La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

Jorge Alberto Llosa y Llosa

Nació en Arequipa el 23 de abril de 1879. Luego de sus estudios primarios y secundarios, ayudando a su hermano Gustavo que era propietario de la Compañía de Teléfonos de Arequipa y Mollendo, un tiempo trabajó de telefonista. Después ingresó a trabajar en la sección contabilidad de la Empresa de los Ferrocarriles, llegando a desempeñarse como Cajero. Finalmente, en 1923 fue contratado por el Banco Italiano y se desempeñó como Gerente de la Sucursal de Arequipa de esa entidad bancaria por el dilatado tiempo de cuarenta años. Bajo su administración se produjo el cambio de denominación del Banco Italiano por la de Banco de Crédito.

En 1904 contrajo matrimonio con María García Ureta, con quien tuvo nueve hijos, uno de los cuales -Alberto- llegó a ser Presidente de la Cámara de Comercio .

Por su dinamismo, eficiencia y sociabilidad llegó a ser Director de la Beneficencia Pública, Presidente del Directorio del Tranvía Eléctrico de Arequipa, Presidente del Club de Arequipa y Presidente del Directorio de la empresa telefónica de Arequipa en dos de sus etapas: cuando su hermano Gustavo era el accionista principal y la empresa se llamaba Compañía de Teléfonos de Arequipa y Mollendo; y cuando la Ericson se convirtió en la accionista mayoritaria y la empresa se denominó: Sociedad Telefónica de Arequipa.

Como varios de los cultos empresarios de las primeras décadas de este siglo, junto con artistas e intelectuales, integró La Pacpaquería, el célebre Ateneo arequipeño que fuera creado por el buen hombre y querido maestro: Juan Manuel Polar.

Jorge Alberto Llosa y Llosa, como representante del Banco Italiano (Crédito) integró la Cámara y fue -por veintidós años (1923 a 1945)- miembro del Consejo de Administración en diversos cargos. Fue Vice-Presidente de la Cámara entre 1924 y 1931, y en 1944 y 1945; es decir, por diez años. Pero su mérito principal para con la Institución hoy centenaria, no radica en su contribución de largo aliento que acabo de precisar, sino en el fugaz y por donde se lo examine revitalizador momento en que desempeñó la Presidencia provisional de la Cámara, entre mediados de febrero y el 15 de junio de 1931. En esas pocas semanas, en que la Cámara vivió la peor crisis institucional de su historia que ya hemos examinado, don Jorge Alberto -secundado por T.L. Black- wood y Guillermo Neugebauer- dio un adecuado "golpe de timón", al propiciar la reforma de la Institución, que sacó a la nave de las tormentosas aguas que pudieron hacerla naufragar. Por esta actuación puntual, en momento tan dramático, la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa debe atributar su reconocimiento institucional a Jor-ge Alberto Llosa y Llosa, colocando su retrato en la Galería de Ex-Presidentes; pues en aquella oportunidad, don Jorge Alberto actuó como Presidente Provisional.
Jorge Alberto Llosa y Llosa falleció, en Arequipa, el año de 1952.

Fuentes:
  • Juan Guillermo Carpio Muñoz,  "Un siglo de esfuerzo, historia de la Cámara de Comercio de Arequipa".