La ciudad de Arequipa, cuna de grandes hombres en todos los campos del saber, las armas, la religión y el arte han engrandecido a nuestra patria.

Por favor, al usar la información, citar la autoría de todos los textos, fotografías, artículos etc. impresos o digitalizados.

José Segundo Osorio Delgado

Nació en Arequipa el 1° de junio de 1860. Estudió en los Colegios Bailly, Pórcel e Independencia Americana y, luego, en la Universidad San Agustín. Paralelamente a sus estudios secundarios y superiores, aprendió varios idiomas: francés, inglés, alemán, latín, griego, esperanto. A los veintidós años de edad (1882) obtuvo el título de Abogado. Trabajó como oficial Archivero del Ministerio de Gobierno, como Interventor de Correos, como Profesor de idiomas, ciencias naturales y ciencias sociales en el Colegio Independencia y otros colegios de Arequipa, además de la atención de su estudio de abogado.

A los pocos meses de fundada la Cámara, fue nombrado su primer secretario. El joven abogado encontró en la Cámara un laboratorio para sus prácticas y para su especialización en Derecho Comercial, en Finanzas y Economía Política. Conforme se fueron ampliando las labores de la Cámara, fueron aumentando la entrega y madurez de su Abogado-Secretario. En la Universidad San Agustín se graduó de Doctor en Juris¬prudencia (1897) con la tesis: "Intervención de los poderes públicos en las cuestiones monetarias"; y de Doctor en Ciencias Políticas y Administrativas (1902) con la tesis: "Relaciones de la Sociología i Biología". En la Universidad de San Marcos se graduó de Doctor en Ciencias Naturales (1903) con la tesis: "La región mineral de Quequeña". Fue catedrático en la Universidad San Agustín de Historia Natural, Mineralogía, Paleontología y Geografía.

Fue uno de los fundadores de la Asociación Patriótica y uno de los gestores más consecuentes del movimiento liberal independiente arequipeño, que batalló por el cambio y la justicia social en los albores del siglo XX. Como otros liberal independientes (Mariano Lino Urquieta, Francisco Mostajo Miranda, Francisco Chuquihuanca Ayulo, Modesto Málaga, Juan de Dios Sardón, etc.) fue anticlerical, en una época en que la jerarquía eclesiástica dominaba la sociedad arequipeña e impedía su cambio. En 1919 se sintió convocado por el llamado de Leguía a "La Patria Nueva" y fue electo Senador por Arequipa. En el Senado, Osorio tuvo una actuación tan independiente, que llegó a ser el principal opositor al proyecto leguiísta de compensar con treinta millones a la Peruvian Corporation por el saldo de extracción guanera. El proyecto oficial se retiró, pero, al poco tiempo, Leguía ordenó el apresamiento de Osorio en la isla San Lorenzo y, después, lo hizo desterrar.

Fueron incontables y sostenidos los trabajos que realizó José Segundo Osorio Delgado en la Cámara de Comercio de Arequipa: estudio de casos y elaboración de dictámenes que le eran encargados por el Consejo de Administración o la Junta General; orientación jurídica a los asociados; estudio de las disposiciones gubernamentales y municipales concernientes a la actividad comercial, industrial y agrícola; preparación de despacho y asesoría a los presidentes; asistencia a todas las sesiones de Consejo de Administración y Junta General y la redacción de las actas correspondientes; elaboración de informes, estadísticas, memoriales, oficios, citaciones. Incluso cuando tuvo que ausentarse para desempeñar el cargo de Senador, sin romper el vínculo laboral pues la Cámara le concedió licencia con goce de haber, trabajó también para la Cámara haciendo variadas gestiones ante los más altos gobernantes de la República y ante las cámaras de Lima y Callao. 

Después de cuarenta y dos años ininterrumpidos de trabajo en la Secretaría de la Cámara! en 1930 contrajo una grave enfermedad que le afectó la visión. Con la licencia pertinente viajó a Lima para tratarse de la afección, hasta que una "fatal intervención quirúrgica" (según declararía años después) le produjo una ceguera absoluta y definitiva. Cuando la invalidez se consideró irreversible, retornó a Arequipa y, aún ciego, siguió trabajando para la Cámara aunque, obviamente ya no en las tareas propias de la Secretaría que estaban a cargo de J. Enrique Osorio, en calidad de Pro-Secretario. Por el año de 1933 las actas de la institución lo comienzan a mencionar indistintamente como Secretario y como Asesor Jurídico, hasta que en enero de 1936, a su pedido, concluye su vínculo laboral con la Cámara, después de ¡cuarenta y ocho años! de haberlo entablado. El Consejo de Administración, en sesión del 15 de enero de 1936, además de otorgarle una compensación de dos mil quinientos soles por el prolongado tiempo en que gozó de sus servicios, acordó declarar: "Que la Cámara de Comercio, lamentando el retiro voluntario del doctor Osorio y teniendo en cuenta su valioso aporte y su reconocido cariño a la Institución, resuelve considerarlo como Asesor Jurídico, con el carácter de honorario, sin que esto signifique ninguna obligación para el citado profesional, a quien la Cámara desea conservar en su seno, con este carácter honorario, como un acto justiciero y de reconocimiento".

El Asesor Jurídico Honorario brindó también su experimentado consejo, pidió con anticipación se programe la celebración de las Bodas de Oro institucionales y, es decir, nunca pudo retirarse de la Cámara. Mucho de lo que estudió, propuso y escribió José Segundo Osorio Delgado para la Institución se ha extraviado en sus circunstancias; pero la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, hoy centenaria, no puede considerar efímeros sus prolongados esfuerzos.

A los ochenta y ocho años de edad, falleció José Segundo Osorio Delgado, en la ciudad de Arequipa, el 18 de julio de 1948.