La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Adela Montesinos y Montesinos


Nació de manera circunstancial, puesto que su familia  solo había llegado por una temporada a la capital, el 12 de septiembre de 1910. Sus padres fuerón: Guillermo  y María Montesinos. 

Según cuenta su hija, dunia Espinoza, fue expulsada del Colegio Sagrado corazón de Jesus de Arequipa, al ser sorprendida con Estela Ugarte chamorro leyendo el poema Adele del famoso Víctor Hugo.

Ya a los 19 años era una mujer inquieta e inquietante. Su participación en la fundación del partido comunista de Arequipa es un primer gesto que luego dio paso a una pasión mayor: la escritura. Años antes, en sus constantes lecturas había descubierto los postulados de Gregorio Marañón, un científico español que postulaba la igualdad de capacidades entre el hombre y la mujer. Esta y otras lecturas innovadoras animarán a Adela Montesinos a redactar una serie de artículos de índole feministas para el diario Noticias y que, como es obvio, causara un revuelo sin igual en la ciudad.

Todos estos artículos escritos bajo el pseudónimo de Alma Moreva, en el transcurso del año 1930 representan la primera manifestación de un discurso feminista coherente en Arequipa. Claro está que no representan la problemática general de la mujer arequipeña, y que mas bien versan sobre el entorno social al cual pertenecía Adela. De tal forma, problemas como la de la dependencia económica de la mujer por el hombre o la seducción y posterior aprovechamiento de los hombres en pos de la escala social, o simplemente el problema que significaba el ser una madre soltera son temas que tratará ampliamente en sus artículos publicados en el diario arequipeño.

En 1931, se casó con Pompeyo Herrera, quien era dirigente estudiantil comunista de la Universidad Nacional de San Marcos. Un año despúes fue desterrado a Chile y en 1934 muere de tuberculosis. con él tuvo un hijo llamado Guillermo. Durante este tiempo se vincula al movimiento por la emancipación de la mujer chilena y publica algunos artículos en el periódico "La Mujer Nueva".

Años más tarde en 1939 se vuelve a casar con el ingeniero agrónomo Gustavo Espiniza Rosles, con quien tuvo dos hijos: Gustavo y Dunia,  junto con su nueva familia viaja al Valle de Tambo donde residirá por varios años. Es en este pueblo donde se inicia otra de las pasiones de Adela: la poesía, que casi al final de su vida publicará en un pequeño libro titulado "Arcos Hondos".

Publicó diferentes artículos periodísticos en favor de los derechos de la mujer. Fue la primera mujer que en los años 30 levantó su voz a través de un artículo periodístico en favor de los hijos de las madres solteras, a quienes la sociedad consideraba “ilegítimos”. Esta posición generó polémica y no pocos detractores. Adela Montesinos quebró todas las lanzas y siempre se mantuvo de pie defendiendo sus razones. Ese fue su peregrinaje, defender a los desvalidos no sin dejar de lado su creación intelectual en el verso y prosa.

Vivió algunos años en Lima y Chile, donde siguió difundiendo su trabajo. También publicó un libro titulado: La mujer nueva . Adela Montesinos fue una mujer adelantada a su tiempo. Profundamente comprometida con la lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres, participó de manera activa en la vida intelectual de la ciudad sureña en una época en que las mujeres no tenían voz en la sociedad peruana.

Radicada en Lima a partir de 1955, participó en la fundación de la ANEA, donde trabajó como bibliotecaria. Transmitía por Radio Nacional del Perú el “Boletín Cultural de la Semana”. Fue de las primeras mujeres en enrolarse para atender la distribución del vaso de leche en los colegios.

Debido a un enfisema pulmonar, producto de fumar dos cajetillas de cigarros “Inca” por día, permaneció guardando reposo en su casa, adonde iban para conversar con ella Magda Portal, Catalina Recabarren, Carmen Luz Bejarano, Emilio Adolfo Westphalen, Ernesto More, Ana María Portugal y muchos otros. Falleció el 2 de abril de 1976.

Fuentes:
  • Hélard Fuentes Pastor, "Escritoras Maestras y Artistas, 168 años de l avida cultiral en Arequipa".
  • http://elbuho.pe/anteriores/web450/portadaAL.htm