial el yaraví que ha sido el principal género por el cual eran conocidos. Fueron distinguidos por municipios y algunas instituciones que supieron valorar su trabajo, pero casi siempre se enfrentaron a la indiferencia de los mismos arequipeños que intentaron enterrarlos junto con la mejor expresión musical que logró cultivar el poeta Mariano Melgar: el yaraví.

Siempre fueron visitados por emisarios del Concejo Provincial de Arequipa para ofrecerles un poco más de cien soles por varias actuaciones en las fiestas de la ciudad, donde la presencia de los hermanos Delgado ya se hizo tradicional.

Su padre se llamó Hermenegildo Delgado Diaz, trabajaba en el ferrocarril como maquinista, murió a los 53 años, fue también un interprete de yarvies y tocaba muy bien la guitarra.(2)

Cuando recién empezaba para ellos el despertar de la vida, fueron formados por el mismo yaraví que interpretaba su padre y un hermano de éste.

Su madre, doña Juana Delgado de Delgado, no quería que sus hijos se dedicaran a las jaranas como su padre, ya que era un bohemio y buen cantor.

Pero sin darse cuenta, fue su mismo padre quien se convirtió en su maestro, pues nada más escucharlo tocar y cantar sus yaravíes para que los cuatro hermanos esperaran la oportunidad de ensayar con los mismos instrumentos, lo que años más tarde dominarían con tanta habilidad.

Siendo, así las cosas, al fin llegó para ellos su primera oportunidad durante una presentación especial que hicieron en el teatro Olimpo de la calle Mercaderes. Entre sus oyentes estaba nada menos que el gran músico arequipeño Benigno Bailón Farfán, el cual se acercó al director del grupo, Hermenegildo Delgado, y tras felicitarlo y alentarlo a seguir adelante, no pudo evitar, darle unos cuantos consejos, diciéndole que nunca fumara ni se emborrachara con el fin de cuidar su voz.
Arequipa.

Durante los años posteriores, los Hermanos Delgado lograron hacerse un nombre dentro de la música arequipeña, sobre todo por su estilo tan especial de interpretar el yaraví, y viajaron infinidad de veces por el Perú ante el inusitado requerimiento de su arte.

Hasta entonces nunca habían concretado su trabajo en algún disco que pudiera quedar como recuerdo de su vida.

La oportunidad llegó para ellos a comienzos de 1970, cuando el general del Ejército Atilio López Ameri, ocupa un cargo especial dentro del Sistema Nacional de Movilización Social (SINAMOS) y, debido al gusto tan especial que tenía por el yaraví, se interesa en los mejores exponentes de este género musical y tras una búsqueda incesante llega a conocer a los Hermanosnos Delgado.

"En esta labor también resultó providencial la presencia oportuna del doctor Fortunato Turpo Choquehuanca, quien junto al general Atilio López se abocaron a la tarea de hacer ensayar a los grupos elegidos para una grabación en los estudios Virrey", escribió el periodista Antonio Manchego Zeballos.

Así pues, fueron días de intensos ensayos en líos ambientes del Fundo El Fierro y al final de cuentas los elegidos viajaron a Lima para la tan ansiada grabación", remarcó el periodista en el diario La República.

De este modo salió el primer trabajo musical conocido como "El yaraví arequipeño", un disco de larga duración donde aparte de los hermanos Delgado, también intervinieron los hermanos Cervantes, Dúo Cerpa Llosa, Dúo Paucarpata y el Dúo Los Mistianos. El disco contiene hermosos temas del folclor arequipeño como «Amargo desengaño», «La partida», «El cisne», «Oh, espantosa soledad», «Mi Elifonsa», «Ya que para mí no vives», «Despedida a Silvia», «Bella mujer», «Pajarillo cautivo», «Recordarás dueño mío» y «Cuando te miro».

Posteriormente los hermanos Delgado han logrado grabar cuatro casetes donde se encuentra lo mejor de su repertorio musical. Estuvieron de acuerdo en que el yaraví arequipeño es uno de los géneros musicales más bellos del folclor peruano que según la tradición popular, fue creado por el poeta y prócer de la independencia nacional, Mariano Melgar, fundador además de la poesía romántica.

La letra de los yaravíes está inspirada en temas como el amor, la ausencia, la muerte y el desengaño, con una música inmensamente triste, tocada en temple "baulí" y con instrumentos que le dan un efecto estético de extraordinaria riqueza musical.

Actualmente, los hermanos Delgado hubieran seguido haciendo música como en sus mejores tiempos si la parca no se los hubiera llevado. Fueron orgullosos como el Misti y tan jaraneros como todo buen arequipeño. A pesar de los malos tiempos, nunca perdieron su picardía y su chispa para contar chistes y anécdotas de las más encantadoras, pero todo ello vuelve a formar parte de su repertorio inagotable de canciones, nacidas de lo más hondo del alma y de lo más profundo del sentimiento. Su vida tendrá que resumirse necesariamente en la letra de un triste yaraví.  

Fuente:

  • Marcela Cornejo Díaz, "Música Popular del Valle del Chili (1),(2)
  • Fortunato Turpo Choquehuanca, "Arequipa república Independiente, Reflexiones sobre el orgullo arequipeño).