La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Eduardo Harmsen Averasturi


Fue hijo de Jerónimo Guillermo Harmsen, natural de Hamburgo, y de María Dolores Averasturi. Nació en 1855. Casó el 2 de julio de 1885 con María Isabel Julia Gámez Gutiérrez.  Fue Director de la Beneficencia Pública de Arequipa, en el periodo 1909 – 1910. Refiriéndose a él, Santiago Martínez en su libro sobre los directores de la beneficencia pública de la ciudad de Arequipa, cita la memoria de Manuel Trinidad Marina, correspondiente al año de 1915, donde dice: “El 20 de agosto tuvimos la sensible pérdida de uno de los más entusiastas miembros de la institución: el señor J. Eduardo Harmsen, el que al frente de la Dirección y de la Inspección de Rentas a cuyo cargo estuvo en diversas ocasiones, prestó servicios por demás importantes. La H. Junta Directiva, como débil prueba de gratitud, acordó hacerle los honores correspondientes, declarándose de duelo y concurriendo en Corporación a los funerales y sepelio”.  Su gestión municipal se instaló el 19 de mayo de 1912. Al término de la misma, el 31 de diciembre de ese año, Eduardo Harmsen presentó la memoria de la administración local, con el resultado de las obras públicas llevadas a cabo por él.   

NUEVO MERCADO SAN CAMILO 

Con el terremoto de 1868, la antigua Iglesia de San Camilo fue destruida. Allí, justamente, se proyectó construir el mercado central de la ciudad, cuyo local recién fue construido a comienzos del siglo XX.  Su costo estaba presupuestado en 150 mil soles. Sin embargo, el proyecto no comprendía el total de la manzana, sino solamente la mitad. Fue el inspector de obras públicas, Gerardo Cornejo Iriarte, quien sostuvo que la nueva construcción se hiciera en toda la manzana, teniendo que expropiarse varias casas por la calle Piérola. Gracias a su decidida convicción de que tenía que lograr la expropiación, y tras su exitosa gestión, el mercado San Camilo fue construido en toda la manzana, y se puso la primera piedra el 8 de diciembre de 1910.  En 1912, se enmendaron los planos y se acordó gestionar la expropiación de las casas colindantes para que el mercado ocupase el cuadrilátero de la antigua Plaza de San Camilo.  Al instalarse el concejo municipal, a cargo de Eduardo Harmsen, “los trabajos de la obra del Mercado de esta ciudad se hallaban muy avanzados, habiéndose ejecutado ya con arreglo al nuevo plan de la ampliación de ella, ordenada por resolución suprema de 24 de abril de 1911”, según refería en su memoria. Al finalizar su gestión, la obra del Mercado estaba para terminarse, “pues solo falta la construcción de las mesas de concreto con mármol para los puestos de venta de la carne, y alguno que otro detalle”.  En realidad, el mercado tal y como hoy lo conocemos se terminó de construir en las gestiones de los alcaldes Belisario Soto y Alberto Rey de Castro, de quienes me ocuparé en su momento.   

ALAMEDA JORGE CHAVEZ 

 Quedó inaugurada la apertura de la alameda Jorge Chávez en el mes de julio de 1910, con motivo de la celebración de las fiestas patrias. Posteriormente, el concejo provincial acordó ensanchar la alameda hasta el río. Y por resolución suprema de 3 de febrero de 1911, se declaró de utilidad pública el referido ensanche. Sin embargo, a raíz de la propuesta de reubicación de la alameda, se produjo un desacuerdo con los propietarios de los terrenos expropiables, a quienes se notificó que no hicieran  sembríos, lo cual, el alcalde Harmsen dejó sin efecto, mientras se resolvía definitivamente el asunto sobre el cambio de ubicación de la alameda.   

PARQUE Y MONUMENTO A GOYENECHE 

Con motivo de la inauguración del Hospital Goyeneche, en febrero de 1912, la gestión municipal del doctor Arturo P. Linares, acordó denominar Avenida Goyeneche a la que debía abrirse de norte a sur, delante de la fachada del Hospital, en homenaje a su benefactor el obispo arequipeño José Sebastián de Goyeneche y Barreda. De igual forma, a su sobrino Juan Mariano de Goyeneche y Gamio y a sus hermanas. Asimismo, se acordó hacer frente al Hospital un parque y un monumento al centro de éste que simbolizara la gratitud de Arequipa a la familia Goyeneche, debiendo llevarse a efecto esta obra por suscripción popular que encabezaría el municipio.   

PLAZUELA DE LA RECOLETA 

 A iniciativa del doctor Gerardo Cornejo Iriarte, miembro del anterior concejo presidido por el doctor Arturo P. Linares, se acordó la formación de una plazuela en el costado norte del templo de la Recoleta Franciscana, obsequiando el doctor Cornejo Iriarte, para ese objeto, un pequeño terreno de su propiedad.  El concejo municipal a cargo de Eduardo Harmsen, acordó para la realización de los estudios y formación del plano y presupuesto de la plazoleta referida, se lleve adelante la propuesta del agrimensor civil Alberto de Rivero.   

TRANVÍA ELÉCTRICO 

El transporte urbano por tracción animal será sustituido por el tranvía eléctrico, a raíz de que también se instaló la empresa eléctrica en la ciudad. De manera que a partir del 13 de julio de 1913 se pudo contar con este nuevo servicio, cuya inauguración constituyó un gran acontecimiento para Arequipa.  Se realizó la tarde del 12 de julio de 1913 y “El Pueblo” en su edición del día siguiente, contó que la ceremonia fue presidida por el alcalde municipal Eduardo Harmsen, el obispo Mariano Holguín, el prefecto departamental, coronel Augusto Bedoya, en representación del presidente Guillermo Billinghurst, los vocales del Superior Tribunal, los gerentes de los bancos y el representante de la empresa, Constantino Berninzone. Con ese motivo, se pronunciaron varios discursos.  Así sintetizó “El Pueblo” lo vivido la tarde del día 13 de julio: “La animación en la ciudad ha sido excepcional. Puede decirse, que toda Arequipa ha manifestado su contento por la implantación definitiva de una obra de tanta trascendencia como el tranvía eléctrico”.  Por su parte, el alcalde Eduardo Harmsen señaló que la obra del tranvía eléctrico no era del concejo sino de empresa particular. Estuvo a cargo de la compañía W. R. Grace de Nueva York, a la cual Carlos Espejo Ureta, autor de la propuesta, vendió sus derechos. Indicó, además, que de acuerdo a una resolución suprema de 30 de marzo de 1912, el plazo de 99 años para que la propiedad del Ferrocarril Urbano, ahora Tranvía Eléctrico, pase a ser del municipio, sería por 75 años más a contar desde 1912, o sea tal número de años sobre los 38 ya corridos desde 1874.  Refiriéndose a los trabajos del tranvía eléctrico, dijo: “El 30 de julio de 1912 se inauguraron los trabajos del tranvía eléctrico, con la colocación del primer riel, en la parte central de la calle delantera del Portal de San Agustín, en la plaza de armas; y al presente se hallan bastante avanzados, tanto en esta ciudad como en el camino de Tingo”.  Una vez inaugurado hizo servicio hasta Miraflores, Tingo y la Estación. A Yanahuara no había servicio pues las unidades llegaban solo hasta el Puente Grau.   

INCENDIO EN MOLLENDO 

Un hecho trágico acontecido durante la gestión municipal de Eduardo Harmsen fue un gran incendio en Mollendo, “hubo un gran número de damnificados”, apunta Virginia Vargas Tizón, en su libro “La Municipalidad Provincial de Arequipa en el siglo XX”. Y agrega: “por ser el alcalde mollendino, no dudaron en pedir ayuda, la que se aprobó en sesión, acordándose colaborar con el monto de S/. Un mil soles como un aporte de la Municipalidad Provincial a los damnificados del siniestro”.  Terminó su periodo el 1º de enero de 1913; pero fue reelegido, porque figura como alcalde de la ciudad en la inauguración del tranvía eléctrico, el 12 de julio de 1913. 

Predecesor:
Arturo Linares
(2/01/1912-19/05/1912)
Alcalde de Arequipa
1912
Sucesor:
Edmundo Escomel Hervé
1913
Modesto de Romaña
1914


FUENTES:  


  • Eduardo HARMSEN. Memoria de la Administración Local de Arequipa presentada al H. Concejo Provincial por el Alcalde señor J. E. E. Harmsen y correspondiente a los meses corridos de 19 de mayo a 31 de diciembre del año de 1912. Arequipa: Tipografía Quiroz, Ejercicios 21, 1912.  Santiago MARTÍNEZ. Directores de la Beneficencia Pública de esta Ciudad de Arequipa. Arequipa, Perú, Febrero de 1940.  Virginia VARGAS TIZÓN. La Municipalidad Provincial de Arequipa en el siglo XX. Ediciones UNSA, 1ra. Edición, 1996, abril.