La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Alberto Segundo Franco Castillo


Nació en Camaná, el 12 de julio de 1919, sus padres fueron, Faustino Franco y María Castillo. Estudió en Arequipa en el Colegio de La Merced, en el Instituto Arévalo, en el Colegio La Salle y en la Universidad Nacional de San Agustín. También estudió en la Universidad Católica de Santiago de Chile, donde se graduó de Ingeniero Civil.

El 1° de setiembre de 1946 entró a trabajar en Lanificio del Perú, donde laboró durante veinticinco años y llegó al alto cargo de Gerente. En la década del cuarenta del presente siglo se estableció la Fábrica Lanificio, que tuvo por fundadores a: Augusto y Fernando Wiesse y Germán Aguirre Ugarte; y se dedica a la producción de tejidos y telas punzonadas. El ingeniero Franco ha sido Director de otras empresas, como: Textur S.A.; Pacolán S.A.; Cemento Yura S A., de la que fue Presidente del Directorio; Escola- na S.A.; Peruvian Corporation.

Por más de veinte años integró los Consejos de Administración de la Cámara. Se le debe considerar como uno de los pioneros de las Relaciones Humanas, Relaciones Industriales y Relaciones Públicas en Arequipa. A su iniciativa la Cámara inició el proceso de fusión institucional con la Asociación de Comercio e Industria, que concluyó satisfactoriamente en el mes de diciembre de 1964. Fue también el primer Presidente del Consejo Regional del Senati, cargo que desempeñó por cuatro años.

En 1967 fue electo Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa y, en 1968, fue reelecto. Las presidencias de Alberto Franco Castillo fueron desempeñadas en dos momentos difíciles de la historia contemporánea de nuestra patria: es en 1967 en que se comenzó a manifestar la descomposición política del régimen constitucional del Presidente Belaunde y en que sucedió una devaluación traumática; y en 1968 en que se produjo el golpe de Estado liderado por el general Juan Velasco Al varado. Sin embargo, fueron importantes las acciones que la Cámara desarrolló bajo la Presidencia del ingeniero Franco Castillo: se defendió el fuero institucional, que pretendió ser alterado por la intención de la Sociedad Nacional de Industrias, de crear en Arequipa una oficina regional; se dio un apoyo efectivo a la empresa socia: Arvisur, en su proyecto de establecer una fábrica de envases de vidrio en Arequipa, a pesar de la oposición de la Sociedad Nacional de Industrias; se constituyó el Comité Automotriz y de Maquinaria Agrícola, que nombró como su primer Presidente a: Enrique Alcázar Arevalo; se creó el SubComité de Industrias del Parque Industrial; entre otras labores.

Siendo Presidente de la Cámara, fue nombrado Presidente de la Junta de Rehabilitación y Desarrollo de Arequipa en 1968. Por su destacada labor empresarial y calidad ciudadana fue distinguido por la Municipalidad de Arequipa con el Diploma de Honor de la Ciudad, el año de 1975.

Fuentes:
  • Juan Guillermo Carpio Muñoz,  "Un siglo de esfuerzo, historia de la Cámara de Comercio de Arequipa".