La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Manuel Vicente Ballivián


Nació en la ciudad de Arequipa por los años de 1848, durante la proscripción de su padre,  hijo de Vicente Ballivián y Rojas y Joseja James. Recibió educación esmerada, consagrándose especialmente al estudio de las  lenguas extranjeras que  las posee con perfección. Adjunto de la Legación de Bolivia en Francia y después su Secretario. A su regreso a Bolivia se entregó al estudio con un tesón admirable.

Delegado del gobierno en el noroeste: recorrió esas insalubres selvas con peligro de su vida, despreciando las epidemias, y  soportando toda clase de fatigas.

El ministro Ochoa creó la oficina de «Inmigración, Estadística y Propaganda Geográfica» del que fue nombrado jefe Ballivián. Su actividad y loboriosidad no encontró límites, publicando o traduciendo de otros idiomas,  todo lo referente a Bolivia: Historia, Geografía, Comercio, Estadística, etc.

Llamado a la cartera de Colonización y Agricultura  en 1904. Al dejar el portafolio volvió a su antiguo puesto. Estuvo en la Exposición Panamá-Pacífico, con el carácter de Comisario de Bolivia.

Geógrafo y político. Presidió la Sociedad Geográfica de La Paz y fue ministro de Agricultura (1907) de ese país.

Obras: Estudios de geografía andina y Las posiciones geográficas de las tribus que formaban el Imperio de los incas (1902).

Murió en Bolivia en  1921.