La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Guillermo Ugarte Chamorro


(*Arequipa, 31 de  julio de 1921; + Lima, 14  de julio de 1998, ). Sus Padres fueron, Federico Ugarte y María chamorro de Ugarte

Guillermo Ugarte, integrante de una familia de 16 hermanos  de los cuales viven 11.  Les llamaban los "porotos", quizás por ser tan numerosos o por pequeños.  Guillermo,  con sus pantalones cortos, pero ideas largas y atrevidas, fue muy precoz e inquieto.    Recorrió casi todos los colegios como la Escuela Normal, que se puso de moda cuando llegaron los Maristas, luego el Instituto Arévalo y finalmente el Colegio Nacional  de la Independencia, donde había que ser "trejo" para hacerse respetar, liándose a  trompadas casi todos los días.

Guillermo entre sus recuerdos cuenta cómo una tarde del año 1930 vio desde la azotea de su casa, avanzar pegados a las paredes, dos filas de soldados del cuartel de Tingo, con sus fusiles "Mauser" en las manos y el dedo en el gatillo.  Se trataba de la revolución del "Mocho" Sánchez Cerro, que tumbó a Leguía.  No obstante que no hubo derramamamiento de sangre el cotarro de la Ciudad Blanca se alborotó.  pero volvió a los pocos días a su plácida vida provinciana.

Al promediar el año 1935 Guillermo Ugarte Chamorro, aún niño de 12 años, dirigió en Arequipa un grupo infantil de teatro que llamó "Precocidad", ofreciendo con éxito varias funciones  teatrales y programas radiales.  Naturalmente los niños de estas obritas teatrales fueron niños y niñas y fueron programadas para el público infantil.  Poco después el precoz artista Ugarte Chamorro fue contratado  por la Compañía  Infantil de los Hermanos Gassols, que actuó con notable suceso en nuestro país y en el extranjero, habiendo sido santiago de Chile su mejor plaza, y donde cosecharon  grandes elogios.

De niño debutó en teatro con el Grupo Aficionado Precocidad, de la ciudad de Arequipa, de la cual fue su principal promotor. Más adelante, se incorporó a la Compañía Infantil Hermanos Gassols con la cual hizo, incluso, gira internacional hasta Santiago de Chile, actuando en villorrios y oficinas salitreras, en la época que como carreteras sólo existían huellas y era común y mejor viajar por barco. 
Se graduó en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Al dejar la dirección de la Escuela Nacional de Arte Escénico el actor español Edmundo Barbero, se nombró al doctor Ugarte Chamorro en ese puesto, desde el cual, su pasión desbordante, dio un impulso fantástico al teatro limeño-peruano. 

La formación pedagógica fue su preocupación constante; su afán contumaz coronó su anhelo al inaugurar el teatrín del Pasaje García Calderón, donde, con alumnos, realizó temporadas permanentes. Funciones al aire libre en La Conchas Acústica del Campo Marte. Estamos hablando de la Lima donde al estreno asistía casi un lleno, a la segunda función, media sala y, generalmente, ya no había una tercera. La difusión mimeográfica a dimensión nacional de obras de teatros, ensayos y trabajos especializados de investigación, fue una constante que realizó tiempo después en el Teatro Universitario de San Marcos. Quién ama desmesuradamente exacerba pasiones. La Escuela Nacional de Arte Escénico fue recesada durante su administración. Posteriormente reinicio sus actividades con el nombre de Escuela Nacional de Arte Dramático (ENAD). Don Guillermo nunca aceptó que la escuela reabierta fuera la recesada y a la ENAE la dio por muerta. Por más de 30 años, hasta su fallecimiento, convocando a ex alumnos, autoridades y amigos, celebró los aniversarios de defunción de la Escuela Nacional de Arte Escénico en ceremonias públicas muy emotivas. La ENAE, ahora, pirandellianamente, ha muerto con él. 

Las consideraciones a su pasión teatral, respeto a su labor y afecto a su persona, bien se puede medir en estas celebraciones. Pues, existiendo la escuela de teatro del estado (la ENAE cambio varias veces de nombres a través del tiempo), las autoridades e intelectuales asistíamos a las conmemoraciones de un instante de la vida de la escuela oficial de teatro (ENE), separándola del todo - existencia real: Instituto Nacional Superior de Arte Dramático, que es su nombre actual. Si doctor Ugarte leyera estas líneas, me quitaría su amistad. El año pasado, presintiendo su muerte, don Guillermo fomentó la creación de la asociación de "Enaistas" (derivación afectiva de la sigla ENAE). Durante 30 años dirigió, más tarde, El Teatro de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y, naturalmente, como al correr los años se explaya la pasión y más en ausencia, a la sala de Teatro de San Marcos la bautizo con las siglas "ENAE." 

Organizó permanentemente los concursos de dramaturgia de obras de teatro de corta duración, promocionando la bienvenida de nuevos dramaturgos. Al jubilar, después de 30 años, ya como representante de la Filial de CELCIT en Perú, continuó esta labor hasta que, con la crisis económica del país, los dos últimos años, los premios fueron simbólicos: no halló patrocinador.

En el Teatro de San Marcos ha dejado quizás la más grande biblioteca especializada en teatro de Sudamérica; una hermosa colección de afiches de teatro (delicadamente enmarcados), que testimonia tanto la actividad teatral cuanto el transcurso y evolución de las artes gráficas y técnica del afiche. De su propiedad queda una vasta biblioteca y voluminosos trabajos de investigación; quizás, también, la única colección de máscaras que alcanza a la creación de varias culturas y países; y, una muy valiosa colección filatélica de teatro, teatristas, mimos y muñecos de la representación.

Fuente:
  • https://journals.ku.edu/index.php/latr/article/view/1230/1205
  • https://sites.google.com/site/arequipaenletras/poeticas-no-rimadas