La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Natalicio R. Delgado Loaiza


Escultor y artista arequipeño, sus padres fuerón don Manuel Delgado y doña Mercedez Loaiza. Nació, en 1883.Vivió en el Callejón Bayoneta en San Lázaro. Casó con Rosa Molina, el 22 de agosto de 1908.

Realizado estudios en las principales academias y museos de Europa, así como en la República Argentina y ganaNdo importantes concursos, entre los más importantes:
  • El primer premio de segunda clase en el concurso de la Exposición de Venecia de 1904.
  • El segundo premio en el concurso para el monumento a Federico Isclópis en Turín 1905.
  • El primer premio en el Concurso de la Exposición Promotiz de Turín  1905.
  • El primero y segundo premio en todas las clases de dibujo, plástica  y composición en la "Reggia Accademia Albertina".
  • El primer  premio con medalla de oro en el Concurso Vaticano, para el 50 aniversario de la Inmaculada.
Allá por la primera década del siglo XX  se empezó a proyectar  reformas en la urbe mistiana, atrás quedaron las cicatrices del  gran terremoto de 1868  y la guerra del pacífico,  y se decidía ingresar decididamente a la modernidad. Uno de los temas  principales  para el cambio  era el de dotar de mayor prestigio a la plaza mayor, que debía expresar  con ahínco el esfuerzo y superación del pueblo arequipeño en su paso a un mundo más científico y positivo. Don Natalicio estuvo a punto de concretar el proyecto de remodelación de la plaza mayor de Arequipa con la construcción de  un amagnifica fuente, pero por problemas económicos se trunco la empresa. Sus estudio de arte se localizaba en la Calle Mercaderes 3ra cuadra, donde impartia también  clases  de escultura.

Fuente:

Fuente: "Revista Ilustrada Actualidades"  Año V , N° 238, Lima, Octubre 19 de 1907.



Andrés Meneses Cornejo

Fue hijo del doctor Andrés Meneses Pino y de Adelaida Cornejo Zavala. Don Andrés Guillermo Meneses Cornejo (1872 – 1976), casó con Victoria Delgado Arias, hija del doctor José Santos Delgado y de Manuela Arias.  Abogado y agrimensor civil; Alcalde de Arequipa (1918 – 1919); presidente del jurado departamental de elecciones en 1939; Vocal Suplente de la Corte Superior de Arequipa. Vivía en la calle Ugarte 207, donde actualmente queda el Instituto Cultural Peruano Alemán.  

El 4 de julio de 1919, el presidente José Pardo es depuesto por un golpe cívico militar encabezado por el candidato triunfante en las elecciones de ese año, Augusto B. Leguía.  En medio de esa efervescencia popular, la muchedumbre en Arequipa pide a la primera autoridad política del departamento, Arturo Núñez Chávez que reemplazó a Fernando Alvizuri, la renovación de las autoridades de la ciudad.  La crónica periodista de la época cuenta que la manifestación se dirigió a la casa del señor Octavio Muñoz Nájar en la calle Ejercicios, hoy Álvarez Thomas, a quien aclamaron como futuro alcalde, pero como no lo encontraron, volvieron a la plaza, donde hablaron desde el atrio, los doctores José Pacheco Andía y Felipe Santiago Rivera.  

Hasta entonces el alcalde de la ciudad era el doctor Andrés Guillermo Meneses Cornejo. Su autoridad fue desconocida por el comicio popular de julio de 1919. Y en su reemplazo fue aclamado el señor Octavio Muñoz Nájar. Sin embargo, no asumió la alcaldía provincial sino hasta 1921, en que fue nombrado por el gobierno de Leguía.   

Predecesor:
Modesto de Romaña
1914
Alcalde de Arequipa
1918-1919
Sucesor:
Agencia del poder ejecutívo


FUENTES:

Mario Rommel ARCE ESPINOZA. Andrés Meneses. Decano fundador del Colegio de Abogados de Arequipa. 2004.

Eduardo Harmsen Averasturi


Fue hijo de Jerónimo Guillermo Harmsen, natural de Hamburgo, y de María Dolores Averasturi. Nació en 1855. Casó el 2 de julio de 1885 con María Isabel Julia Gámez Gutiérrez.  Fue Director de la Beneficencia Pública de Arequipa, en el periodo 1909 – 1910. Refiriéndose a él, Santiago Martínez en su libro sobre los directores de la beneficencia pública de la ciudad de Arequipa, cita la memoria de Manuel Trinidad Marina, correspondiente al año de 1915, donde dice: “El 20 de agosto tuvimos la sensible pérdida de uno de los más entusiastas miembros de la institución: el señor J. Eduardo Harmsen, el que al frente de la Dirección y de la Inspección de Rentas a cuyo cargo estuvo en diversas ocasiones, prestó servicios por demás importantes. La H. Junta Directiva, como débil prueba de gratitud, acordó hacerle los honores correspondientes, declarándose de duelo y concurriendo en Corporación a los funerales y sepelio”.  Su gestión municipal se instaló el 19 de mayo de 1912. Al término de la misma, el 31 de diciembre de ese año, Eduardo Harmsen presentó la memoria de la administración local, con el resultado de las obras públicas llevadas a cabo por él.   

NUEVO MERCADO SAN CAMILO 

Con el terremoto de 1868, la antigua Iglesia de San Camilo fue destruida. Allí, justamente, se proyectó construir el mercado central de la ciudad, cuyo local recién fue construido a comienzos del siglo XX.  Su costo estaba presupuestado en 150 mil soles. Sin embargo, el proyecto no comprendía el total de la manzana, sino solamente la mitad. Fue el inspector de obras públicas, Gerardo Cornejo Iriarte, quien sostuvo que la nueva construcción se hiciera en toda la manzana, teniendo que expropiarse varias casas por la calle Piérola. Gracias a su decidida convicción de que tenía que lograr la expropiación, y tras su exitosa gestión, el mercado San Camilo fue construido en toda la manzana, y se puso la primera piedra el 8 de diciembre de 1910.  En 1912, se enmendaron los planos y se acordó gestionar la expropiación de las casas colindantes para que el mercado ocupase el cuadrilátero de la antigua Plaza de San Camilo.  Al instalarse el concejo municipal, a cargo de Eduardo Harmsen, “los trabajos de la obra del Mercado de esta ciudad se hallaban muy avanzados, habiéndose ejecutado ya con arreglo al nuevo plan de la ampliación de ella, ordenada por resolución suprema de 24 de abril de 1911”, según refería en su memoria. Al finalizar su gestión, la obra del Mercado estaba para terminarse, “pues solo falta la construcción de las mesas de concreto con mármol para los puestos de venta de la carne, y alguno que otro detalle”.  En realidad, el mercado tal y como hoy lo conocemos se terminó de construir en las gestiones de los alcaldes Belisario Soto y Alberto Rey de Castro, de quienes me ocuparé en su momento.   

ALAMEDA JORGE CHAVEZ 

 Quedó inaugurada la apertura de la alameda Jorge Chávez en el mes de julio de 1910, con motivo de la celebración de las fiestas patrias. Posteriormente, el concejo provincial acordó ensanchar la alameda hasta el río. Y por resolución suprema de 3 de febrero de 1911, se declaró de utilidad pública el referido ensanche. Sin embargo, a raíz de la propuesta de reubicación de la alameda, se produjo un desacuerdo con los propietarios de los terrenos expropiables, a quienes se notificó que no hicieran  sembríos, lo cual, el alcalde Harmsen dejó sin efecto, mientras se resolvía definitivamente el asunto sobre el cambio de ubicación de la alameda.   

PARQUE Y MONUMENTO A GOYENECHE 

Con motivo de la inauguración del Hospital Goyeneche, en febrero de 1912, la gestión municipal del doctor Arturo P. Linares, acordó denominar Avenida Goyeneche a la que debía abrirse de norte a sur, delante de la fachada del Hospital, en homenaje a su benefactor el obispo arequipeño José Sebastián de Goyeneche y Barreda. De igual forma, a su sobrino Juan Mariano de Goyeneche y Gamio y a sus hermanas. Asimismo, se acordó hacer frente al Hospital un parque y un monumento al centro de éste que simbolizara la gratitud de Arequipa a la familia Goyeneche, debiendo llevarse a efecto esta obra por suscripción popular que encabezaría el municipio.   

PLAZUELA DE LA RECOLETA 

 A iniciativa del doctor Gerardo Cornejo Iriarte, miembro del anterior concejo presidido por el doctor Arturo P. Linares, se acordó la formación de una plazuela en el costado norte del templo de la Recoleta Franciscana, obsequiando el doctor Cornejo Iriarte, para ese objeto, un pequeño terreno de su propiedad.  El concejo municipal a cargo de Eduardo Harmsen, acordó para la realización de los estudios y formación del plano y presupuesto de la plazoleta referida, se lleve adelante la propuesta del agrimensor civil Alberto de Rivero.   

TRANVÍA ELÉCTRICO 

El transporte urbano por tracción animal será sustituido por el tranvía eléctrico, a raíz de que también se instaló la empresa eléctrica en la ciudad. De manera que a partir del 13 de julio de 1913 se pudo contar con este nuevo servicio, cuya inauguración constituyó un gran acontecimiento para Arequipa.  Se realizó la tarde del 12 de julio de 1913 y “El Pueblo” en su edición del día siguiente, contó que la ceremonia fue presidida por el alcalde municipal Eduardo Harmsen, el obispo Mariano Holguín, el prefecto departamental, coronel Augusto Bedoya, en representación del presidente Guillermo Billinghurst, los vocales del Superior Tribunal, los gerentes de los bancos y el representante de la empresa, Constantino Berninzone. Con ese motivo, se pronunciaron varios discursos.  Así sintetizó “El Pueblo” lo vivido la tarde del día 13 de julio: “La animación en la ciudad ha sido excepcional. Puede decirse, que toda Arequipa ha manifestado su contento por la implantación definitiva de una obra de tanta trascendencia como el tranvía eléctrico”.  Por su parte, el alcalde Eduardo Harmsen señaló que la obra del tranvía eléctrico no era del concejo sino de empresa particular. Estuvo a cargo de la compañía W. R. Grace de Nueva York, a la cual Carlos Espejo Ureta, autor de la propuesta, vendió sus derechos. Indicó, además, que de acuerdo a una resolución suprema de 30 de marzo de 1912, el plazo de 99 años para que la propiedad del Ferrocarril Urbano, ahora Tranvía Eléctrico, pase a ser del municipio, sería por 75 años más a contar desde 1912, o sea tal número de años sobre los 38 ya corridos desde 1874.  Refiriéndose a los trabajos del tranvía eléctrico, dijo: “El 30 de julio de 1912 se inauguraron los trabajos del tranvía eléctrico, con la colocación del primer riel, en la parte central de la calle delantera del Portal de San Agustín, en la plaza de armas; y al presente se hallan bastante avanzados, tanto en esta ciudad como en el camino de Tingo”.  Una vez inaugurado hizo servicio hasta Miraflores, Tingo y la Estación. A Yanahuara no había servicio pues las unidades llegaban solo hasta el Puente Grau.   

INCENDIO EN MOLLENDO 

Un hecho trágico acontecido durante la gestión municipal de Eduardo Harmsen fue un gran incendio en Mollendo, “hubo un gran número de damnificados”, apunta Virginia Vargas Tizón, en su libro “La Municipalidad Provincial de Arequipa en el siglo XX”. Y agrega: “por ser el alcalde mollendino, no dudaron en pedir ayuda, la que se aprobó en sesión, acordándose colaborar con el monto de S/. Un mil soles como un aporte de la Municipalidad Provincial a los damnificados del siniestro”.  Terminó su periodo el 1º de enero de 1913; pero fue reelegido, porque figura como alcalde de la ciudad en la inauguración del tranvía eléctrico, el 12 de julio de 1913. 

Predecesor:
Arturo Linares
(2/01/1912-19/05/1912)
Alcalde de Arequipa
1912
Sucesor:
Edmundo Escomel Hervé
1913
Modesto de Romaña
1914


FUENTES:  


  • Eduardo HARMSEN. Memoria de la Administración Local de Arequipa presentada al H. Concejo Provincial por el Alcalde señor J. E. E. Harmsen y correspondiente a los meses corridos de 19 de mayo a 31 de diciembre del año de 1912. Arequipa: Tipografía Quiroz, Ejercicios 21, 1912.  Santiago MARTÍNEZ. Directores de la Beneficencia Pública de esta Ciudad de Arequipa. Arequipa, Perú, Febrero de 1940.  Virginia VARGAS TIZÓN. La Municipalidad Provincial de Arequipa en el siglo XX. Ediciones UNSA, 1ra. Edición, 1996, abril.

Abel de la Encarnación Delgado


(Arequipa, 1841 – 1909? 1914?). Poeta y editor del siglo XIX, nacido en Arequipa, ciudad donde estudió Letras. Su vida estuvo dedicada a la escritura de la poesía. Su primer texto poético fue Violetas (1865). Desempeñó diversos cargos en su vida, entre ellos, la judicatura de primera instancia en Tarma e Islay. Se trasladó a la ciudad de Lima, donde colaboró en diversos periódicos y revistas. Dirigió y editó La Bella Limeña. Periódico Semanal para las Familias, que tuvo entre sus mecenas
al acaudalado ferroviario Henry Meiggs.

En este semanario Abel de la Encarnación publicó el texto en prosa «Un remedio infalible» y contó con la colaboración de escritoras como Juana Manuela Gorriti, Carolina Jaimes de Freire o María Josefa Mujica y, entre los escritores más renombrados, a Luis Benjamín Cisneros, Carlos Augusto Salaverry, Ricardo Palma y Manuel González Prada, entre otros. Como lo ha explicado Mónica Cárdenas: «Es el primer semanario dirigido a la mujer de la capital del Perú, ya que tras la denominación de “familias” en realidad se buscaba aludir tanto al espacio doméstico como a la protagonista dentro de él». El periódico apareció en once entregas entre el 7 de abril y el 16 de junio de 1872. También  colaboró en El Correo del Perú (con un estudio llamado «La educación del niño y de la mujer», en 1872).

Con el italo-norteamericano Peter Bacigalupi editó El Perú Ilustrado. Semanario para las familias (1887-1892). Esta revista tiene como fecha de inicio el 14 de mayo de 1887, y salía a la venta los sábados; alcanzó un total de 280 números. Fue novedosa al presentar un formato gráfico muy atractivo para los lectores. Este semanario además tenía una venta por suscripción y un avisaje comercial bastante nutrido. Las colaboraciones de Abel de la Encarnación estuvieron firmadas con el seudónimo Adelaed. Publicaron en sus páginas escritores importantes como Clorinda Matto de Turner o José Santos Chocano.

El historiador Manuel Zanutelli indica que en 1979 publicó el libro de poemas Corona poética de la Santísima Vírgen y menciona un libro inédito, Brisas del Rímac. Finalmente se mencionan dos fechas para su deceso: 1909 y 1914.


Fuentes:
  • Agustín Prado Alvarado,Universidad Nacional Mayor de San Marcos
  • BATRES MILLA, Carlos (1994). Enciclopedia biográfica e histórica del Perú. Siglos XIXXX.
  • Tomo I. Santa Fé de Bogotá: Editorial Milla Batres.
  • DENEGRI, FRANCESCA (1996). El abanico y la cigarrera: la primera generación de
  • mujeres ilustradas en el Perú 1860-1895. Lima: IEP-Flora Tristán.
  • VELÁZQUEZ CASTRO, Marcel (2000). «Notas sobre El Perú ilustrado». Ajos & Zafiros.
  • Revista de Literatura, n° 2, Lima, pp. 177 - 183.
  • ───. La República de papel. Política e imaginación en la prensa peruana del siglo XIX.
  • Lima. Fondo Editorial de la Universidad de Ciencias y Humanidades. 2009.
  • http://www.academia.edu/4319177/Semanario_La_Bella_Lime%C3%B1a_1872_espacio_d
  • e_libertad_o_de_encierro_para_la_mujer_peruana_del_siglo_XIX
  • http://www.ebay.co.uk/itm/Abel-de-la-Encarnacion-Delgado-Peru-Poet-Writer-InscribedSigned-CDV-Photo-1869-/262265172191
  • http://www.ebay.co.uk/itm/Abel-de-laEncarnacion-Delgado-Peru-Poet-Writer-Inscribed-Signed-CDV-Photo-1869-
  • /262265172191
  • Para citar este documento: Prado Alvarado, Agustín (2017). «Semblanza de Abel de la Encarnación
  • Delgado (1841-1909?/1914?)». En Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes - Portal Editores y Editorial

José Domingo Bustamante y Diez Canseco

Natural de Arequipa, fue  hijo del Coronel Domingo de Bustamante y Benavides y de Petronila Diez Canseco. Contrajo matrimonio con María Josefa Peñaranda y Salgado,  hija del capitán de armas Vicente Peñaranda Constanza Salgado el 23 de noviembre de 1783, de su matrimonio  tuvo a María Josefa Andrea el 2 de  noviembre  de 1785. Fue capitán de Granaderos y Alférez Real, . Cuando estalló la revolución del 16 de julio de 1809 en Bolivia  se hallaba desempeñando su cargo, y en el Cabildo abierto de  esa noche asumió como legítimo  representante, así como en los demás posteriores.


Después de la victoria de Aroma  ganada por los patriotas cochabambinos, a invitación del gobernador intendente de La  Paz, Domingo Tristán y el 16 de noviembre de 1810 suscribió el acta de sumisión y subordinación  a la Junta  Superior  de Buenos Aires. Fue de carácter pacífico y timorato, fue ascendido a Coronel en 1821. La esposa había dejado de existir el 21 de noviembre de 1801.

José Javier Bueno de Arana

Nació en la intendencia de Arequipa. En unión de su esposa Tomasa Gutiérrez, vinieron a avecindarse en La Paz, Bolivia, en que tuvieron  dos hijos ,José el 24 de noviembre de 1746, y  Pedro el 2 de agosto de 1748.

Fue  teniente  corregidor.

Su hijo José casó con Juliana Tarifa; Pedro con Bárbara Pacheco; María Magdalena hermana de los anteriores nacida en Arequipa, llegó a tener a su hijo Fernando. Bartolomé Bueno de Arana, hijo de la ciudad del Misti, casó con  Juana de Postigo, hija de Fernando Postigo y  Gabriela del Corral. Murió el 9 de agosto de 1746. Los anteriores suponemos que fueron deudos del  protomártir.

Sancho Manuel Arévalo y Benavídes.

Hijo de Sancho Arévalo  Briceño y de doña Catalina de Benavides Dávalos. Hermano de Jacinta Arévalo y Benavides.

Natural de Arequipa. Hizo sus estudios en la Universidad del Cuzco.

Ordenado de sacerdote desempeñó varias parroquias. En 1814 obtuvo por oposición la canonjía doctoral en el coro de La Paz, en 1722 ascendió a chantre. Falleció 1725, dejando una obra pía para el culto de San Roque.

Manuel Vicente Ballivián


Nació en la ciudad de Arequipa por los años de 1848, durante la proscripción de su padre,  hijo de Vicente Ballivián y Rojas y Joseja James. Recibió educación esmerada, consagrándose especialmente al estudio de las  lenguas extranjeras que  las posee con perfección. Adjunto de la Legación de Bolivia en Francia y después su Secretario. A su regreso a Bolivia se entregó al estudio con un tesón admirable.

Delegado del gobierno en el noroeste: recorrió esas insalubres selvas con peligro de su vida, despreciando las epidemias, y  soportando toda clase de fatigas.

El ministro Ochoa creó la oficina de «Inmigración, Estadística y Propaganda Geográfica» del que fue nombrado jefe Ballivián. Su actividad y loboriosidad no encontró límites, publicando o traduciendo de otros idiomas,  todo lo referente a Bolivia: Historia, Geografía, Comercio, Estadística, etc.

Llamado a la cartera de Colonización y Agricultura  en 1904. Al dejar el portafolio volvió a su antiguo puesto. Estuvo en la Exposición Panamá-Pacífico, con el carácter de Comisario de Bolivia.

Geógrafo y político. Presidió la Sociedad Geográfica de La Paz y fue ministro de Agricultura (1907) de ese país.

Obras: Estudios de geografía andina y Las posiciones geográficas de las tribus que formaban el Imperio de los incas (1902).

Murió en Bolivia en  1921.

Esteban de Aranzaes


Nacido en  Arequipa, hermano del doctor Buenaventura Aranzaes, abogado de la Audiencia de Lima y asesor perpetuo del Cabildo de esa ciudad.

Sus padres le dedicaron a la carrera médica; pero asuntos de familia le obligaron a dejar sus estudios.

Compró el cargo de Notario Mayor que lo desempeñó algún tiempo. Actuó en el juicio que le siguió la curia al clérigo patriota Figueroa. En sus anotaciones dice: "que el Dean Zarate, encargado del gobierno de la Diócesis tuvo largas conferencias con el canónigo Vidaurre, sacerdote de saber, en las que la mentaban profundamente de la conducta del Obispo que se había constituido en coronel de
las fuerzas de Irupana, que había desmoralizado al clero convirtiendo a los curas en capitanes y que había lanzado excomuniones sin meditar sobre ellas". Zarate, agrega: airado arrojó sobre su mesa el pliego de censuras enviada por el Obispo.

En 1814 salvó la vida del español Infanson, ocultándole en una alacena y cubriendo con el cuadro de una imagen. Dejó el puesto y trabajó  las  minas de Chungamayo, siéndole adversa la fortuna. Murió en 1822.

Carlos Neuenschwander Landa


(Arequipa, Perú, 1914-2003), fue un médico y explorador peruano. Se bautizó en la parroquia del Sagrario el 15 de agosto de 1914, sus padres fueron, Juan Newenschwander y Tereza Landa.

A partir del 1957 hasta  1997, ha liderado varias expediciones en Perú investigando la existencia real del Paititi, la ciudad perdida. Fue el descubridor del camino de piedra incaico, situado en la cordillera de Paucartambo, y fue la primera persona en describir, documentar y divulgar la fortaleza de Hualla, situada en la zona rural del municipio de Calca. En sus expediciones se ha concentrado en la meseta de Pantiacolla donde buscaba la ciudad del Paititi, también llamada Pantiacollo.

Nacido en Arequipa, por la actividad de minero de su padre, hubo de pasar gran parte de su infancia y su adolescencia en las serranías y las zonas selváticas del sur del Perú. De ahí que sus estudios primarios fueron obligadamente "desescolarizados", lo que marcó con la impronta de la autodisciplina formativa que lo acompañaría toda la vida y que aún hoy, en el retiro, en su lúcida ancianía, mantenga esa actitud contestataria, no conformista, que nos permiten reconocer hoy sus raíces agrestes, voluntaristas y extracitadinas.

El aporte arqueológico del maestro arequipeño se dio mientras cumplía sus funciones pioneras y organizativas en el campo médico (Ministerio de Salud, Instituto Peruano de Seguridad Social, Facultad de Medicina de Arequipa), tareas para las cuales también se necesitaba tenacidad, continuidad y búsqueda de métodos originales, presentes en el arqueólogo vocacional que sólo contaba con retazos de tiempo.

Con estudios de premédicas en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, su peripecia aventurera lo llevó a Uruguay, de donde vino graduado como médico. Desde su regreso a Arequipa se dedicó a la asistencia médica y la organización sanitaria, desde la Unidad Departamental, con un enfoque moderno, preventivo, social y comunitario. Psiquiatra autodidacta, no perdió ocasión para lograr una formación regular en Lima con los maestros Honorio Delgado y Carlos Alberto Seguín, y en la Universidad de Miami, en goce de una beca en el Jackson Memorial Hospital. Fue el primer psiquiatra -mejor dicho neuro- psiquiatra- ejerciente en Arequipa y profesor de las materias respectivas en la Facultad de Medicina que contribuyera a formar.

Carlos Neuenschwander Landa, en reconocimiento de su trayectoria, fue presidente honorario del comité organizador del Quinto Congreso de la Academia Nacional de Medicina "Javier Llosa García", realizado en Arequipa en octubre de 1999.

Exploraciones.

  • 1954: hasta Cosñipata, y en canoa al Río Palotoa
  • 1955: al valle de Lares
  • 1955: al Río Yavero
  • 1957: a la Cordillera de Paucartambo, a la fortaleza de Hualla, al sitio de Collatambo, Laguna Negra, al Chunchosmayo, hasta el Camino de Piedra, Suchococha, "Alturas de Mameria", "Faldas de Toporake"
  • 1961: expedición aérea, descubrimiento de la Meseta de Pantiacolla
  • 1964: a la zona de Vilcabamba; a la zona de Callanga, Apucatinti, Toporake, Laguna Cuadrada, y desde la Hacienda Chancamayo sobrevolando el Río Chunchosmayo.
  • 1966: en helicóptero a las zonas al norte del Río Yavero
  • 1966: en helicóptero, hasta Cordillera de Vilcabamba
  • 1969: a los Petroglifos de Pusharo, a los orígenes de los ríos Pantiacolla y Pinquen
  • 1976: expedición terrestre y fluvial, valles de los ríos Pantiacolla, Sinkibenia, PiñiPiñi; expedición aérea al Río Palatoa, y vista de las Pirámides de Pantiacolla.
  • 1978: en helicóptero a las cabeceras del Río Cirialo
Fuentes:
  • Carlos Neuenschwander Landa (autor de los libros "PANTIACOLLO," "PAITITI: En la Bruma de la Historia" 1983, y "PAITITI: Hipótesis Final" 2000.
  • http://www.fihu-diagnostico.org.pe/revista/numeros/2001/enefeb01/53-54.html
  • https://familysearch.org


Mario Alvaro Cuzzi Cuadros


Nació en Arequipa el 19 de febrero de 1934. Estudió la primaria y secundaria en el Colegio San Francisco de Asís. Hizo estudios superiores en Contabilidad en la Universidad Nacional de San Agustín como alumno libre, en Artes Gráficas y en Desarrollo Industrial en México, becado por DSE de Alemania y; en el Centro Internacional de Perfeccionamiento Profesional y Técnico de Turín, Italia, donde estudió Administración de Empresas.

Siguiendo los pasos de su padre, el recordado impresor Juan Antonio Cuzzi Morales, desde los primeros años de su juventud empezó a aprender el oficio de impresor. Precisamente, su primer trabajo consistió en la edición -por fascículos- del Curso de Historia Universal, preparado por su profesor: Francisco Benavente; que fue impreso en el pequeño taller tipográfico que su padre instalara en su domicilio y que tuvo por "clientes" a sus propios compañeros de colegio. El 11 de noviembre de 1951 se constituyó Cuzzi y Compañía S A. (Impresores y Editores) que, al año siguiente, trajo la impresora offset Davidson 221, la primera máquina de impresión offset que funcionó en Arequipa. Al concluir sus estudios secundarios se hizo cargo de Cuzzi y Compañía S.A. que, por aquellos años, era una pequeña imprenta ubicada en la calle Piérola N° 113.

En el dilatado tiempo, sólo interrumpido por breves intervalos, en que Mario Cuzzi Cuadros está al frente de esta empresa, ella se ha tecnificado, expandido y desarrollado hasta constituir la más importante editora e impresora con que cuenta Arequipa. Para que se tenga una idea aproximada de este proceso, a manera de ejemplo, mencionaré algunos de sus hitos. En el área de su avance tecnológico se puede señalar que en 1952 introdujo en Arequipa la impresión por el sistema offset; en 1955 implementan el sistema serigráfico; en 1959, después de construir una cámara fotográfica de reproducciones en sus propios talleres, se hace la primera selección de colores para el sistema offset; en 1960 modernizan la composición de textos, reemplazando el tradicional linotipo por una máquina IBM de composición en frío; y así, ponen en funcionamiento la primera troqueladora para cartón en 1972, el sistema flexográfico (que permite imprimir en sustratos como el celofán, polipropileno y otros) en 1973; en 1975 traen y ponen en funcionamiento la primera impresora offset a cuatro colores simultáneos que conoce Arequipa y, en 1982 introducen en el medio un equipo de selección computa- rizado de color. Paralelamente a los progresos tecnológicos, esta empresa editó, por acción de Juan Antonio Cuzzi Morales, el difundido silabario "Coquito" de Everardo Zapata Santillana. En 1967 editó un almanaque con reproducciones de pinturas de artistas arequipeflos, para la firma Ibáñez y, desde entonces, se ha dedicado a la reproducción de pinturas en almanaques, tarjetas navideñas y otros, para diversas empresas e instituciones de bien social como Unámonos. 

El 28 de diciembre de 1973 inauguró su actual y confortable local del Parque Industrial, con maquinaria totalmente renovada. En 1982 editó el disco "Renacer de Arequipa" con la música tradicional del yaraví arequipeño y de otros géneros populares, con una hermosa cubierta en que se reproduce a todo color varias fotografías y pinturas de temática arequipeña. También ha editado numerosas revistas de colegios de Arequipa, de otros departamentos del sur del Perú y de Bolivia; el libro "Arequipa en el paso de la Colonia a la República. Visita de Bolívar" de Guillermo Zegarra Meneses; tres informes de la Junta de Rehabilitación y Desarrollo de Arequipa: el libro: "Bolívar. Hombre del presente, nuncio del porvenir", en hermosa edición, íntegramente exportada a Venezuela (1978); el libro de Carlos Neuenschwander Landa: "Paititi, en la bruma de la historia".

Desde que Mario Cuzzi se desempeña como Gerente, Cuzzi y Compañía funciona como una escuela de artes gráficas, a tal punto que hoy, todo su personal de alta ca¬pacidad técnica aprendió su oficio en la empresa; incluso varios técnicos egresados de la empresa, actúan con éxito como impresores independientes en Arequipa, Lima y hasta en el extranjero.

Mario Cuzzi Cuadros, como Director Gerente de Cuzzi y Compañía S.A. (Impresores y Editores), integra la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa de la que en reiteradas oportunidades ha sido directivo: Presidente del Comité de Industria y Arte¬sanía (1969, 1970, 1973 y 1974); Vocal del Consejo de Administración (1971,1972, 1975 y 1976); Presidente del Comité de Industriales (1977,1978,1979 y 1980); Vice¬presidente en 1981 y 1982; y, Presidente en 1983 y 1984.

Las presidencias de Mario Alvaro Cuzzi Cuadros han tenido una relevancia especial para la Cámara porque, hasta donde llega mi conocimiento, han sido las primeras gestiones de la historia centenaria en que, de una manera explícita, el Consejo de Administración y ios diversos Comités se trazaron metas y planes concretos de acción al empezar sus funciones y, lo que es aún más destacable, hicieron esfuerzos notables para cumplir con sus propuestas. Entre las obras tangibles que la Cámara realizó bajo la con-ducción del señor Mario Cuzzi, son de señalar: la construcción e implementación del Auditorio, Cafetería y Galería de Ex-Presidentes;la celebración de importantes convenios con FOPEX, FOPTUR, Asociación Internacional de la Alpaca, etc.;mejoramiento sustantivo en la fluidez informativa hacia los asociados, con la valiosa presencia de "QP" el quincenario institucional y de la publicacióñ de la "Guía Empresarial de Arequipa"; destacada participación en la Convención de Cámaras, realizada en la ciudad de Cusco en 1983; reactivación de la vida de algunos comités y creación de otros; y varias más que aparecerán en las páginas que vienen.

Mario Cuzzi Cuadros es además Presidente de la Asociación de Empresas del Parque Industrial, Director Regional del Banco Industrial del Perú, así como Director del Comité Regional del Banco Popular del Perú. Ultimamente, con su impulso, la Asociación de Empresas del Parque Industrial ha construido e inaugurado un moderno Centro de Servicios Comunes en el Parque Industrial que cuenta con: un Cuartel de Bomberos que es el segundo en operar en Arequipa, una Comisaría Policial, un Centro Comunita¬rio de Correos y Telecomunicaciones, oficinas bancarias y local institucional.

Entre su labor cívico hay que reconocer la destacada gestión que realizó como Alcalde de Yanahuara (1978), en la que logró hacer constituir el Centro Deportivo Recreacional Municipal de Magnopata y, por la que fue distinguido con la Medalla de Oro de la Villa de Yanahuara. Por su capacidad empresarial, también ha sido distinguido con las Medallas de Plata y Oro de la Ciudad por el Concejo Provincial de Arequipa. 

Fuentes:
  • Juan Guillermo Carpio Muñoz,  "Un siglo de esfuerzo, historia de la Cámara de Comercio de Arequipa".

Gabino Puño Colque

Nacido en La Tomilla - Cayma Arequipa,  el 18 de febrero de 1912, bautizado en la parroquia San Miguel Arcángel de Cayma el 20 de febrero de 1912, sus padres fueron, Marcos Puño y Fortunata Colque, a la edad de 19 años se incorporó a su servicio militar, al año siguiente en 1933 con el grado de Sargento 2.º participó en el conflicto bélico que sostuvo el Perú contra Colombia que tuvo lugar en Gueppi.

Felix Gallegos Rosado historiador Caymeño dice acerca de  Gabino Puño Colque: Nació mirando el eterno cielo azul, puro sol y a su majestuosa montaña, el Chachani; abrió sus ojos contemplando laderas y quebradas llenas de primavera, como Tampiseca; de muy niño se solozaba pescando jilgueros o buscando las tapas de los chihuancos en los molles de Tocrahuasi. También discurría su niñez por el paraje de la "Aguadita", donde solía bañarse "ccalato" con sus amigos de aventura.....

La acción de armas, a las ocho de la mañana del domingo 23 de marzo de 1933, las fuerzas colombianas iniciaron el asalto a la pequeña guarnición, desplegaron fuego concentrado, aire, tierra y de las embarcaciones del río, con armas de todo calibre.

Los peruanos apenas se defendían con armas cortas, sólo portaban armas individuales salvo algunas ametralladoras, sin ningún apoyo, quedaron a meced de las armas colombianas. El ardoroso coraje de los peruanos prolongó el combate más allá del medio día.

La sección de ametralladoras comandada por el teniente EP. Teodoro Garrido Leca barría, con su fuego, la cubierta del buque Santa María. La acción heroica de Garrido Leca es secundada por el valeroso sargento segundo Fernando Lores. Ambos sucumbieron, como mueren los peruanos de corazón, peleando hasta derramar la ultima gota de sangre.

Por otro lado, Gabino Puño Colque no cede un centímetro del terreno que defiende, no escucha las intimidaciones de rendición, ni los ofrecimientos de respetarle la vida, exhala cuando ha disparado su última bala, y cae fuertemente abrazado a su arma, en acción de gratitud por haber mantenido a raya a las fuerzas colombianas por más de medio día.

A medida que cae el día, la selva se recoge en un profundo silencio, en respeto a la memoria de un puñado de valientes. Y el asombro lo recoge el médico colombiano, Dr. Olazaga, y se constituye en el mayor testimonio que perenniza la memoria de los héroes del Guepi:

"Me apena no conocer el nombre de estos valientes, dignos de un canto homérico".

Es así como un auténtico tornillero, en la mejor edad, derramó su sangre por la Patria, por las desventuras de los gobernantes de turno, una vida, flor de primavera, preñada de tantas esperanzas para el hogar materno, se extinguió lejos, muy lejos de su suelo natal, pero hizo honor a su estirpe, murió como los valientes en defensa del suelo Patrio. El hogar perdió un buen hijo, pero el tiempo lo rescata como el Héroe Nacional del Guepi.

Una humilde placa, grabada al pie de la cruz de la guarnición, da cuenta de aquella gloriosa acción de armas. Dice:

"Viajero: Descúbrete y ve decir por los caminos que aquí yacen los sargentos 2dos. Fernando Lores Tenazoa, Gabino Puño Colque, Octavio Luna. Que murieron por la Patria. Como mueren los árboles y las montañas ".


Una de las guarniciones militares instaladas en el Alto Amazonas lleva el nombre de "Sargento Puño".

La batalla entre Colombia y Perú se originó por un conflicto territorial. Ambas naciones se peleaban por la posesión de Maynas, un pueblo ubicado en la selva amazónica. Hasta ese entonces, Maynas estaba bajo la jurisdicción del Perú, pero en 1930 el presidente Augusto B. Leguía ordenó entregarla a Colombia, lo que desató la ira de los peruanos, quienes se levantaron en armas y recuperaron nuestro territorio. Sin embargo, en 1932, los colombianos arremetieron nuestro territorio con un ataque sorpresa, pues ambicionaban Maynas, y solo un grupo de valientes peruanos intentó defender nuestra patria. Entre ellos Gabiño Puño, quien murió en la batalla el 23 de marzo de 1933.

Una guarnición de frontera en la margen izquierda del río Morona, lleva el nombre de: “Sargento Puño” sede del Batallón de Infantería de Selva N.º 47.

Puño Colque, ofrendó su vida defendiendo la integridad territorial en 1933 durante la guerra con Colombia, siendo declarado héroe nacional, motivo por el cual la Municipalidad de Cayma erigió un monumento en su memoria, el día 25 de noviembre de 2016, el  en la plaza principal de La Tomilla.

El alcalde de Cayma Harberth Zúñiga Herrera, presidió la ceremonia que contó con la participación de efectivos de la Tercera Zona Naval, Ala Aérea N.º 3 y III División del Ejército, instituciones educativas, así como familiares del héroe y vecinos de La Tomilla, quienes reconocieron el ejemplo de heroicidad del mencionado personaje.

Fuente:  

  • Felix Gallegos Rosado. "Cayma, Historia Tradición y Cultura".
  • Diario "Noticias" 26 de noviembre de 2016.
  • https://familysearch.org/search/record/results?count=20&query=%2Bgivenname%3Agabino~%20%2Bsurname%3Apu%C3%B1o~%20%2Bbirth_place%3Aarequipa~

Alejandro García Llosa

Nació en Arequipa, el 16 de febrero de 1918; pero gran parte de su infancia y juventud las vivió fuera de Arequipa, sus padres fueron :  Alejandro García Ureta y María Jesús Llosa Bustamante . Estudió la primaria en el Colegio de los Hermanos Maristas y en el Colegio Nacional San José en Chincha Alta; la secundaria en el Colegio Italiano Antonio Raymondi, de Lima;y en el San Carlos y San Marcelo de la ciudad de Trujillo. A los diecisiete años de edad empezó a trabajar como Ayudante de la Administración General de Campo, de la Empresa Agrícola Chicaría Limitada de Trujillo. Se caso en 1947 con Lucila La Rosa Llosa, con quién tuvo 4 hijos, Teresa, Pablo, María y Jorge , García La Rosa.

En 1938 fue contratado como Jefe de Ventas de la Zona Norte de W.R. Grace, empresa en la que trabajó por espacio de cinco años, primero en Trujillo con el cargo ya señalado y después con el de Sub-Gerente de Ventas en la ciudad de Urna.

En 1943, contratado por G. Berckemeyer y Compañía, viene a Arequipa como Gerente General de la sucursal arequipeña de esa firma y se desempeña como tal hasta 1949. Recuérdese que Berckemeyer fue prácticamente el único socio peruano de Leche Gloria S.A. que, justamente, estableció en la década del cuarenta una fábrica de leche evaporada en Arequipa y que, en tal condición, Berckemeyer y Compañía fue, en esos y posteriores años, el distribuidor exclusivo a nivel nacional de la Leche Gloria. Posteriormente y por dieciseis años trabajó como Sub-Gerente de Ventas de la Zona Sur y Zona Lima de la Compañía de Comercio y Finanzas La Fabril S.A.; como Sub-Gerente General de la Compañía Cervecera del Sur del Perú laboró entre los años de 1965-1968. Fue Gerente General de Manufacturas del Sur S.A., entre 1968 y 1974. Entre 1974 y 1984  fue Gerente General de la Fábrica de Cemento Yura S.A., de la que se jubiló en 1985, fue también  Presidente del Club Arequipa en dos periodos comprendidos entre 1980 -1981 y 1981-1982.

Alejandro García Llosa fue Presidente de la Asociación de Comercio e Industria de Arequipa en 1964 y, desde el importante cargo, tuvo destacada intervención en la fusión de la Asociación con la Cámara. Las presidencias de la Cámara de García Llosa (1969-1970) se caracterizaron por una fecunda actividad gremial frente a los cambios que el Gobierno de la Fuerza Armada trataba de imponer en la vida nacional. Particularmente fueron notables los pronunciamientos que la Cámara emitió sobre la política económica e industrial del régimen militar. En esos años también se crearon en la Institución los comités de Turismo y el de Integración: se constituyó, con la activa participación de la Cámara, la Federación Nacional de Cámara de Comercio del Perú y la Federación de Cámaras del Sur. También es necesario destacar en esos años la extraordinaria movilidad de asociados de la Cámara, como podrá verse enseguida.

Fuentes:
  • Juan Guillermo Carpio Muñoz,  "Un siglo de esfuerzo, historia de la Cámara de Comercio de Arequipa".


Manuel A. Mansilla

Nació en Arequipa en el año de 1854. Sus padres fueron Don Félix Mansilla de nacionalidad boliviana y la Señora Dominga Pareja . A temprana edad perdió a sus padres .

Comenzo sus estudios en el Seminario conciliar de San Jerónimo y luego se trasladó a estudiar a Lima.

Formó  parte de la redacción d evarios periódicos y entre ellos el "Telégrafo" primer diario que vió la luz en arequipa, luego en "La bolsa" hasta su muerte.

También se desempeñó como oficial primero de laSecretaría del Concejo Provincial de Arequipa  y como secretario de la Aduana de Mollendo, regresó pronto a arequipa porque había adquirido una enfermedad y el clima de allí no le asentaba.

Sintió mucho la muerte del Sr, Ibañez, Director y propietario de la "Bolsa".

Falleció a los 3 meses de la muerte del señor Ibañez, desempeñando la dirección de "La Bolsa" el 16 de febrero de 1900.

En el club literario tuvo una actuación destacada,principalmente como colaborador del "Albúm" revista ofiacil del club. Se hizo presente en todas sus ediciones d emodo especial en las ediciones extraordinarias dedicadas a los Centenarios del nacimiento de Melgar ("Melgar" poesía) y Bolivar ("Arequipa a Bolivar" hermoso soneto).

Fue un poeta dedicado por entero al periodismo y a la poesía.

Fuente:
  • Artemio Peraltilla Díaz, Reedición de la publicada en 1889," La Lira Arequipeña" (Tomo II), Año-1972. página 209.


José María Cuadros

 

(Protohistoriador y costumbrista). Nació en Arequipa fue hijo de Manuel Cuadros y la señora Alvina T. Al igual que sus dos hermanos no nació en Cayma pero por sus obras son netos caymeños; fue muy querendón de Cayma, los tres se ocuparon de su folklore, su pintura y su historia, por eso el Dr. Francisco Mostajo escribió:

"Queréis saber de su lenguaje, de sus quechuismos vivítos y coleando,. Queréis saber de todo esto?. Preguntádselo a don Pepe Cuadros que os contará minuciosamente, sabrosamente con el jugo de la tierra como conversacionista inexhausto, que conoce y maneja los giros de su pueblo chacarero y que goza al hacerlo, como si paladeara un blanquillo o un durazno de los buenos tiempos. Él sabe al dedillo la historia de Cayma. No sólo la historia sino todo, lo que a Cayma se refiere, hasta sus insignificancias, que él hace sápidas. Los espíritus telúricos lo ani-man y una progenie inmemorial de labradores cobra prestancia en él. Su facha lo descanta. Yo suelo decirle - No se haga usted retratar en busto, porque en busto es usted cualquiera. Hágase usted retratar de cuerpo entero, porque así es usted inconfundible; el archivo viviente de Cayma, la voz de la tradición el lugareño más cabal representativo de su pueblo, el Alcalde que lo corporiza porque lo ama.

El 29 de enero de 1938, el Dr. Víctor Andrés Belaúnde visitó Cayma. Con letra de su puño perpetuó sus vivencias:

"Cayma tiene más colorido a través de su tradición y gran Alcalde Señor Cuadros".

Hasta el historiador de la República, el Dr. Jorge Basadre, fue atrapado en las redes del embeleso, embriagado con las cosas de Cayma le regaló mistura de hondo sentido.

"Fugaz visitante de Cayma ahora, la había conocido en la Imaginación desde hace muchos años. La realidad no desilusiona aquí. Cayma sintetiza lo que es Arequipa: campiña de égloga, historia de fábula. Cayma, 3 de agosto de l938".

Don José María Cuadros llegaba a la gente con facilidad y afecto. Cariñosamente le decían "Don Pepe".

Sus inquietudes por la historia de Cayma las reveló al cursar una comunicación a la Municipalidad lugareña, 8 de febrero de 1925, Solicitaba una serie de datos para escribir la historia de Cayma desde sus orígenes hasta el presente.


"Don Pepe cayó en Cayma como en su centro, porque en Cayma, estaba la mina de las anotaciones de Zamácola, que nadie había curoseado ni utilizado y que él ha copiado pacientemente para entregarlas a la publicidad de la prensa...

"Don Pepe es quien ha dado a conocer las anotaciones de Zamácola, y al contacto con su lectura, por decirlo así, avivase en él su afán por recopilar todo lo que al pasado se refiere y por apuntar todo lo que al presente concierne sin duda porque anticipadamente le halla sabor a pasado. Es una manía en él que, que Zamácola se la aprobaría con una venia. 

Sus aportes para la historia de Cayma son sumamente valiosos, nos permiten reconstruir algunos tramos perdidos de nuestra historia. El más significativo es el "Auto de Reparto de Tierras al Común de Cayma", sin ese documento es imposible trazar la historia del Común de Cayma". También es autor de varias crónicas de sentido histórico, relatan la historia de la virgen Candelaria y la fábrica de su célebre santuario. Publicó: Documentos para la historia de la formación de los panteones, en el diario El Deber del 25 de julio de 1938. Nuestras Grandes devociones populares en El Deber del 30 de enero de 1937. Demarcación Territorial de la Intendencia de Arequipa, en el Deber del 12 de junio de 1937 y enero, del 19 de junio.

Finalmente, desempeñó la alcaldía de Cayma desde 1932 a 1943, es el alcalde de mayor trayectoria, doce años ininterrumpidos. Su energía desbordada contagiaba al vecindario, y, juntos aperturaban o ampliaban vías públicas, cuadraban las plazas o empedraban las calles. Cada faena pública era una fiesta. No faltaban las chombas de chicha, ni la mesa franca, ni las vihuelas para "zapatiar", cerraban los discursos. Dn. Pepe fue un orientador de su pueblo en lo espiritual y en lo material, siempre se escuchaba la voz de su aliento.

Su gobierno municipal cambió la imagen de Cayma, en todos los pueblos chillaba el progreso. También ordenó el archivo municipal y los Registros del Estado Civil. Finalmente, recordamos el decreto municipal N° 15-09-34, que oficializa el nombre del pueblo de Zamácola, ese documento es su partida de nacimiento; además, los nombres que puso a las calles y avenidas son propios de personajes históricos caymeños, en las nominaciones advertimos que conocía profundamente la historia de Cayma.  


Realizó una excursión al Chachani. La crónica de la visita fue publicada por el diario "El Pueblo", 24 de agosto de 1932, la información que glosa es valiosa: nos habla de la cueva "Come Gente", de historia funesta; del" Tesoro de los Jesuítas"; describe los diferentes lugares de la montaña; hasta relata la variedad de plantas y sus propiedades medicinales. Siguen las anotaciones a cuál más interesantes.

Otro de los méritos de Dn. José María Cuadros es haber dedicado su vida a la difusión de los valores tradicionales de Cayma. Por eso, hurgó y recopiló todo lo que significaba Cayma. Además, era un orador consumado, el pueblo lo aplaudía frenéticamente. Derramaba filigrana telúrica. Decía: "Cayma, pueblo de mi afecto y cariño. Pueblo de leyenda y tradición. Pueblo de mis ancestros..." Su discurso a aderezado con el jugo lugareño, arrancaba sonoros aplausos.

Fundó la liga de Fútbol de Cayma, 15 de agosto de 1932, con dos divisiones, primeras y segundas. Los clubes fundadores fueron: Ostende, de Cerro Colorado; Napoleón, del Señor de la Caña; Bella Esperanza, de la Tomilla; Deportivo Sucre, de la calle los Arces y Tronchadero; Pachacutec, de Pachacutec. Se disputó un hermoso objeto de arte, donado por don Juan Manuel Cuadros. El campo deportivo de Cerro Colorado fue el escenario del llamado "Torneo Cuadros". El Club Ostende se coronó campeón, primeras y segundas.

En el campo de la educación fue un auténtico Zamácola Caymeño, se desvivió por la instrucción del niño rural, creó escuelas y plazas para los maestros. Dotó a las escuelas de mobiliario y a los niños pobre regalaba útiles escolares. Tocaba las puertas y los corazones de los padres, demandaba matrícula y asistencia de los niños.

Esta vida dinámica y generosa se apagó a temprana edad, en plena juventud. El corazón de Cayma cesó de latir a las diez de la noche del día martes 16 de febrero de 1943. Cayma lloró su muerte. Su sepelio fue muy concurrido. Una nutrida masa humana testimoniaba su gratitud y afecto. Con los labradores venidos de todos los pagos se respiraba un ambiente denso de campo. 

Los rostros tristes de los niños escolares acentuaron el dolor y el llanto. Abundaron los discursos necrológicos: Dr. Francisco Mostajo, Dr. Juan Luis Moscoso Melgar (alcalde de la Municipalidad Provincial de Arequipa), y otros. Sus restos descansan en el cementerio de la Lari Lari, en el mausoleo de la familia Lozada. Una humilde lápida da fe de su descanso eterno. La muerte de Dn. Pepe fue la destrucción del archivo viviente de Cayma. Ya nadie da razón de las veces que los pajarillos cantan sus endechas en los moros del atrio colonial. 

Fuente:
  • Felíx Gallegos Rosado: "Cayma Historia Tradición y Cultura".





Hermelinda Morante Bejarano de Vera

Nació en Arequipa en 1904. Se casó con Manuel Vera Meneses, un 7 de junio de 1926, con quien tuvo dos hijos,  Nelly Hermelinda y Néstor Armando. 

Fue una espléndida poetay escritora. Desde 1935 intervino en foros internacionales relacionados con la educación femenil y la niñez. Cabe mencionar que en 1937 obtuvo un Diploma de Honor por su participación en el concurso literario de la Fraternidad Espiritual Latinoamericana de Buenos Aires (Argentina). Y al poco tiempo, en 1941 se graduó de periodista en la Universidad Popular del Norte de Argentina.

Fue presidenta de la Acción Femenina Peruana y miembro de la Unión de Mujeres Americanas (UMA). Apoyó el proyecto de Creación de un Instituto de Protección al Niño que a una mujer hogareña y de preocupación social.

Entre sus poemas tenemos: "Lo que haré en tu día" y "Madre mía" (Arequipa, 1955), donde la autora nos evoca bellas reflexiones sobre la madre, sus alegrías, sus pesares y otras emociones. Hermelinda logró resaltar los valores nacionales en su poema "Mi patria", publicado en la edición del diario Noticias del 29 de julio de 1956. También publicó diferentes versos en el diario El Deber. Autora de los libros: Poemas en silencio (1965), Orientaciones femeninas (estudio sociomoral) y Moral Social (tratado didáctico). Es autora de un poema muy sentido cuyo titulo está en inglés "Remember" (1956). 

Falleció, el 15 de febrero de 1975. Sus restos se encuentran en el Cementerio General de la Apacheta en el pabellón de  Santa Ángela No. 354.

Fuente:
  • Hélard Fuentes Pastor, "Historia del Cementerio General de la Apacheta".

Gabriel Gómez de la Torre

José Gabriel, Gómez de la Torre nació en Arequipa en 1855, hijo de  Luis Gómez de la Torre y Paz y doña Ignacia Pereyra y Zumarán; hizo sus estudios en el Seminario, en cuyo establecimiento enseñó varios ramos, se ordenó de sacerdote en Lima en 1879 tomó parte en la redacción del periódico "La Verdad" y fue un orador distinguido.

Asistió como diputado por esta provincia al Congreso de 1884 y fue uno de los cinco representantes que rechazaron el tratado de Ancón, votando por la integridad del territorio.

Durante la Guerra con Chile fue Vicario castrense ad honorem del ejército de Arequipa. Desde muy joven escribió versos.

Falleció en Arequipa en 1888.

Fuente:

  • "La Lira Arequipeña", 1889,1990.
  • https://www.geni.com

Manuel Rafael Valdivia

Por su propia declaración, nació en Arequipa en octubre de 1852 y se graduó de doctor en jurisprudencia en 1870 y de abogado en uno el 9 de noviembre de 1888. Fue miembro y presidente de la Sociedad de Preceptores y en la solemne actuación que celebró aquella, el 28 de julio de 1890, pronunció el discurso de orden.

Fue socio distinguido del Club Literario de Arequipa, al que ingresó como socio activo el 13 de mayo de 1882 con la lectura de su bonito poema "La leyenda de un corazón." Varias veces fue miembro del directorio y elegido presidente para el ejercicio del segundo semestre de 1882 y 1888.

Junto con Modesto Molina, fue el promotor del homenaje que el pueblo de Arequipa, a instancias del Club Literario, tributó al Deán Valdivia el 12 de julio de 1881 con motivo de celebrar el 84 aniversario de su natalicio.

También fue secretario de la junta encargada de la celebración oficial del centenario del nacimiento del libertador Simón Bolívar que celebró Arequipa pomposamente, el 24 de julio de 1883 en calidad de presidente de la Comisión municipal.

Asimismo formó parte de la junta central directiva del homenaje al centenario del nacimiento de Melgar como miembro del directorio del club literario y secretario de la dicha junta central, el 8 de septiembre de 1891.

En 1879 publicó un tomo de poesías con el título de "Ecos perdidos".

A él se le debe la colección de poesías que fuerón publicadas en la obra literaria, La Lira, arequipeña 
18891890 junto con  Manuel Pío Chávez que es una especie de visión panorámica y antología general de la poesía decimonónica de Arequipa.

Fuente :

La Lira Arequipeña 1889.

Juan Vidaurrázaga Zimmermann

Nació en Arequipa el 4 de febrero de 1933. Estudió la formación primaria y secundaria en el Colegio de La Salle de Arequipa y, la superior, en la especialidad de Química, en la Universidad de Madrid.

Desde joven trabajó -junto con su hermano José María- en la empresa familiar que su padre fundó para la fabricación de chocolates; La Ibérica: de la que, desde 1958, es Gerente.

En 1909 se fundó la Fábrica de Chocolates La Ibérica, por acción del comerciante español: Juan Vidaurrázaga Menchaca; quien desde lustros anteriores y en compañía de su padre Vicente, conducía una compañía ferretera que giraba con su apellido. En los primeros años, esta fábrica de chocolate tenía por razón social: "J. Vidaurrázaga. La Ibérica" y se dedicaba exclusivamente a la producción de chocolate de mesa y en barras, procesando el famoso cacao cusqueño conocido con el nombre de "Chuncho". Quince años después de su fundación, la empresa familiar incursionó en la producción de bombones de chocolate y, como consecuencia de los tipos de relleno más utilizados en los bombones: el mazapán y el caramelo blando (que los ingleses denominan toffee), diversificó su producción con figuras de mazapán hechas por delicadas manos ar- tesanales y los caramelos blandos de distintas composiciones.

En noviembre de 1949, al fallecimiento del fundador, "J. Vidaurrázaga. La Ibérica" cambió su razón social por el de: 'Testamentería J. Vidaurrázaga. La Ibérica" y fue conducida hasta 1954 por la señora: Sofía Zimmermann viuda de Vidaurrázaga. En diciembre de 1975, adoptó su actual razón social: "Fábrica de Chocolates. La Ibérica S.A." y dejó de ser una empresa familiar para incorporar, como nueva socia, a la Comunidad Industrial.

En sus cerca de ochenta años de existencia La Ibérica se ha desarrollado sin poner, jamás, en peligro la alta calidad de sus productos; ni siquiera por atender una demanda que crece vertiginosamente. Hasta la fecha y desde su fundación, es política de la empresa el uso exclusivo de insumos naturales seleccionados que, con honestidad y seriedad, hacen de sus productos unas delicias incomparables. Las pastas de cacao; chocolate para taza; chocolate en tabletas, barras y pastillas; bombones de chocolate; trufas; figuras de chocolate; chocolates en envases de fantasía; caramelos blandos; mazapanes; turrones y confituras diversas; que produce La Ibérica, se comercializan en cuatro establecimientos de la empresa. En la actualidad, habiéndose construido la primera y segunda etapas de su nuevo local en el Parque Industrial, La Ibérica se apresta a trasladarse allí, pero sin dejar su antiguo y tradicional local de la esquina San José y Jerusa- lén, que le sirve de sede desde que fue fundada en 1909.

Juan Vidaurrázaga Zimmermann, como antes su padre: Juan Vidaurrázaga Menchaca (quien fuera directivo de la Asociación de Comercio e Industria, así como de la Cámara de Comercio de Arequipa); en representación de La Ibérica integra la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa y, en repetidas oportunidades, ha desempeñado cargos directivos en la misma: Vocal, Presidente del Comité de Industria y Artesanía, Vice-Presidente en 1985 y 1986 y, actualmente: Presidente.

Es acertada la conducción que está imprimiendo el señor Juan Vidaurrázaga Zimmermann a la Cámara, en el año en que se cumple el Primer Centenario de su existencia institucional. Como también es significativo el hecho de que si el primer Presidente de la Cámara (Alejandro Hartley) fue el representante de una importante firma comercial; hoy, un siglo después, preside la Institución el Gerente de la Ibérica, una industria nuestra que ha sabido convertir la calidad de sus productos en una tradición arequipeña. 

Fuentes:
  • Juan Guillermo Carpio Muñoz,  "Un siglo de esfuerzo, historia de la Cámara de Comercio de Arequipa".